publicidad

Bélgica está de luto por accidente de autobús en Suiza

Bélgica está de luto por accidente de autobús en Suiza

Bélgica observó un minuto de silencio en homenaje a las 28 personas que murieron en un accidente de autobús, entre ellas 22 niños.

BRUSELAS - Bélgica observó este viernes a las 11H00 (10H00 GMT) un minuto de silencio en homenaje a las 28 personas que murieron en un accidente de autobús, entre ellas 22 niños, el martes por la noche en Suiza.

Los restos de las 28 víctimas fueron repatriados de Suiza por la mañana mientras que los niños heridos continuaban llegando a Bélgica para reunirse con sus familias.

Todas las banderas fueron izadas a media asta en los edificios oficiales y las iglesias del reino hicieron sonar sus campanas a las 11H01. El reino decretó un duelo nacional para este viernes, constataron periodistas de la AFP.

La emoción era particularmente intensa en las escuelas primarias de Heverlee (centro) y de Lommel (noreste), en donde estaban escolarizados los 46 niños que viajaban en el autobús.

En Lommel, 15 estudiantes y dos adultos de la escuela murieron en el accidente, sólo quedan seis sobrevivientes.

En esta localidad situada cerca de Holanda, los empleados municipales se juntaron delante del ayuntamiento en un silencio total. "Toda la ciudad, toda la provincia, toda Bélgica apoya a las familias. Es muy importante", resumió un transeúnte, Dirk De Vroeve.

En Heverlee, los niños de la escuela lanzaron globos blancos con mensajes justo después del minuto de silencio.

Miembros de las familias reales belga y holandesa agendaron una visita a Lommel y Heverlee para el próximo miércoles, a pedido de los padres de las víctimas, para una ceremonia de homenaje.

publicidad

Tragedia sigue causando estragos

En Bruselas, el primer ministro Elio Di Rupo rindió homenaje en la explanada de la sede del gobierno con los miembros de su gabinete y de la administración.

Por un minuto, la capital se inmovilizó, los autobuses, tranvías y trenes subterráneos apagaron sus motores y los usuarios interrumpieron sus conversaciones. Cerca de la Gran Plaza, la pequeña estatua del Manneken Pis, símbolo de la ciudad, tenía un brazalete negro.

Por la mañana, los dos aviones C-130 que transportaban los cuerpos de las 28 víctimas aterrizaron en la base militar de Melsbroek, cerca de Bruselas.

Las pertenencias de las víctimas fallecidas llegaron en un tercer vuelo.

Los féretros fueron escoltados hacia Lommel, Heverlee y Aarschot (de donde son oriundos los dos conductores del autobús). Seis de los fallecidos trasladados a Lommel son de nacionalidad holandesa.

Este viernes llegaron en seis aviones medicalizados los 20 heridos que serán ingresados en el hospital de Lovaina.

En Suiza, la policía continúa la investigación para determinar las causas del accidente que se produjo en un túnel de Sierre (sur).

La justicia suiza indicó este viernes en una conferencia de prensa que la autopsia del conducto no reveló rastros de alcohol y no permitió profundizar la causa de un malestar.

"No hay presencia de alcohol en el organismo del conductor" y "no hay elementos que permiten señalar un malestar. Sabremos más en las próximas semanas", precisó el fiscal Olivier Elsig.

En cuanto la hipótesis evocada por la prensa que asegura que el conductor quiso lanzar un DVD justo antes del drama, el jefe de la policía local indicó que no hablaría sobre ese punto. "Todos los testimonios de los niños son considerados", agregó.

Comenta esta noticia en los Foros de Univision.com

Sobrevivientes volvieron a Bélgica

Los primeros escolares sobrevivientes del accidente de autobús ocurrido en el sur de Suiza llegaron, la noche del jueves al viernes, a un aeropuerto militar cercano a Bruselas, informó la agencia belga Belga.

Los niños, que estuvieron en el autobús accidentado, en el que murieron 28 personas, entre ellas seis adultos, llegaron al aeropuerto de Melsbroek y fueron entregados a sus familias poco después de medianoche (23H00 GMT).

Un fotógrafo de la agencia Belga dijo el grupo, repatriado a bordo de un avión gubernamental, partió en dos autobuses y una docena de automóviles, bajo escolta policial. No se vio ninguna ambulancia, dijo.

Un portavoz del Ministerio del Interior belga dijo a la AFP que no habría "ninguna comunicación" sobre el aterrizaje previsto para el viernes, "por respeto a las víctimas y de acuerdo con las autoridades suizas."

El gobierno belga dijo el jueves que los cuerpos de las víctimas, en su mayoría niños de 11 y 12 años, serían repatriados a Bélgica el viernes y que llegarían a bordo de tres aviones C-130 del ejército belga, lo que llegó la noche del jueves a Sion, en Suiza, agregó.

publicidad

"De mutuo acuerdo con las autoridades suizas se ha decidido que los cuerpos de las víctimas serán repatriados del modo más digno en el transcurso de la jornada del viernes, en tanto que sus familiares tomarán el avión esta noche", indicó el jueves el gobierno.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad