publicidad

El Vaticano desea aclaración "rápida" en caso de corrupción de cardenal

El Vaticano desea aclaración "rápida" en caso de corrupción de cardenal

El Vaticano desea una aclaracion "rápida" del caso del cardenal-arzobispo de Nápoles, Crescienzo Sepe.

El Vaticano desea aclaración "rápida" en caso de corrupción de cardenal...

Corrupción agravada

CIUDAD DEL VATICANO - El Vaticano desea una aclaracion "rápida" del caso del cardenal-arzobispo de Nápoles, Crescienzo Sepe, investigado en Italia por corrupción agravada, indicó este domigo su portavoz Federico Lombardi.Monseñor Sepe es sospechoso de corrupción agravada cuando dirigió de 2001 a 2006 la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que administra las misiones en el extranjero del Vaticano y un enorme patrimonio inmobiliario en particular en Roma, calculado en 9,000 millones de euros.

Según los magistrados de Perugia, un ex-ministro de un gobierno de Berlusconi, Pietro Lunardi (también investigado por corrupción), habría adquirido en 2004 a la Congregación, antes llamada Propaganda Fide, un edificio del centro de Roma en un cuarto de su valor real, a cambio de favores en beneficio del cardenal Sepe.

publicidad

A propósito de la investigación anunciada el sábado, el portavoz del Vaticano se mostró "confiado de que la situación será clarificada plena y rápidamente para eliminar cualquier sombra de duda" sobre el cardenal y "las instituciones de la Iglesia".

Estimación y solidaridad

El cardenal Sepe "como ya lo dijo él mismo colaborará evidentemente para aclarar" el caso, dijo el padre Lombardi en un comunicado que reproduce sus declaraciones a una televisión italiana y a Radio Vaticano.

El padre Lombardi le reiteró al arzobispo de Nápoles "su estimación y solidaridad", al subrayar que "ha trabajado y trabaja para la Iglesia de manera intensa y generosa" y que debe tenerse en cuenta su inmunidad diplomática al poseer pasaporte diplomático del Estado Vaticano.

El edificio habría sido renovado por el empresario romano Diego Anemone, que está en medio de un escándalo sobre la atribución de licitaciones públicas de las infraestructuras para el G8 de julio de 2009 en Italia y que es investigado desde febrero por la fiscalía de Florencia.

"Estamos serenos"

Por su parte, monseñor Roberto Sarah, secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, dijo al diario La Reppublica que "estamos serenos y tranquilos.

Estamos un poco contrariados por lo que se le ha reprochado a la Congregación, pero todo quedará aclarado, no tenemos nada que esconder".

Según los medios italianos, el papa Benedicto XVI no quiso mantener en sus funciones a Sepe en 2006 y prefirió mandarle a Nápoles y reemplazarlo por el cardenal indio Ivan Dias, antiguo arzobispo de Bombay, en las antípodas de toda sospecha de amistades "romanas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad