publicidad

Llegaron los 'Marcianos' de un vuelo simulado a Marte

Llegaron los 'Marcianos' de un vuelo simulado a Marte

Seis científicos cuatro rusos, un alemán y un francés terminaron 105 días de un simulacro de un eventual viaje tripulado a Marte.

"Viaje" de 105 días

MOSCU  - Seis científicos -cuatro rusos, un alemán y un francés- terminaron el martes de pasar 105 días confinados en una cápsula de metal como parte de un simulacro de un eventual viaje tripulado a Marte, según reportó la agencia AP.Serguei Ryazansky, capitán del equipo, dijo a reporteros al salir de la cápsula que lo más difícil fue saber que no estaban realizando el viaje de 276 millones de kilómetros (172 millones de millas) al planeta rojo, sino que estaban en un claustro metálico desprovisto de ventanas, casi totalmente incomunicados.

Los individuos, escogidos de entre 6,000 candidatos, recibieron 15,000 euros cada uno y estuvieron desde el 31 de marzo en la cápsula, ubicada en un instituto científico ruso no muy lejos del Kremlin. Durante todo este tiempo estuvieron prácticamente aislados del mundo exterior.

Sin TV ni Internet

No tenían televisión ni internet y su única comunicación con el exterior era la comunicación con los coordinadores del experimento, que también los vigilaban mediante cámaras de video. Cada comunicación con el mundo afuera tardaba 20 minutos, para simular lo que ocurre durante un vuelo espacial.

Cada tripulante tenía su cabina privada, y cada compartimiento tenía su compuerta parecida a la de los submarinos.

Las paredes eran de madera falsa, tal como eran las naves espaciales soviéticas de los años 1970, la época en que fue construida la estructura inicialmente para experimentos de la industria espacial.

publicidad

Aunque los directivos del Instituto de Problemas Médicos y Biológicos alabaron el experimento como un rotundo éxito y prometieron realizar un simulacro de 500 días en el futuro, algunos veteranos del programa espacial ruso se expresaron escépticos.

Contra la monotonía

Un cosmonatuta dijo en una entrevista concedida al corresponsal del diario español El Mundo en Moscú, que lo más difícil durante el asilamiento fue la monotonía.

"La monotonía del trabajo constante", declaró Oleg Artiomov, de 37 años y piloto de pruebas del consorcio espacial Energuia.

Otro miembro de la tripulación, el médico Alexei Shpakov, dijo a El Mundo que lo más difícil para él fue saber que la misión "no era un vuelo real".

Por su parte, el voluntario alemán, Oliver Knickel (seleccionado por la Agencia Espacial Europea), dice que "las diferencias de mentalidad" derivadas de las distintas nacionalidades de los voluntarios "no supusieron ningún obstáculo".

Los voluntarios del experimento están en perfectas condiciones y todo se desarrolló según el plan acordado (con simulaciones de averías incluidas).

Interpelados por la ausencia de mujeres en el equipo, los jefes de la misión (financiada en su mayor parte por la Agencia Espacial Rusa) afirman que la selección de voluntarios se hizo sin afán discriminador, y que seguramente habrá mujeres en la segunda fase del experimento 'Mars 500', que consistirá en el encierro de seis voluntarios durante 520 días.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad