publicidad

Elecciones en España

Elecciones en España

El Partido Socialista (PSOE) obtuvo una victoria holgada en las elecciones generales celebradas hoy en España.

Victoria amplia

MADRID - El Partido Socialista (PSOE) obtuvo una victoria holgada en las elecciones generales celebradas hoy en España, y su principal líder, el actual presidente José Luis Rodríguez Zapatero, fue reelecto, según datos oficiales.

"Gracias de corazón a los ciudadanos que con su voto han dado una victoria clara al PSOE", fueron las primeras palabras de Zapatero, quien evocó a las víctimas recientes del terrorismo a manos de la organización ETA.

"Isaías debería estar hoy viviendo este momento junto a su familia", dijo en alusión a Carrasco, ex concejal socialista asesinado el viernes.

La victoria fue anunciada casi al momento de terminar la jornada. Todos los sondeos coincidían en dar una victoria amplia a los socialistas y dos indicaron incluso que podrían conseguir la mayoría absoluta, fijada en 176 escaños de los 350 que forman el Congreso de los diputados.

Con el 92,36 por ciento de los sufragios escrutados, el PSOE obtendría 168 diputados y el PP, 154 escaños. Ambos partidos han subido en porcentaje y número de escaños a costa de IU, del que destaca un fuerte retroceso, y los partidos nacionalistas. Mientras, el partido de Rosa Díez obtendría un diputado.

Rajoy reconoció la derrota

El Partido Popular conservador (PP), encabezado por Mariano Rajoy reconoció la victoria "clara" del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones generales españolas.

publicidad

"Parece que la victoria es clara y que han ganado en buena lid", afirmó el coordinador de campaña del PP, Pío García Escudero, quien quiso "felicitar al Partido Socialista si se confirman los resultados que se van conociendo".

No obstante, Rajoy destacó que "somos el partido político de España que más hemos subido en escaños, votos y porcentaje de voto".

El directivo puntualizó que "desde lo más profundo de mi corazón, muchísimas gracias. Hemos llegado hasta aquí gracias a vosotros".

Se consolidó el bipartidismo

Las elecciones celebradas en España consolidaron el bipartidismo, con dos grandes formaciones -el gubernamental Partido Socialista (PSOE) y el conservador Partido Popular (PP)- que obtuvieron el 84 por ciento de los votos.

El 9-M dejó la evidencia de que se trata de una tendencia creciente, porque el porcentaje sumado de voto que consiguieron socialistas y conservadores superó al de las elecciones de 2004, cuando reunieron un 80% de los sufragios en el conjunto de España.

Fue uno de los aspectos de esta jornada electoral que resaltó el director de campaña del PP, Pío García Escudero, que se declaró contento "por el apoyo de los votantes a los dos grandes partidos nacionales en detrimento de los partidos nacionalistas".

Los grandes perjudicados fueron los partidos pequeños o de ámbito regional, que retrocedieron y fueron víctimas directas de una campaña electoral muy polarizada entre el PSOE y el PP, escenificada en los dos "cara a cara" televisados que celebraron los líderes de ambos partidos, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Especialmente sensible fue el retroceso en el caso de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), la formación independentista catalana, que perdió 400 mil votos y pasará de los 8 diputados que tenía en la anterior legislatura a 3 en la próxima.

Malos resultados para el ERC

El líder de ERC, Josep Lluis Carod Rovira, asumió "los malos resultados" y afirmó que "parte de nuestro electorado se ha quedado en casa", a lo que hay que sumar que "parte de nuestro electorado ha entendido que en estas elecciones era más útil votar al Partido Socialista, con el objetivo de frenar al Partido Popular".

Otro de los socios puntuales de los socialistas en la pasada legislatura, la coalición Izquierda Unida (IU), también sufrió un revés sensible y perdió 2 de los 5 diputados que tenía hasta ahora, lo que le impedirá tener grupo parlamentario propio.

Más de 300 mil votantes dieron la espalda a la coalición "roji-verde", cuyo coordinador general, Gaspar Llamazares, compareció ante la prensa y reconoció que obtuvo "un mal resultado sin paliativos", por el que asumió "toda la responsabilidad".

"Se trata de un golpe para la izquierda", dijo Llamazares, quien habló de "un tsunami bipartidista", que "nos ha arrastrado a nosotros y otras fuerzas políticas, aunque esto no es un consuelo".

publicidad

El líder izquierdista reprochó la actitud de quienes "han participado en este tsunami bipartidista", porque, en su opinión, "flaco favor le han hecho a la diversidad política de este país y flaco favor le han hecho a la democracia española".

Perdieron votos asimismo los nacionalistas catalanes moderados de Convergencia i Unio (CiU), los nacionalistas vascos moderados del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y los nacionalistas gallegos de izquierdas del Bloque Nacionalista (BNG), aunque mantuvieron prácticamente invariable su presencia en el Parlamento nacional.

El voto es un derecho

Zapatero, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, acudió a las 10:30 horas a votar al colegio Nuestra Señora del Buen Suceso, donde se congregó un grupo de ciudadanos que coreaban "presidente, presidente", frente a otro pequeño grupo que le acusaba de haber mentido en la lucha antiterrorista.

Tras depositar su voto en la mesa de la sección 33 del colegio, el jefe del Ejecutivo compareció ante los periodistas y dijo: "España es más fuerte y la democracia es más fuerte si todos los ciudadanos acudimos a votar".

Zapatero recordó que el voto es un derecho y dijo: "nos da la capacidad de decidir el futuro de nuestro país y nos hace más libres y más soberanos". Por tanto, confiaba en que hubiera una jornada de amplia participación.

publicidad

Por su parte, Mariano Rajoy llegó a pie al colegio electoral de Aravaca, Madrid, acompañado de su esposa Elvira Fernández. A la puerta del colegio fue recibido por un grupo de simpatizantes al grito de "presidente, presidente", "Aupa Mariano" o "Mariano, amigo, España está contigo".

"Lo único que puedo desear es que las cosas se desarrollen como se tienen que desarrollar", aseguró Rajoy. "Pido que la gente vote y que vote pensando en sí misma y en el futuro de su país, que es España", ha afirmado en el Colegio Santa Bernardette, donde ha votado a las 11.10 de la mañana.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, también voto en la mañana, afirmando que esperaba que "la fiesta de la participación democrática de los ciudadanos le diera una nueva lección a la organización terrorista ETA".

Llamazares, que votó en el en el Instituto de Educación Secundaria Joaquín Turina, en el madrileño barrio de Chamberí, dijo que esta "nueva lección" a ETA servirá para demostrar que "la democracia es lo que prevalece frente a la violencia".

Pasar la página

"Creo que eso es lo más importante en la próxima legislatura: pasar página de la crispación, pasar página de la discrepancia y de la confrontación", señaló en las puertas de su colegio electoral.

publicidad

La normalidad fue la tónica de esta jornada electoral. A las 10:30 de la mañana, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, y el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, informaron de los primeros datos sobre apertura de colegios electorales.

Moraleda afirmó que "los 99.9 por ciento de los colegios electorales abrieron sin ningún problema" y definió el inicio de la jornada como "de total normalidad". Según datos facilitados por el propio ministero del Interior, tan solo 30 mesas electorales no habían abierto a las 10 de la mañana; poco después, a las 11:30, abrieron todas las mesas.

Los principales problemas que hubo fueron la ausencia de algunos de miembros de las mesas electorales, que tuvieron que ser sustituidos por los primeros votantes que llegaron a esos colegios electorales.

Por su parte, Justo Zambrana informó que en el País Vasco todos los colegios electorales abrieron con normalidad, salvo la de un colegio electoral en Aulesti donde un grupo de personas irrumpieron anoche y rompieron las urnas y demás material electoral, que luego fue sido sustuido procediéndose a la apertura de las urnas. Zambrana dijo que hubo algunos actos de 'kale borroka' pero "no muy diferente a lo que pasa el resto de fines de semana".

En total, son 35 millones 72 mil 209 los españoles que podían ejercer su derecho al voto entre las 9:00 y las 20:00 horas, de los que 33 millones 867 mil 77 residen en España y 1 millón 205 mil 132 están incluidos en el censo de españoles ausentes residentes en el extranjero. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad