publicidad
Ataque en jardín de niños de China

EN CHina un jardín de niños fue atacado por un suicida que acuchilló a ocho personas

EN CHina un jardín de niños fue atacado por un suicida que acuchilló a ocho personas

Hombre armado con un enorme cuchillo ingresó a una escuela en China, mató a siete niños e hirió a otros 11.

Ataque en jardín de niños de China
Ataque en jardín de niños de China

Masacre sin explicación

PEKIN - Un nuevo ataque el miércoles en una escuela en China, el quinto en menos de dos meses, dejó al menos ocho muertos, entre los cuales siete niños, agravando la preocupación en un país que privilegió el desarrollo económico en detrimento de la salud mental de la población.La nueva tragedia se produjo hacia las 08:00 (00:00 GMT) cuando un hombre de 48 años irrumpió armado de un cuchillo de grandes dimensiones en un jardín de infancia privado, en un pueblo de la provincia de Shaanxi (norte), indicaron la agencia oficial China Nueva y las autoridades locales.

El individuo, Wu Huanmin, mató a siete niños y a una institutriz, según la agencia oficial.

Además hirió a otros 11 niños, de los cuales dos estarían graves, y a un adulto. Al final, volvió a su casa y se suicidó, indicó China Nueva.

publicidad

Los motivos de la carnicería no se conocían por el momento.

Van varios ataques

Sin embargo, no es la primera vez que ocurre algo así, ya que desde el 23 de marzo ha habido en China cuatro ataques similares, con cuchillo o martillo, contra escuelas y guarderías.

Esas cuatro agresiones, en las que murieron ocho personas y resultaron heridas decenas, fueron perpetradas por hombres que se decían frustrados en su vida profesional o afectiva.

Tras conocerse estos casos, que traumatizaron al país, las medidas de seguridad fueron reforzadas en los centros educativos.

Disparar a matar

La municipalidad de Chongqing (suroeste), de más de 30 millones de habitantes, ordenó incluso a la policía que dispare contra cualquier persona que intente atacar a escolares.

Pero según Ma Ai, psicólogo especializado en criminalidad en la Universidad de Derecho y Ciencias Políticas de Pekín, estas medidas, aunque indispensables, no resolverán los problemas de fondo de la sociedad actual, muy transformada después de pasar de un modelo colectivista socialista a una economía capitalista.

"Nos hemos concentrado en el desarrollo económico, pero hemos dejado de lado el desarrollo y la mejora del psiquismo", dice el psicólogo.

"Los últimos casos son una advertencia. La sociedad es un ecosistema, que no sólo se basa en la naturaleza o la economía, sino también en la salud mental de la población", añade Ma Ai.

A falta de ese equilibrio, "los fundamentos no son sanos", agrega el psicólogo.

En los últimos años, la delincuencia común aumentó en China, así como los trastornos mentales, según diversos estudios.

Según uno de ellos, publicado el año pasado, 173 millones de adultos sufrirían problemas mentales, de los cuales el 91% nunca ha recibido ayuda adecuada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad