publicidad
Natascha Kampusch escribió un libro sobre su horrenda experiencia.

Joven narra sobre el horror de vivir ocho años secuestrada en un sótano

Joven narra sobre el horror de vivir ocho años secuestrada en un sótano

Joven narra sobre el horror de vivir ocho años secuestrada en un sótano

Natascha Kampusch escribió un libro sobre su horrenda experiencia.
Natascha Kampusch escribió un libro sobre su horrenda experiencia.

"¿Vas a abusar de mí?"

VIENA, Austria - Son 284 páginas en las que Natascha Kampusch narra la violencia, los abusos y las humillaciones a las que afirma la sometió su captor durante los ocho años que duró su secuestro. El libro será presentado esta semana al público austríaco en Viena y se distribuirá también en España y Latinoamérica.

"Abandonaba mi cuerpo y veía desde muy lejos lo que se hacía conmigo". Así explica la mujer austríaca, de 22 años, su actitud durante los episodios de violencia a que fue sometida durante los 3,096 días que duró su secuestro.

Justo esa cifra es el nombre de la autobiografía que mañana saldrá a la venta en Viena, pese a que la fecha oficial de publicación es el día 8 de septiembre.

publicidad

El libro, por el que algunos medios especulan que Kampusch ha cobrado 1.2 millones de euros, hace un repaso a su infancia, su secuestro cuando tenía 10 años, sus años de encierro y su fuga.

El jueves, la propia autora presentará su obra y leerá algunos pasajes en una librería de la capital austríaca, un acto que ha levantado una enorme expectación.

Hoy, los medios austríacos revelan varios pasajes de la obra, en la que Kampusch habla abiertamente de la mala relación y el divorcio de sus padres, de los maltratos que sufrió de niña y de cómo se refugió en la comida y el consumo de televisión.

Del día de su secuestro, en marzo de 1998, cuando tenía 10 años, Kampusch rememora que le preguntó al autor: "¿Vas a abusar de mí?", ante lo que el secuestrador dijo: "Eres demasiado joven para eso".

Kampusch explica que su secuestrador, Wolfgang Priklopil, afirmó que su intención era entregarla a "los otros" y luego desentenderse, una afirmación que reabre la especulación, descartada por la investigación oficial, de que hubiera más implicados en el caso.

Sobre su primera noche de encierro en el sótano de su captor en una casa de las afueras de Viena, Kampusch recuerda cómo perdió el sentido del tiempo y explica que su raptor le dio un delgado colchón y la misma manta en la que la envolvió al secuestrarla.

"Era frío, húmedo, repugnante", describe las condiciones de vida en el sótano.

Sus intentos de alertar a la Policía fueron respondidos con violencia por parte de Priklopil. "Me agarraba brutalmente, me estrangulaba y me pegaba", narra Kampusch.

En una entrevista que publica hoy el diario "Kurier", la joven se refiere al pasaje del libro que cuenta la "humillación" y cómo Priklopil la trató "casi como una leprosa" cuando tuvo su primera menstruación.

También le hizo pasar hambre. "Quería impedir que me desarrollara como adulta. Era paranoide, enfermo, pobre. De lo contrario, no habría necesitado secuestrar a una niña", cuenta Kampusch de su secuestrador, que se suicidó la noche que la joven logró fugarse en agosto de 2006.

Está previsto que la obra, de la que se imprimirán en una primera edición unos 50,000 ejemplares, se publique también en español para España y Latinoamérica.

Wolfgang Brunner, agente y portavoz de Kampusch, confirmó a Efe su "absoluto" interés en distribuir la obra en el mundo de habla hispana y anunció que las negociaciones con editoriales españolas comenzarán una vez que el libro haya sido publicado en Alemania, Reino Unido y Holanda.

Brunner también quiso mandar los saludos de Kampusch al público español y latinoamericano e insistió en que la joven quiere visitar de nuevo España.

publicidad

"La señora Kampusch tiene ilusión por visitar de nuevo su hermoso país. Tiene buenos recuerdos de su viaje a Barcelona", explicó Brunner, en referencia al que hizo a la ciudad española que hizo en agosto de 2007, cuando se cumplió el primer aniversario de su fuga.

Además, Brunner transmitió los saludos de su representada "a todos los españoles y latinoamericanos que siguieron su suerte con gran interés".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad