publicidad
El conservador Mariano Rajoy fue electo como nuevo Presidente del Gobierno Español. Sustituirá al socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Mariano Rajoy fue elegido presidente del gobierno español

Mariano Rajoy fue elegido presidente del gobierno español

Los diputados eligieron presidente del gobierno español al conservador Mariano Rajoy, quien asumirá el miércoles.

El conservador Mariano Rajoy fue electo como nuevo Presidente del Gobier...
El conservador Mariano Rajoy fue electo como nuevo Presidente del Gobierno Español. Sustituirá al socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

España es un país clave que quiere participar en la toma de decisiones en Europa

MADRID - Los diputados eligieron el martes presidente del gobierno español al conservador Mariano Rajoy, que debe asumir sus funciones el miércoles para poner en marcha rápidamente un nuevo plan de austeridad y reformas tendentes a tranquilizar a los mercados.

Mariano Rajoy, de 56 años, fue elegido como se esperaba por 187 votos en un total de 350 diputados, tras la amplia victoria de su formación, el Partido Popular, en las elecciones del 20 de noviembre pasado, y prestará juramento el miércoles ante el rey Juan Carlos.

Un total de 149 diputados, entre los cuales los del Partido Socialista, en el poder desde 2004, votaron en contra y 14 se abstuvieron.

publicidad

Severos ajustes

Durante el debate de investidura en el Parlamento, el futuro presidente del gobierno anunció el lunes recortes de al menos 16,500 millones de euros para 2012 en el sector público para intentar paliar el déficit del país.

Los detalles de su programa eran muy esperados en los mercados, después que España registrara en los últimos meses varios episodios de turbulencias ante los inversores, en plena crisis de la deuda de la Eurozona.

El país asiste a un crecimiento nulo, que amenaza con transformarse en recesión a inicios del 2012, y el nuevo gobierno se fijó como prioridad la reducción de su déficit público.

Futuro incierto

El objetivo de una reducción del déficit al 6% del PIB en 2011, después del 9,3% en 2010, podría no ser alcanzado, advirtió el nuevo presidente español.

Una vez que asuma los poderes el nuevo gobierno, el jueves, el Consejo de ministros del 30 de diciembre deberá aprobar las primeras medidas de urgencia.

España es un país clave que quiere participar en la toma de decisiones en Europa y hará cuanto sea necesario para que, conjugando reformas y rigor, salga fortalecida de esta crisis, había anunciado Rajoy la semana pasada.

Según fuentes del Partido Popular (PP), Rajoy apoya la propuesta de Francia y Alemania, aunque siempre es posible incluir matices, basada en una "regla de oro" que impediría que el déficit de los países de la Eurozona supere el 3% de su PIB mediante una reforma de los tratados europeos.

Radiografía

Y al igual que ellos -añaden las fuentes- Rajoy es partidario de un Banco Central Europeo (BCE) completamente independiente. También coincide en que los eurobonos no son para hoy, sino que podrían constituir el final de un proceso que necesita consolidación fiscal por encima de todo.

En cambio quiere un instrumento que permita que los vaivenes de la deuda soberana vayan desapareciendo y garantice que los países que cumplen con el rigor no caerán nunca en suspensión de pagos, añaden las fuentes.

España tiene la intención de estar en la toma de decisiones en Europa, con voz propia, diciendo lo que tenga que decir, añadieron fuentes del PP en Marsella, la localidad francesa donde el Partido Popular Europeo (PPE) ha clausurado este jueves un congreso.

Según las mismas fuentes, como quinta mayor economía de la Unión Europea (UE) y cuarta de la eurozona, España quiere participar activamente.

Medidas de emergencia

En un discurso pronunciado la semana pasada, Rajoy consideró necesario "sin más dilación, poner en marcha todos los medios y recursos disponibles para contener la hemorragia de la deuda soberana".

Pero esto "requiere de un entorno de seguridad y de una mayor disciplina que eviten la irresponsabilidad presupuestaria. Pues adelante, hagámoslo".

Y si hace falta modificar los tratados, Rajoy responderá presente: "Necesitamos un mayor rigor presupuestario y establecer controles adicionales para evitar que una crisis como esta se vuelva a repetir. Hagámoslo. Y si para todo ello necesitamos modificar tratados, modifiquémoslos".

publicidad

Consolidación fiscal, reforma y flexibilización del mercado laboral y reestructuración del sistema financiero para restablecer el crédito son las tres grandes líneas de actuación del próximo gobierno, advirtió Rajoy poco después de las elecciones de noviembre.

De puertas para adentro, el gobierno de Rajoy se propone cumplir con el déficit de 4,4% del PIB para 2012, aunque reconoce que está supeditado al crecimiento, motivo por el cual éste será su objetivo número dos.

Estos proyectos cuentan con el visto bueno de Estados Unidos. Así se lo ha hecho saber el miércoles el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad