publicidad
Mahmud Ahmadinejad planea visitar varios países de América Latina para mejorar sus relaciones.

Mahmud Ahmadinejad llegó a Venezuela

Mahmud Ahmadinejad llegó a Venezuela

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, arribó este domingo a Venezuela en el inicio de una gira por la región que incluye Nicaragua, Cuba y Ecuador.

Mahmud Ahmadinejad planea visitar varios países de América Latina para m...
Mahmud Ahmadinejad planea visitar varios países de América Latina para mejorar sus relaciones.

Indignación por parte de Estados Unidos

TEHERÁN - El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, arribó este domingo a Venezuela en el inicio de una gira por la región que incluye Nicaragua, Cuba y Ecuador.

La visita se da en medio de una gran expectativa debido a las presiones que enfrenta Teherán por el endurecimiento del bloqueo de Occidente a la producción petrolera iraní a causa de su programa nuclear y las recientes tensiones que han surgido entre Estados Unidos e Irán por el paso por el Estrecho de Ormuz.

Ahmadinejad llegó pasadas las 18:30 horas (23:00 GMT) al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, donde fue recibido por el vicepresidente Elías Jaua, según imágenes que difundió la televisora estatal.

publicidad

El presidente Hugo Chávez le restó importancia el domingo a las críticas que han surgido desde Washington en torno a la visita que realiza Ahmadinejad a sus cuatro aliados latinoamericanos y dijo, durante su programa radiotelevisado "Aló Presidente", que "el imperio yanqui, lo que da, es risa".

El gobernante negó que desde Venezuela, Cuba y Nicaragua se estén preparando ataques contra Estados Unidos, y dijo que "ni se les ocurra (a los estadounidenses) venirse a meter aquí o en el continente, este es otro mundo ya".

Sobre la agenda que cumplirá Ahmadinejad en su quinta visita al país sudamericano, Chávez dijo que "mañana tenemos trabajo todo el día, revisando convenios de cooperación. Nosotros no somos amenaza para nadie. Sólo tenemos derechos y somos soberanos".

De gira por América Latina

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad partió el domingo de Teherán para iniciar una gira de cinco días por Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador con la finalidad de fortalecer los vínculos entre Irán y esas naciones, provocando la indignación de Estados Unidos.

"Nuestras relaciones con los países de América Latina son muy buenas y se desarrollan. La cultura de los pueblos de esa región y sus exigencias históricas se asemejan a las demandas del pueblo iraní. Se trata de pueblos que tienen un pensamiento anticolonialista, es por eso que ellos resisten ante el régimen de la opresión", declaró Ahmadinejad refiriéndose a Estados Unidos, antes de viajar a Venezuela.

"América Latina era una región que el régimen de la opresión consideraba como su patio trasero y donde pensaba que podía hacer lo que quería, pero actualmente los pueblos de esas regiones se han despertado y actúan en forma independiente", agregó.

"En estos cuatro países, vamos a discutir sobre cuestiones regionales e internacionales y de la voluntad del régimen de la dominación de intervenir en los asuntos de los otros países y de su presencia militar" en todo el mundo, añadió el presidente iraní en referencia a Estados Unidos.

La presencia del líder iraní en la región "donde posiblemente visite, además, Perú y Guatemala-, quizá haga que Estados Unidos centre más su atención en América Latina, agregó La Nación, en su comentario editorial titulado “La tournée de Ahmadineyad”.

El desafío a Estados Unidos “pareciera ser el peligroso juego en que ahora anda Ahmadineyad, levantando sus puños en las barbas mismas del Tío Sam”, señaló el diario.

El gobierno encabezado por el líder iraní mantiene “relaciones (...) con el submundo del terrorismo global”, planteó.

“En el campo regional (de Medio Oriente), la Guardia Revolucionaria y sus brazos armados, que actúan directamente bajo el mando del líder supremo”, señaló.

publicidad

“Han venido realizando ejercicios bélicos navales en el estrecho de Ormuz, vía crítica para el comercio petrolero mundial”, agregó.

“Los vociferantes jefes de la Marina han declarado a Ormuz parte del espacio náutico iraní y demandan que Estados Unidos y sus aliados pidan permiso para transitar por ahí”, relató el periódico.

“Desde luego, se trata de aguas internacionales, y el Oeste asegura que se mantendrán libres”, indicó.

“El ruido que el presente periplo de Ahmadineyad está ocasionando en Washington, quizás logre sacudir la modorra hacia América Latina que, hasta el momento, ha evidenciado la Administración de (el presidente estadunidense) Barack Obama”, expresó.

La atención del gobierno de Estados Unidos “permanece fija en otras regiones, no la nuestra”, según el matutino.

Venezuela, la primera parada

El viernes pasado, Washington pidió a los países de América Latina que "no profundicen sus vínculos" con el presidente iraní, mientras aumenta la presión para convencer a Irán de renunciar a su controvertido programa nuclear.

"Conforme el régimen (iraní) se siente más y más presionado, busca desesperadamente amigos y viaja frenéticamente a lugares interesantes para encontrar nuevas amistades", declaró la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, al ser interrogada sobre la visita de Ahmadinejad a la región.

publicidad

"Estamos dejando absolutamente claro a los países de todo el mundo que no es el momento de profundizar los vínculos, ni los de seguridad ni los económicos, con Irán", afirmó Nuland ante la prensa.

Estos cuatro países, hostiles a Estados Unidos, se acercaron en los últimos años a Irán, especialmente Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez visitó Teherán en nueve oportunidades en los 13 años que lleva en la jefatura del Estado.

Antes de viajar a Venezuela, primera parada de su gira latinoamericana, Ahmadinejad calificó a Chávez de "héroe de la lucha contra la opresión" que actúa para que "cese la dependencia política y económica de toda América Latina" con respecto a Estados Unidos.

Ahmadinejad también saludó "al pueblo revolucionario de Nicaragua (cuya) revolución es gemela de la revolución iraní".

El presidente iraní anunció que durante su gira inaugurará varios proyectos y firmará nuevos contratos con cada uno de los países que visitará.

Por ello, Ahmadinejad está acompañado en su viaje por una fuerte delegación ministerial: Ali Akbar Salehi (Relaciones Exteriores), Shamsedin Hoseini (Economía), Mehdi Ghazanfari (Industria, comercio y minas) y Majid Namju (Energía).

El gobierno norteamericano ha manifestado en repetidas ocasiones su preocupación ante el fortalecimiento de los vínculos entre Irán y los países latinoamericanos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad