publicidad

FAO pide nuevas regulaciones mundiales sobre la explotación de la tierra y otros recursos

FAO pide nuevas regulaciones mundiales sobre la explotación de la tierra y otros recursos

La FAO inició consultas para elaborar directrices internacionales sobre el gobierno la de la tenencia de la tierra y otros recursos.

Proceso en curso

ROMA - La FAO inició consultas a nivel mundial para elaborar las primeras directrices internacionales sobre el gobierno la de la tenencia de la tierra y otros recursos naturales tales como el agua, la pesca y los bosques, en momentos que el fantasma de la hambruna merodea el planeta y ya afecta a unas 1,200 millones de personas en todo el mundo.

En un reporte publicado en su página de intenet, la Asociación de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) dijo que había comenzado consultas y negociaciones, que responden a peticiones de los gobiernos y de la comunidad internacional, y que éstas tardarán más de un año en completarse.

"En ellas se incluirá a gobiernos y el sector privado, a los campesinos pobres, grupos indígenas, autoridades locales, el sector académico y expertos independientes", y estarán dirigidas por una secretaría ubicada en la sede central de la FAO, en Roma, Italia.

"Un acceso seguro a la tierra está considerado como una condición clave para mejorar la seguridad alimentaria de parte de la población más pobre del mundo", indicó Paul Munro-Faure, Jefe de la Unidad de Gestión y Tenencia de la Tierra de la FAO.

"La FAO lidera esta iniciativa ya que un acceso seguro a la tierra es la mejor red de seguridad para los pobres, y porque un buen gobierno de la tierra es condición necesaria para asegurar este acceso y los derechos de tenencia de la tierra", precisó el informe del organismo internacional.

publicidad

Leyes ignoradas

Según la FAO, la mayoría de los países miembros de la entidad tienen leyes que protegen a los campesinos y a los moradores de los bosques, así como a los inversores extranjeros y locales, de ser expulsados de sus tierras o que les sean expropiadas de forma arbitraria. Sin embargo, apuntó, a menudo estas leyes se ignoran o apenas se hacen cumplir.

"La competencia por la tierra y otros recursos naturales se está incrementando debido al crecimiento demográfico y económico, la inversión directa extranjera en la producción de alimentos a gran escala, la demanda de biocombustibles y el crecimiento urbano e industrial", dijo Alexander Müller, Director General Adjunto de la FAO para el Departamento de Recursos Naturales.

"La disminución de la base de recursos naturales lleva a un incremento de la competencia, ya que la tierra se abandona a causa de la degradación, el cambio climático y los conflictos violentos", según Müller.

¿Cree que el mundo está al borde de la hambruna? Comente aquí.

Problema complejo

Añadió que "sin una gobernanza adecuada la creciente demanda de tierra amenaza con fomentar la exclusión social, ya que los ricos y poderosos son capaces de adquirir tierras y otros recursos naturales en detrimento de los pobres y vulnerables".

Una gobernanza débil es la causa de muchos problemas relacionados con la tenencia de la tierra y dificulta el crecimiento económico debido a la reticencia a invertir por parte de grandes y pequeños inversores, resaltó la FAO.

"También afecta al uso sostenible de los recursos naturales, causando degradación medioambiental y condenando a la población a una vida de hambre. En el peor de los escenarios puede provocar conflictos y guerras", refirió Müller.

Los más vulnerables

Las mujeres, los discapacitados, los analfabetos y los ancianos son particularmente vulnerables a que se les expropie arbitrariamente la tierra que trabajan, ya que a menudo carecen de derechos legales y sociales, o aún existiendo estos derechos, no tienen la fuerza suficiente para conseguir que se apliquen, se lee en el reporte.

La FAO agregó que la labor realizada por los expertos y otros socios internacionales "demuestra que existe un interés creciente y extendido en un instrumento internacional para mejorar la gobernanza de la tenencia de la tierra y otros recursos naturales".

Las directrices voluntarias pretenden proporcionar orientación práctica a los Estados, la sociedad civil y al sector privado sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra.

Las directrices supondrán un marco y un punto de referencia que permitirá a las autoridades gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil y los ciudadanos juzgar si las acciones que proponen ellos mismos y las de otros constituyen prácticas aceptables, remarcó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad