publicidad
Durante los últimos meses, Vaclav Havel pasaba la mayor parte del tiempo en su casa de campo, situada a 150 km de Praga, luego de haber sido hospitalizado en marzo por una neumonía grave.

Murió el ex presidente checho Vaclav Havel

Murió el ex presidente checho Vaclav Havel

El ex presidente checo Vaclav Havel, que durante largo tiempo estuvo alejado de la vida pública por enfermedad, falleció el domingo.

Durante los últimos meses, Vaclav Havel pasaba la mayor parte del tiempo...
Durante los últimos meses, Vaclav Havel pasaba la mayor parte del tiempo en su casa de campo, situada a 150 km de Praga, luego de haber sido hospitalizado en marzo por una neumonía grave.

El héroe de la "Revolución de terciopelo" padecía cáncer de pulmón

PRAGA - El ex presidente checo Vaclav Havel, que durante largo tiempo estuvo alejado de la vida pública por enfermedad, falleció el domingo de madrugada a los 75 años, anunció su oficina.

El artífice de la "Revolución de terciopelo" anticomunista de 1989, jefe del Estado checoslovaco y luego checo entre 1989 y 2003, murió mientras dormía, según su portavoz, Sabina Tancevova.

Una neumonía mal atendida en la cárcel y un cáncer de pulmón le ocasionaron numerosos problemas de salud. Havel pasó cinco años en prisión durante la era comunista, antes de 1989.

Havel fue operado en diciembre de 1996 de un cáncer del pulmón derecho. Además de una bronquitis crónica, a menudo sufrió problemas cardíacos e intestinales.

publicidad

Graves complicaciones

Durante los últimos meses, Havel pasaba la mayor parte del tiempo en su casa de campo, situada a 150 km de Praga, luego de haber sido hospitalizado en marzo por una neumonía grave.

Esta enfermedad fue acompañada por diversas complicaciones, incluyendo "la pérdida del equilibrio, el debilitamiento de la memoria y el adelgazamiento", explicó Havel en una entrevista.

El sábado de la semana pasada, Havel se reunió en Praga con el Dalai Lama, jefe espiritual de los budistas tibetanos, antes de regresar a su casa de campo.

La "Revolución de terciopelo"

Icono de la disidencia anticomunista, símbolo de la renovación democrática en Europa del Este, el ex presidente Havel encarnó la "Revolución de Terciopelo" de 1989 que puso fin sin violencia al régimen totalitario de Praga.

Primer presidente de la Checoslovaquia postcomunista (1989-1992) y luego de la República Checa (1993-2003), encabezó la democratización de su país, su ingreso en la OTAN (1999) y los preparativos para adherirse a la UE en 2004.

Tras el fin de su mandato en febrero de 2003, pese a su salud quebradiza, el dramaturgo y exdisidente anticomunista de la Carta 77 se dedicó a luchar por los derechos humanos en Cuba, Belarús, Birmania o Rusia.

Regresó también a las letras con la publicación en 2006 de sus memorias políticas y de una obra de teatro, "A punto de partir", en 2008, que es también el título de su primera película estrenada en Praga el 14 de marzo pasado.

Breve biografía

Nacido el 5 de octubre de 1936 en Praga en una familia propietaria de estudios de cine y decenas de edificios en la capital, Havel fue privado de estudios por el régimen comunista en nombre de la lucha antiburguesa. Se lanzó entonces en el ámbito teatral, primero como maquinista y luego como autor del teatro del absurdo.

Se negó a exiliarse y después de la ocupación soviética en 1968 entró en disidencia para redactar el manifiesto Carta 77, vibrante defensa política de los derechos humanos. Su compromiso lo llevó a purgar cuatro años de cárcel, donde escribió sus famosas Cartas a Olga, su primera esposa.

Electo a la magistratura suprema el 29 de diciembre de 1989, vivió como un fracaso la división de Checoslovaquia, tres años más tarde.

Tras la muerte de Olga, en 1996, se casó rápidamente con Dagmar Veskrnova, una actriz veinte años más joven que él.

Salud delicada

Vaclav Havel tenía una precaria salud debido a neumonías contraídas en las mazmorras comunistas y su pasado de gran fumador.

Estuvo a punto de morir en varias ocasiones: en diciembre de 1996 fue operado de un cáncer del pulmón derecho, en abril de 1998 pasó de nuevo por el quirófano en Austria por una perforación intestinal y en agosto de ese mismo año sufrió un ataque cardiaco.

El de 8 marzo pasado, fue hospitalizado de nuevo en Praga, por graves trastornos respiratorios, quince días antes del estreno de su película "A punto de partir", basada en su última obra teatral.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad