publicidad

El Papa busca sanar heridas

El Papa busca sanar heridas

El Papa Benedicto XVI "buscará abrir el camino hacia la reconciliación" durante su visita a Washington y Nueva York, del 15 al 20 de abril.

Un viaje de reconciliación

CIUDAD DEL VATICANO - Benedicto XVI realizará su primera visita oficial como pontífice a Estados Unidos, con el objetivo de alentar a los católicos que pierden presencia ante el crecimiento de los evangélicos, afianzar las relaciones con los judíos, y buscar un camino de sanación a las heridas causadas por los abusos sexuales cometidos por el clero en ese país.

Todo sobre la visita de Benedicto XVI

En un apretado programa, donde visitará Washington y Nueva York del 15 al 20 de abril, el Papa también se reunirá con el presidente George W. Bush, dará un discurso sobre el respeto a los derechos humanos ante las Naciones Unidas (ONU), sostendrá encuentros interreligiosos y eclesiales, y visitará la Zona Cero, donde se produjeron los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El alto prelado reconoce el daño y el dolor causados por las agresiones de sacerdotes pedófilos y "buscará abrir el camino hacia la sanación y la reconciliación", declaró el secretario de Estado del Vaticano, Tarciso Bertone.

En entrevista con la Associated Press, el cardenal Tarcisio Bertone dijo que Benedicto XVI llevará un mensaje de "esperanza y confianza" cuando se reúna con el clero en la catedral de San Patricio en Nueva York.

El pontífice "buscará abrir el camino hacia la sanación y la reconciliación", dijo Bertone.

publicidad

La crisis desatada por el abuso sexual ha causado "tanto sufrimiento a las víctimas, a las familias de la víctimas y a todos los demás en la Iglesia porque fue una gran contradicción a la gran misión educativa de la Iglesia", lamentó Bertone durante la entrevista realizada en el Sala de los Tratados del Palacio Apostólico, cuyas paredes están cubiertas de frescos.

Las diócesis de Estados Unidos han tenido que pagar millones de dólares en demandas desde que comenzó la crisis hace seis años en Boston, donde el Cardenal Bernard Law terminó por renunciar a su cargo como arzobispo.

Desde 1950 se han emitido alrededor de 14 mil demandas de abuso contra la Iglesia Católica, y gran cantidad de ellas en años recientes.

El Papa no viajará a Boston

Los católicos en Boston esperaban que Benedicto XVI visitara su ciudad después del escándalo. Pero Bertone dijo que el Papa, que cumplirá 81 años la próxima semana, tiene buena salud, pero no podrá asistir a todas las invitaciones que tiene en Estados Unidos y tendrá que limitarse a Washington y Nueva York.

"El Papa está bien, todos lo pueden notar, todos los que están cerca de él pueden ver su lozanía", señaló.

El papa Benedicto XVI pedirá una "purificación colectiva" a la Iglesia estadounidense por el escándalo de la pedofilia durante el viaje, según el cardenal Tarcisio Bertone.

"El Papa hablará específicamente (sobre los abusos con menores) en la Catedral de San Patricio (en Nueva York), durante el discurso que dirigirá el sábado 19 de abril a los sacerdotes de ese país", afirmó Bertone en una entrevista concedida a la cadena estadounidense Fox News y transmitida por Radio Vaticano.

"Naturalmente el Papa busca, junto con los pastores de la Iglesia, la reconciliación y la reparación", afirmó Bertone, secretario de Estado de la Santa Sede.

"El Papa exhortará a todos para que participen de manera decidida en la purificación, una purificación de la vida, para construir una cultura basada en una moral íntegra, justa, de recíproca confianza, sobre todo en el campo educativo", agregó.

Se trata de la primera vez que un pontífice aborda el tema durante una visita a Estados Unidos.

La Iglesia fue sacudida

La Iglesia Católica de Estados Unidos fue sacudida durante el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005) por el escándalo generado por los sacerdotes pedófilos.

La crisis estalló a inicios de 2002, cuando el entonces cardenal de la diósesis de Boston, Bernard Law, reconoció haber protegido al sacerdote Paul Shanley a pesar de las numerosas pruebas de que había abusado sexualmente de menores de edad.

El escándalo significó un duro golpe a la autoridad moral de la Iglesia Católica estadounidense, acusada de haber perdido su capacidad de proteger a los niños.

publicidad

Numerosas denuncias de abusos sexuales contra sacerdotes se acumularon en los tribunales de Estados Unidos, y decenas de víctimas de los abusos de sacerdotes entre 1960 y 1980 fueron indemnizados con millones de dólares.

En abril de 2002, Juan Pablo II llamó al orden en el Vaticano a la jerarquía de la Iglesia estadounidense y calificó a los abusos que provocaron la crisis "un crímen contra la sociedad".

Estadísticas católicas

Los católicos en Estados Unidos, según las últimas estadísticas del Vaticano, relativas a 2006, son 67.5 millones, lo que supone un 22.6 por ciento de la población.

Los protestantes han sido siempre la religión mayoritaria en Estados Unidos, representando un 51.3 por ciento de la población, pero la rama evangélica del protestantismo (baptistas, pentecostales o adventistas) ha alcanzado el 26.3 por ciento, superando así a los católicos, según un informe publicado recientemente por el Pew Forum of Religion and Public Life.

Aún así, Estados Unidos se presenta con un país con índices de participación religiosa mucho más altos que en Europa, por lo que el Vaticano espera una masiva presencia de los católicos en los actos del Papa.

Benedicto XVI celebrará dos misas, el 17 de abril en el estadio de béisbol "Nationals Park" en Washington, con capacidad para 45 mil personas; y el 20 de abril en el de los "Yankees" en Nueva York, donde caben 57 mil.

publicidad

Entérate de la agenda Papal

El Papa Benedicto XVI visitará Estados Unidos durante seis días. Pasará tres días en la ciudad de Washington y tres días en Nueva York.

  • Martes, 15 de abril: Llegada de Benedicto XVI a Washington.

  • Miércoles, 16 de abril:Visita a la Casa Blanca en la mañana y reunión con los obispos de Estados Unidos en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en la tarde.

  • Jueves, 17 de abril: Misa pública en el nuevo estadio de béisbol de los Nacionales de Washington. En la tarde, encuentro con los presidentes de universidades católicas y directores diocesanos de educación en The Catholic University of America, seguido de una reunión con líderes de otras religiones en el Centro Cultural Juan Pablo II.

  • Viernes, 18 de abril: El Papa Benedicto XVI vuela a Nueva York para dar un discurso en la sede de las Naciones Unidas. En la tarde, encuentro ecuménico en una parroquia de la ciudad de Nueva York.

  • Sábado, 19 de abril: Misa con sacerdotes, diáconos y miembros de órdenes religiosas en la Catedral de San Patricio. En la tarde, encuentro con jóvenes católicos, incluyendo un grupo de 50 jóvenes con discapacidedes, en el Seminario de San José en Yonkers.

  • Domingo, 20 de abril: Visita a la Zona Cero, lugar donde radicaban las torres gemelas del World Trade Center, y misa pública en el estadio de los Yankees de Nueva York. Para conseguir boletos, por favor contacte la Arquidiócesis de Nueva York.
publicidad


Habrá un gran operativo de seguridad

Sobre la seguridad en esta visita, el cardenal Bertone dijo estar consciente sobre la retórica contra el Papa de los grupos islámicos extremistas.

Sin embargo, argumentó que Benedicto XVI visitó Turquía, una nación predominantemente musulmana, en el 2006, tan solo dos meses después de que él ocasionara una intensa controversia en el mundo islámico por vincular esa fe con la violencia en un discurso en su nativa Alemania.

El líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama ben Laden, acusó recientemente al pontífice de ayudar a la "nueva cruzada", pero Bertone dijo que "el Papa está muy tranquilo y seguro... Tenemos fe en los dispositivos de seguridad que va a implementar el gobierno".

"El se encomienda a Dios y también a sus ángeles de la guarda, que no estarán ausentes en este viaje a Estados Unidos", dijo Bertone con una sonrisa.

Discurso en Naciones Unidas

El Vaticano ha querido destacar que el viaje del Papa, además de ser una respuesta a la invitación de la ONU, es también un viaje pastoral y se enmarca en las celebraciones del bicentenario de la fundación de cuatro diócesis estadounidenses: Boston, Louisville, Filadelfia y Nueva York, así como de Baltimore como la primera Archidiócesis de Estados Unidos.

En la preparación del viaje, la Santa Sede ha tenido también en cuenta que la mayor comunidad judía se encuentra en Estados Unidos, con cerca de 5.2 millones de judíos, y Benedicto XVI aprovechará la ocasión para limar las últimas asperezas surgidas en las relaciones.

publicidad

En principio sólo estaba previsto un encuentro, pero a última hora el Vaticano incluyó en el programa una visita a la sinagoga neoyorquina de East Park, que está bajo la dirección de un rabino Arthur Schneier, de 78 años, de origen austríaco y que sobrevivió al Holocausto.

Dos encuentros que aspiran a rebajar las tensiones surgidas después de que instituciones judías denunciaran que el Vaticano les quería despreciar y discriminar con la reinstauración y nueva formulación de la oración en latín del Viernes Santo, en la que se reza por ellos.

Benedicto XVI cambió en esta oración la frase en la que se pedía por la "conversión del pueblo judío", que tantas críticas había ya originado, por un que "ilumine sus corazones para que reconozcan a Jesucristo salvador de todos los hombres", pero tampoco esto aplacó las críticas.

El Vaticano emitió hace unos días un comunicado en el que aseguraba que con esta oración la Iglesia católica "no ha querido, de ninguna manera, manifestar un cambio en el comportamiento respecto a los judíos".

Algunos exponentes del judaísmo expresaron satisfacción por la aclaración, entre ellos está Jack Bemporad, que estará presente en la acogida a Benedicto XVI en la sinagoga de Park East.

Otros, como el rabino de Roma, Riccardo Di Segni, consideraron que el comunicado del Vaticano es "muy bonito", pero lo que esperan oír es que la Iglesia no reza por la conversión de los judíos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad