publicidad
Los nuevos reyes de España se reunirán este lunes con el Papa en su primer viaje oficial al extranjero.

Los reyes España se reúnen con el Papa en primer su viaje oficial al extranjero

Los reyes España se reúnen con el Papa en primer su viaje oficial al extranjero

Los nuevos reyes de España se reúnen este lunes con el Papa en su primer viaje oficial al extranjero.

Los nuevos reyes de España se reunirán este lunes con el Papa en su prim...
Los nuevos reyes de España se reunirán este lunes con el Papa en su primer viaje oficial al extranjero.

En las próximas semanas visitarán Portugal, Marruecos y Francia

publicidad

El rey Felipe VI y la reina Letizia viajaron este lunes al Vaticano, donde los recibió el papa Francisco en una audiencia privada que fue la primera cita de la agenda internacional desde la proclamación del monarca español.

El papa Francisco los recibió con una cordial bienvenida, en la que no faltaron las bromas, y Felipe VI se despidió del pontífice "con la esperanza de verle en España", tras explicarle que el relevo en la Corona ha sido "muy intenso", pero lo ha vivido "tranquilo".

Los reyes de España ya tuvieron ocasión de reunirse con el papa Bergoglio hace un año y tres meses cuando, como príncipes de Asturias, le saludaron al comienzo de su pontificado.

Opina sobre esta nota en nuestros foros

Antes de entrar en la biblioteca privada del papa para esta reunión, que duró unos 40 minutos, don Felipe se dirigió al papa para preguntarle, sonriente, "¿Los monaguillos delante?", en alusión a la reciente visita al Vaticano de los reyes Juan Carlos y Sofía, cuando el pontífice, con esta expresión, les invitó a pasar antes que él.

Especial:  Nacido para ser rey

"Así es, ¿se lo contó su padre?", contestó, divertido, el papa, antes de ceder el paso a Felipe VI y la reina Letizia para dar inicio al encuentro, a solas con ambos, en la biblioteca privada.

 

España tiene un nuevo monarca: el rey Felipe VI Univision

Para esta audiencia con el papa, don Felipe acudió a la Santa Sede con traje y corbata azul oscuro, mientras que doña Letizia vestía un traje de chaqueta blanco -color reservado en estas ocasiones a las reinas católicas- y no llevaba mantilla.

El papa y don Felipe se mostraron muy sonrientes en las palabras que intercambiaron tanto al inicio como al término de la reunión, momento en que el Rey se despidió de él "con la esperanza de verle en España" y el pontífice se dirigió además a la reina Letizia para decirla: "Con la esperanza de volver a verla pronto".

Fotos: Imágenes de las protestas masivas en España exigiendo un referéndum

En el habitual intercambio de regalos, los Reyes entregaron al papa un facsímil del "Oráculo manual y arte de prudencia" del jesuita Baltasar Gracián, que reproduce el original adquirido por un ilustre gracianista argentino, Jorge Furt, un pequeño volumen que don Felipe hojeó ante el pontífice, al tiempo que le explicaba cómo el original se encuentra en la Pampa argentina.

Fotos:  Imágenes de los mejores momentos de la proclamación de Felipe VI

Por su parte, el papa obsequió a sus invitados con un medallón de bronce que reproduce el diseño inicial de la basílica de San Pedro -que, a diferencia del definitivo, contaba con una columnata cerrada en torno a la plaza-, así como con un ejemplar de su exhortación apostólica "Evangelis Gaudium".

Tras la audiencia, los Reyes mantuvieron un encuentro de 35 minutos con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, en el que trataron diversos asuntos sociales, entre ellos el desempleo y la situación de los jóvenes en España, así como cuestiones relacionadas con la evolución de Iberoamérica.

Según informaron fuentes de la Casa del Rey, don Felipe comentó con Parolin que, en la audiencia con el papa, había reiterado la invitación para que el pontífice visite España con ocasión del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, un viaje fácil de llevar a cabo, porque "puede ser cuestión de horas", según subrayó el Rey ante el secretario de Estado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad