publicidad
Milies de libios y trabajadores extranjeros huyen de Libia a causa de la revuelta contra Moamar Gadafi, generando un nueva crisis humanitaria, según reportes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fuerzas de Gadafi toman posiciones en Trípoli

Fuerzas de Gadafi toman posiciones en Trípoli

Las fuerzas leales al líder Moamar Gadafi instalaron puestos de revisión en la capital de Libia para registrar vehículos y posiblemente disuadir a la población de participar en las manifestaciones contra el gobierno convocadas para el viernes.

Milies de libios y trabajadores extranjeros huyen de Libia a causa de la...
Milies de libios y trabajadores extranjeros huyen de Libia a causa de la revuelta contra Moamar Gadafi, generando un nueva crisis humanitaria, según reportes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Oposición convocó a manifestaciones contra Gadafi en la capital libia

TRIPOLI - Las fuerzas leales al líder Moamar Gadafi instalaron puestos de revisión en la capital de Libia para registrar vehículos y posiblemente disuadir a la población de participar en las manifestaciones contra el gobierno convocadas para el viernes.

Los retenes suscitaron entre la población de Trípoli el temor de un nueva derrame de sangre en la capital, donde los opositores han sido reprimidos con dureza.

La oposición convocó a la manifestación para después de las oraciones del viernes, en otra protesta para demandar la remoción de Gadafi. El viernes pasado hubo marchas similares que fueron objeto de una represalia brutal en que grupos de milicianos gubernamentales abrieron fuego inmediatamente de comenzar las protestas. Los ataques dejaron un número indeterminado de muertos y heridos.

publicidad

Cortaron la Internet

Los servicios de Internet, que han sido esporádicos en toda Libia durante la agitación en el país, fueron al parecer totalmente interrumpidos en Trípoli, así como en Bengasi que es el bastión de los opositores en el oriente de la nación norafricana.

Horas antes de las oraciones, las calles lucían vacías, con muy pocos habitantes fuera de sus hogares. En el distrito de Tajoura, donde ha habido disturbios, un vehículo de la policía se estacionó a varias cuadras de distancia de la mezquita principal, y un grupo de soldados montó un puesto de control a la entrada del distrito para revisar a los vehículos.

Futuro incierto

Moamar Gadafi está a salvo por ahora en la capital libia, rodeado por sus seguidores y milicias. Los rebeldes controlan una gran extensión territorial en el oriente y varios poblados, cada vez más cerca de la capital.

Pero ninguno parece capaz de vencer al otro, al menos en el corto plazo.

El destino de este país rico en petróleo puede depender de cuánto tiempo conserve Gadafi la lealtad de los militares, mercenarios y tribus que aún lo apoyan. También será crucial saber si Occidente decide emprender acciones militares para poner fin a este violento estancamiento.

Los analistas advierten que podrían pasar meses hasta que Gadafi, el líder libio desde hace 41 años, deje el poder.

Temores de división

La posibilidad de un conflicto extendido podría arruinar a esta nación de amplio territorio y baja densidad demográfica, que podría dividirse en grupos tribales, perder su riqueza petrolera y forzar a muchos de sus seis millones de habitantes a asilarse en otros países africanos o, cruzando el Mediterráneo, en Europa.

Gadafi no ha dado señales de que esté dispuesto a dejar el poder. Es más, ha jurado luchar hasta el final.

"Gadafi está arrinconado. Lo mejor que puede esperar es recibir asilo en Zimbabue o quizás Chad", dijo Marina Ottaway, directora del programa sobre Medio Oriente del grupo académico Carnegie Endowment. "La pregunta principal es por cuánto tiempo tendrá a gente dispuesta a defenderlo".

Conflicto de largo plazo

La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Rodham Clinton, contempló esta semana la posibilidad de un conflicto duradero, al decir que Libia "podría volverse una democracia pacífica o podría enfrentarse a una guerra civil prolongada".

Una intervención extranjera podría inclinar la balanza. Algunas potencias occidentales ya debaten la posibilidad de crear una zona de restricción a los vuelos sobre Libia para proteger de bombardeos a las áreas rebeldes. Estados Unidos ya acercó barcos de guerra a la costa libia en el Mediterráneo y algunos rebeldes dicen que aceptarían bombardeos extranjeros contra las fuerzas de Gadafi.

publicidad

Pero pasará algún tiempo antes de que la comunidad internacional llegue a un consenso sobre qué debe hacerse militarmente. Muchos analistas creen que Estados Unidos y las naciones europeas, los principales candidatos a encabezar una operación, podrían no querer involucrarse en un nuevo frente mientras aún siguen involucrados en Irak y Afganistán.

También es probable que Rusia obstruya cualquier intento de Naciones Unidas de aprobar acciones como la restricción aérea o los bombardeos.

Miles de evacuados

Miles de trabajadores extranjeros eran evacuados de la segunda ciudad de Libia, en momentos en que Europa, Estados Unidos y Naciones Unidas prometieron más de $30 millones para aliviar el caótico éxodo de casi 200.000 personas que han huido de la nación nordafricana.

Decenas de miles más se agolpaban en las fronteras del lado libio, atestando campamentos o tratando de sobrevivir mientras aguardaban su evacuación, paso libre o asilo. Los refugiados sobrellevaban frío, falta de agua y de alimentos, así como otros peligros. Miles más estaban estáticos, temerosos de la intensa lucha.

El presidente estadounidense Barack Obama anunció el jueves que aprobó el uso de aviones militares y vuelos civiles para trasladar a la gente. "La violencia debe cesar. Moamar Gadafi ha perdido la legitimidad para conducir y debe irse", afirmó Obama.

publicidad

Trabajadores extranjeros

Funcionarios de inmigración empezaron a evacuar a 5,500 trabajadores extranjeros el jueves del puerto libio de Bengazi, ahora en manos de rebeldes opuestos al régimen de Gadafi.

La Unión Europea dijo que donaba 10 millones de euros ($14 millones) para ayudar a Túnez a evacuar a decenas de miles de refugiados que han traspuesto la frontera al huir de la guerra civil en Libia. Un número aproximadamente igual está cruzando hacia Egipto.

Estados Unidos suministró 10 millones de dólares, la ONU 5 millones y la Comisión Europea 3 millones de euros (4 millones de dólares) para ayudar con las evacuaciones. Suiza también aportó medio millón de francos (536.604 dólares).

Crisis humanitaria

Funcionarios de la Organización Internacional para la Migración dijeron que unas 200,000 personas han cruzado de Libia a Túnez, Egipto y Níger. Agregó que nueve vuelos suministrados por Gran Bretaña y la agencia para refugiados de la ONU, con sede en Ginebra, transportaban el jueves a unos 1.700 refugiados desde Djerba, en Túnez, a El Cairo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo después de una conferencia telefónica ofrecida el jueves con dirigentes de Oriente Medio, África, Europa, la ONU y funcionarios de inmigración que mucha más ayuda está llegando a los refugiados en las últimas 24 horas.

publicidad

Pero la ONU informó que un barco con más de 1,000 toneladas de alimentos destinados a Bengazi, bastión de la oposición libia, regresó sin descargar debido a temores de seguridad. El Programa Mundial de Alimentos exhortó al establecimiento de un corredor humanitario seguro para garantizar que toda ayuda llegue a destino.

En el puerto de Bengazi y los alrededores, el primer grupo a ser trasladado estaba integrado por unas 200 mujeres, niños y enfermos. Los que aguardaban su evacuación eran principalmente de Bangladesh, India y Sudán, y unos pocos de Siria y Ghana.

Ciudadanos de Filipinas, Vietnam, Sri Lanka, Nepal y de numerosos países africanos estaban varados en Sirt, Trípoli, Wazem y Misrata. Muchos de ellos carecían de documentos y pasaportes, que fueron retenidos por sus empleadores.

Barcos de guerra

Dos barcos de guerra estadounidenses, el "USS Kearsarge" y el "USS Ponce" llegaron el viernes a la base militar de Souda, en La Canea, al este de Creta (Grecia), informó a la AFP el portavoz de la base, Paul Farley.

"En el marco de un esfuerzo internacional para colaborar con la evacuación de las personas que abandonan Libia, el ministerio estadounidense de Defensa bajo las órdenes del presidente suministra aviones militares para ayudar a los egipcios que huyeron hacia la frontera con Túnez, a regresar a Egipto", indicó Farley citado en un comunicado.

publicidad

El "USS Kearsarge" es un portahelicópteros que transporta barcazas de desembarco. Este grupo de operaciones anfibias, con cerca de 800 infantes de marina, una flota de helicópteros e instalaciones militares, puede asegurar un apoyo a operaciones tanto humanitarias como militares

El "USS Kearsarge" y el "USS Ponce", habían atravesado el Canal de Suez y alcanzado el miércoles el Mediterráneo para tomar posición frente a Libia.

Propuesta de Chávez

El líder cubano Fidel Castro dijo este viernes que la iniciativa del presidente venezolano Hugo Chávez de una mediación internacional en el conflicto de Libia es un "valiente esfuerzo", cuyo éxito depende de lograr apoyo antes de que se produzca una intervención militar.

Chávez "realiza un valiente esfuerzo por buscar una solución sin la intervención de la OTAN en Libia", dijo Castro, amigo personal y mentor político del presidente venezolano en un artículo que publica la prensa local.

"Sus posibilidades de alcanzar el objetivo se incrementarían si lograra la proeza de crear un amplio movimiento de opinión antes y no después que se produzca la intervención, y los pueblos no vean repetirse en otros países la atroz experiencia de Irak", añadió el líder cubano.

Chávez impulsa una mediación internacional que ponga fin pacíficamente al conflicto libio, un plan que fue rechazado firmemente por la oposición libia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad