publicidad
Gadafi, de 68 años, en el poder desde 1969, pronunció un discurso en el que avisó que habrá miles de muertos en caso de intervención extranjera a Libia.

Gadafi advierte que habrá miles de muertos si la OTAN ataca Libia

Gadafi advierte que habrá miles de muertos si la OTAN ataca Libia

El líder libio Muamar Gadafi atacó por tierra y aire posiciones en manos de la rebelión en el este del país y avisó que habrá "miles de muertos" si la OTAN ataca a sus fuerzas, cuando dos buques de guerra de EU entraban en el Mediterráneo.

Gadafi, de 68 años, en el poder desde 1969, pronunció un discurso en el...
Gadafi, de 68 años, en el poder desde 1969, pronunció un discurso en el que avisó que habrá miles de muertos en caso de intervención extranjera a Libia.

Buques de guerra de Estados Unidos entraron en el Mediterráneo

AJDABIYA - El líder libio Muamar Gadafi atacó el miércoles por tierra y aire posiciones en manos de la rebelión en el este del país y avisó que habrá "miles de muertos" si la OTAN ataca a sus fuerzas, cuando dos buques de guerra estadounidenses entraban en el Mediterráneo.

En Bengasi (bastión de la rebelión, 1,000 km al este de Trípoli), un portavoz de la oposición llamó a la ONU a autorizar ataques aéreos sobre mercenarios de Gadafi.

"Llamamos a las Naciones Unidas y a cualquier organismo internacional responsable a (autorizar) bombardeos contra las posiciones y los feudos de los mercenarios", declaró el portavoz de los disidentes, Abdel Hafiz Ghoqa.

publicidad

Gobierno paralelo

En la oposición en Bengasi, que pasó de ser un movimiento insurreccional a formar un gobierno paralelo, hasta ahora primaba la idea de que una intervención extranjera podía deslegitimar al movimiento y convertir a Libia en un nuevo Irak o un nuevo Afganistán.

Residentes en Brega, 200 km al sudoeste de Bengasi, contaron por teléfono que las tropas de Gadafi habían atacado la localidad con tanques y artillería pesada pero que fueron rechazadas tras violentos combates que dejaron al menos dos muertos.

La ciudad "está ahora totalmente bajo control de la revolución. Hay gente que ha ido de Ajdabiya para ayudar", afirmó un general de la policía que pidió el anonimato desde esta ciudad, situada al sur de Brega.

"Las fuerzas de Gadafi llegaron a Brega y combatieron pero ahora retroceden", confirmó Mehdi Suleiman Husein, uno de los combatientes en Ajdabiya.

Fuerte explosión

A primeras horas de la tarde se escuchó una fuerte explosión cerca de la universidad de Brega donde, según los insurgentes, están atrincheradas las fuerzas de Gadafi. Y una columna de humo se elevaba en el cielo. Varios testigos señalaron poco después el paso de un avión de combate.

La ciudad estaba sacudida por disparos de obuses y combates con armas pesadas, constató la AFP.

La aviación de Gadafi bombardeó un depósito de municiones cerca de Ajdabiya que ya había sido atacado hace dos días, según un testigo. Residentes de la zona aseguraron sin embargo que el blanco de los aviones era un cuartel tomado por la insurrección, a 3 km de la ciudad.

Brega y Adjabiya son dos puntos estratégicos para cualquier plan de marcha sobre Trípoli.

Discurso de Gadafi

Gadafi, de 68 años, en el poder desde 1969, pronunció un discurso en el que avisó que habrá miles de muertos en caso de intervención extranjera, insistió en que no se irá "nunca" del país y juró que sus fieles resistirán "hasta el último hombre y la última mujer".

"Miles de libios morirán en caso de intervención de Estados Unidos y la OTAN" en Libia, dijo Gadafi ante partidarios suyos reunidos en una sala con motivo de una ceremonia en Trípoli retransmitida por televisión.

"Gadafi no tiene función oficial para renunciar. Gadafi es un símbolo", agregó el coronel cuyo único título es el de "Guía de la Revolución", al conmemorar el 34 aniversario de la instauración de la "Jamahiriya" ("Estado de las Masas" Árabe, Popular y Socialista) ante un auditorio que lo ovacionaba.

La sombra de Al Qaeda

Gadafi agitó el espectro de la red islamista Al Qaeda (La Base, del disidente saudita Osama Bin Laden) como responsable de la rebelión y amenazó con sustituir a las petroleras occidentales por compañías de China e India.

"Los disturbios comenzaron con la infiltración de células latentes de Al Qaeda en Libia, que se apoderaron de armas y atacaron a las fuerzas regulares", afirmó.

publicidad

Y señaló que la producción de crudo estaba en su punto "más bajo" debido a la salida del país de los empleados extranjeros de las compañías petroleras.

"Moriremos todos por defender el petróleo y aquellos que amenazan nuestro petróleo deben comprenderlo", dijo Gadafi. "Estamos dispuestos a hacer venir a compañías indias o chinas en lugar de las firmas occidentales", añadió.

El mundo de Gadafi

Gadafi negó la existencia de manifestaciones en el país, a pesar de que los insurrectos controlan varias ciudades y regiones.

La represión dejó al menos mil muertos desde el inicio la rebelión, el 15 de febrero, según fuentes diplomáticas y organizaciones no gubernamentales. Según la Liga Libia de Derechos Humanos, el balance es de unos 6.000 muertos.

El líder libio acusó a las televisiones árabes vía satélite de no mostrar imágenes de las manifestaciones de sus partidarios.

Vestido con túnica beige y tocado con un turbante marrón, Gadafi llamó a la ONU a enviar una comisión de investigación "para aclarar las circunstancias en las que murieron civiles y policías" y negó que haya presos políticos.

El dirigente calificó la congelación de los haberes libios en el extranjero de "usurpación y robo del dinero del pueblo".

publicidad

El "Guía" enfrenta la rebelión pertrechado en la capital.

Trípoli en calma

Un camión cisterna se incendió este miércoles en el centro de Trípoli, cerca de su residencia. Fuera de ese incidente, que no dejó muertos, las calles de la ciudad parecían en calma, con numerosos controles de los milicianos del régimen.

Las grandes potencias no aflojan la presión para intentar obligar a Gadafi a dejar el poder.

Dos buques de guerra estadounidenses -el portahelicópteros "USS Kearsarge" y el portaaviones "USS Entreprise"- entraron en el Mediterráneo para posicionarse frente a las costas libias.

Estados unidos y sus aliados europeos se hallan sin embargo divididos sobre la conveniencia de una intervención de la OTAN y en particular sobre la imposición de una zona de exclusión aérea para impedir operaciones de la aviación de Gadafi.

Entretanto, la comunidad internacional busca una respuesta al éxodo masivo de personas que huyen del conflicto. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) pidió el envío de centenares de aviones para evacuar a la multitud que se agolpa en la frontera con Túnez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad