publicidad
El socialista François Hollande disputará la presidencia a Nicolas Sarkozy el 6 de mayo.

Hollande y Sarkozy irán por la Presidencia de Francia

Hollande y Sarkozy irán por la Presidencia de Francia

De acuerdo a los primeros resultados preliminares, Francois Hollande y Nicolas Sarkozy irán a la segunda vuelta.

El socialista François Hollande disputará la presidencia a Nicolas Sarko...
El socialista François Hollande disputará la presidencia a Nicolas Sarkozy el 6 de mayo.

Definirán a los dos participantes de la segunda vuelta

El socialista François Hollande ganó el domingo la primera ronda de los comicios presidenciales en Francia y disputará la jefatura del Estado al presidente saliente, Nicolas Sarkozy, el 6 de mayo, según sondeos difundidos al cierre de los centros de votación recabados por la agencia Efe.

¿Quién de ellos ganará la Presidencia de Francia? Coméntalo en nuestros Foros.

Las encuestas indican que Hollande alcanzó entre un 28.4 y un 29.3 por ciento de los votos y Sarkozy una horquilla de sufragios de entre el 25.5 y el 27 por ciento.

En tercera posición se sitúa, según esos sondeos, la candidata del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, con entre un 19 y un 20 por ciento de los votos, por delante del izquierdista Jean-Luc Mélenchon (8-11.7 por ciento).

publicidad

La encuesta del instituto Ipsos para el diario Le Monde da a Hollande un 28.4 % y a Sarkozy un 25.5 por ciento y sitúa a Le Pen en tercer puesto con un 20 por ciento de los sufragios.

Por su parte, la cadena de televisión TF1 otorga un 28.6 % al aspirante socialista, un 27 por ciento al presidente saliente y un 19 por ciento a la candidata ultraderechista.

Mientras, el canal de televisión BFM habla de un 29.3 por ciento para Hollande, un 26 % para Sarkozy y un 18.2 por ciento para Le Pen.

Un sondeo de Harris Interactive da a Hollande un 28.7% de los votos, un 26.9% a Sarkozy y un 18.5 por ciento a Le Pen.

Apertura de las oficinas de voto

Las 85 mil oficinas de voto habilitadas abrieron a las 8:00 horas locales (6:00 GMT), y permanecieron abiertas durante diez horas en todo el país y de doce en el caso de las principales ciudades francesas, informó Notimex.

Por cuestiones de diferencia horaria, la víspera, los denominados territorios franceses de ultramar como Guayana, Martinica o Guadalupe comenzaron a votar con antelación.

Alrededor de 45 millones de electores franceses estaban convocados a votar en esta primera vuelta que concluirán el próximo 6 de mayo.

Los dos que irán a segunda vuelta

Los sondeos daban ya por favoritos entre la decena de candidatos que compitieron al socialista François Hollande y al actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy.

El próximo viernes comenzará oficialmente la campaña electoral para la segunda vuelta, que se celebrará el 6 de mayo en la Francia continental.

Participación a media tarde

Por su parte, la agencia Efe reportó que la participación en la primera vuelta alcanzó en la Francia metropolitana el 70.59 % a las 17:00 hora local (15:00 GMT), de acuerdo a información del Ministerio francés del Interior.

Este índice de participación es ligeramente inferior al 73.87 por ciento registrado a la misma hora en la primera ronda de los anteriores comicios presidenciales franceses, celebrados en 2007.

La participación total en la primera ronda de hace cinco años alcanzó el 83.77 por ciento, con una abstención, por tanto, del 16.23 por ciento.

Sarkozy: un político ambicioso obligado a remontar

El presidente y candidato Nicolas Sarkozy, a quien los resultados de la primera ronda de las presidenciales acercaron hoy peligrosamente a la derrota final, culmina cinco años de mandato marcados por la crisis financiera y económica internacional y por el cambio gradual de sus políticas de Gobierno, recordó Efe.

Superado en el primer asalto por el socialista François Hollande, el líder conservador, que cierra quinquenio con una impopularidad superior al 60%, deberá ahora hacer un esfuerzo titánico para remontar en un momento de turbulencias financieras internacionales que han desalojado del poder a otros muchos mandatarios.

Asido a su lema "Francia fuerte", Sarkozy, de 57 años, pretende aún convencer a sus conciudadanos de que el país no se puede permitir alzar a un candidato sin experiencia y juega con esa baza para venderse como un líder sólido capaz de minimizar el impacto de la crisis.

publicidad

Pese a este primer revés electoral, el presidente saliente, considerado un animal político y un hiperactivo monstruo mediático, ha prometido luchar hasta el final en pos de una complicada reelección.

Hollande,el que encarna la esperanza de cambio

Por su parte, el socialista François Hollande se alza como un candidato capaz de dar un nuevo rumbo a Francia y a la política de austeridad y recortes, pese a su criticada falta de carisma.

El hombre que dirigió el aparato del Partido Socialista (PS) de 1997 a 2008, cuya carrera ha transcurrido entre los pasillos de su formación y la política local en la región rural de Corrèze, aspira a protagonizar "una presidencia normal" frente a un quinquenio cargado, a su juicio, de "anormalidad" e incumplimiento de promesas, informó Efe.

A sus 57 años y sin haber formado parte nunca de un Gobierno francés, ha sabido mantener el apoyo que se le otorgó en las primarias de su partido con una estrategia caracterizada por la ausencia de riesgos y de grandes meteduras de pata.

Representante del ala más centrista del PS, Hollande aboga por volver al equilibrio de las cuentas públicas en 2017, un año después que el actual presidente y contrincante conservador Nicolas Sarkozy, pero, a diferencia de este último, se muestra reacio a inscribir en la Constitución la "regla de oro" del equilibrio presupuestario.

publicidad

El socialista, líder improbable hasta la caída del exdirigente del Fondo Monetario Internacional el socialista Dominique Strauss-Kahn por sus escándalos sexuales, ha conseguido colocar a la izquierda en la primera línea de la conquista al Elíseo, en manos de la derecha desde la salida de François Mitterrand en 1995.

Frente a la sintonía entre Sarkozy y la canciller alemana, Angela Merkel, que han hecho equipo en la defensa del equilibrio y de los ajustes, Hollande considera que no puede haber recuperación económica sin medidas que apuesten por el crecimiento y es tajante en su voluntad de renegociar el tratado presupuestario europeo.

Esa actitud le ha dado así protagonismo adicional, más allá de las fronteras francesas, y le ha hecho afirmar que "jamás Francia, la izquierda y Europa se han jugado tanto" como en estas elecciones, de las que se celebrará la segunda vuelta el próximo 6 de mayo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad