publicidad

Incendios forestales fuera de control asolan Grecia

Incendios forestales fuera de control asolan Grecia

Centenares de bomberos, apoyados por medios aéreos europeos, se esfuerzan por controlar incendios forestales en Grecia.

En cuatro frentes

ATENAS - Centenares de bomberos griegos, apoyados por medios aéreos europeos, se esforzaban el lunes por controlar los incendios forestales que llevan tres días arrasando la región de Atenas y donde algunos vecinos han tenido que huir de sus viviendas amenazadas por las llamas.

Los bomberos griegos mantenían durante la mañana la lucha en cuatro frentes en el noreste de Ática, en las regiones habitadas de Marathon, de Nea Makri, de Ekali y de Daou y Pikermi a los pies del monte Pentélicos, última barrera antes de llegar a Atenas, informaron fuentes de los bomberos.

En Daou Penteli se han desplegado grandes medios para tratar de salvar el monasterio histórico de Pantocrator. En Pikermi, cubierto de humo, las llamas acechaban las viviendas, pero los habitantes se enfrentaban a la amenaza con sangre fría, según un periodista de la AFP.

"Los fuegos siguen con una intensidad menor a la de los días anteriores", afirmó en conferencia de prensa a última hora de la mañana del lunes el portavoz de los bomberos, Yannis Kapakis.

Cientos de bomberos

El fuego fue controlado en la región de Agios Stefanos, al norte de la capital.

Más de 500 hombres, 42 de ellos chipriotas, y 132 vehículos fueron movilizados, así como un centenar de camiones cisternas de las municipalidades o del ejército. Trecientos soldados también fueron desplegados en las zonas afectadas.

publicidad

Los bomberos cuentan también con la ayuda de 16 avionetas antiincendios y tres helicópteros, indicó Kapakis.

Tras un llamamiento a la comunidad internacional de Grecia, dos avionetas italianas, una francesa y un helicóptero chipriota participan en las operaciones. Otros tres aparatos franceses se sumarán durante el día a los esfuerzos de los bomberos.

Austria también enviará el lunes seis avionetas y un helicóptero antiincendios.

La Protección Civil de Grecia también pidió asistencia al servicio europeo SAFER de respuesta a las emergencias y catástrofes naturales. Este servicio, puesto en funcionamiento a principios de año, entrega mapas elaborados a partir de imágenes satélites para mostrar la evolución de la situación sobre el terreno y cuantificar los daños.

Nuevos siniestros

Otros incendios forestales arrasan Boetia, al noroeste de la capital, en la región de Porto Germanos donde seis helicópteros han sido movilizados, y en la región de Karystos, en el sur de la isla de Eubea (noreste de Atenas), donde estaban desplegados cuatro Canadair.

Un incendio seguía activo en dos frentes en la isla de Zante (oeste) y otros dos fuegos están a punto de ser controlados en la isla de Skyros en el mar Egeo y en Achaie (oeste de Peloponesia), añadió Kapakis.

Entre el domingo por la mañana y el lunes por la mañana, se registraron unos 67 incendios o inicios de incendios en el conjunto del país, declaró.

El trabajo de los bomberos se ve dificultado por los violentos vientos de fuerza 7 en la escala de Beaufort (entre 50 y 60km/h).

Zonas arrasadas

Más de 15,000 hectáreas de bosques ardieron desde el sábado por la mañana en Ática, según las autoridades regionales.

El delegado del gobierno en Atenas, Yannis Sgouros, deploró en la radio la "indescriptible catástrofe ecológica".

Estos incendios se anuncian como los más graves desde los de agosto de 2007, que dejaron 77 muertos y destruyeron más de 250,000 hectáreas, principalmente en Peloponesia y en la isla de Eubea.

La prensa subrayaba el lunes que las autoridades "no había aprendido las lecciones del pasado" y que "no habían tomado las medidas elementales de prevención".

Eleftherotypia revelaba por ejemplo que "no se crearon los pasillos antifuego, no se limpiaron los bosques y no se arrancaron las malezas".

Situación "difícil"

Pese a la enorme voracidad de los incendios, no ha habido hasta ahora daños personales.

"La situación continúa difícil y hacemos todos los esfuerzos necesarios para controlar los incendios", declaró al mediodía el portavoz de los bomberos en Atenas, Gianis Kapakis.

Un millar de bomberos y soldados libraban una batalla sin cuartel en la parte noreste de la prefectura de la capital helena y en especial en el punto de Pikermi, a unos 20 kilómetros de Atenas, asistidos sólo por 7 helicópteros.

publicidad

Las fuertes ráfagas de vientos de más de 60 kilómetros por hora impedían el despegue de los 12 aviones contra incendios disponibles en la zona del noroeste de Atenas.

Un hidroavión Canadair quedó de baja en la parte marítima de Skinias en Atenas, cuando se preparaba para recoger agua y está siendo remolcado, según las imágenes de los canales.

Negocio inmobiliario

La especulación inmobiliaria y la falta de una legislación clara que proteja las zonas afectadas están detrás de los fuertes incendios forestales que destruyen periódicamente Grecia y que, en los últimos días, han calcinado 18,000 hectáreas de bosque y amenazan ya con alcanzar Atenas.

Así lo criticaron el lunes los partidos políticos de la oposición y grupos ecologistas, que acusaron también al Gobierno conservador griego de la falta de previsión en la lucha contra el fuego.

"Los intereses inmobiliarios organizan los fuegos y las políticas de las últimas décadas llevan al desastre de los bosques y al aprovechamiento ilegal de los terrenos quemados", denunció el eurodiputado griego del partido Ecologista Verde, Mijalis Tremopulos, a la emisora Alpha.

Crece la duda

Esa denuncia fue también formulada por las autoridades locales de las zonas más afectadas por los incendios de los últimos días, en los alrededores de Atenas, y que aseguraron que los incendios son acciones intencionadas que sirven los intereses inmobiliarios.

publicidad

Según las estadísticas publicadas por el diario Kazimerini, el 49 por ciento de los incendios que se registran en Grecia son intencionados y otro 28 por ciento se debe a imprudencias.

Al respecto, Tremopulos reclamó que se aplique una política específica para proteger el medio ambiente.

La legislación actual prevé una moratoria durante la que está prohibido edificar en zonas calcinadas, aunque las lagunas en su aplicación suelen permitir la construcción de asentamientos ilegales, que luego son regularizados, en zonas antes ocupadas por bosques.

Lluvia de críticas

Respecto a la falta de previsión y de una sistema eficaz de respuesta contra los incendios, Nikos Papaconstantinos, portavoz del partido opositor Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), criticó "que la tragedia de 2007 no les ha enseñado nada" (al actual Gobierno).

En agosto de ese año, Grecia sufrió diez días de catastróficos incendios que dejaron 65 muertos, 6,000 damnificados y 180,000 hectáreas de bosques calcinadas.

También desde la oposición, el Partido Comunista y la Coalición de Izquierda (SYN) solicitaron mayor información por parte del Gobierno sobre las tareas de extinción de los fuegos.

Por su parte, un portavoz del grupo conservacionista del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF en inglés) aseguró que, "con un mejor plan de protección de incendios, se podrían haber limitado, pero esos planes son ya obsoletos por falta de mapas forestales".

publicidad

"En mayo 2008, presentamos un proyecto de protección forestal a todos los partidos, pero no hemos recibido aún una respuesta", añadió ese portavoz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad