publicidad

Atentado suicida causó al menos 65 muertos en el noreste de Pakistán

Atentado suicida causó al menos 65 muertos en el noreste de Pakistán

Al menos 65 personas murieron y 112 resultaron heridas en un atentado suicida en el noroeste de Pakistán.

Atentado suicida causó al menos 65 muertos en el noreste de Pakistán 939...

Kamikaze utilizó una moto

PESHAWAR - Al menos 65 personas murieron y 112 resultaron heridas este viernes en un atentado suicida ante un local administrativo en un mercado muy concurrido del noroeste de Pakistán, un país confrontado a una serie de ataques de talibanes vinculados a la red Al Qaeda.

El atentado fue perpetrado en Yakaghund, una aldea del distrito tribal de Mohmand, a poca distancia de la frontera afgana y uno de los bastiones de los talibanes paquistaníes y de los combatientes extranjeros de Al Qaeda, indicó un periodista de la AFP en el lugar.

El kamikaze lanzó su motocicleta contra el portal de entrada de una casa utilizada como oficina de la administración local.

"El blanco no está claro, podría ser la administración local o bien miembros de un grupo (de líderes tribales) encargados de negociar la paz (con los talibanes) y que acostumbran a reunirse en mi oficina todos los viernes", explicó a la AFP Rasool Khan, jefe de la administración local. Antes había dicho que el blanco era él.

publicidad

"El balance es de 65 muertos y 112 heridos", anunció.

Despejan los escombros

Al anochecer, los equipos de socorristas trataban de despejar los escombros de tiendas vecinas.

La oficina de la administración resultó dañada, al igual que un muro de una prisión contigua, y varios tenderetes se derrumbaron, constató la AFP.

Al menos 28 presos se evadieron, según la policía local.

"Creemos que hubo dos explosiones, la del kamikaze y quizá otra de un coche bomba activado a distancia", aseguró Khan.

"La gente gritaba, había trozos de cuerpos por todas partes", contó por teléfono Raj Wali, un empleado de 23 años que fue testigo del ataque.

Bastión de los talibanes

Yakaghund se encuentra en el distrito de Mohmand, uno de los siete que integran el cinturón tribal del noroeste de Pakistán, considerado como bastión del Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP) y de los combatientes extranjeros de la red islamista Al Qaeda.

El TTP, que juró obediencia a Al Qaeda cuando fue creado en 2007, es junto con otros grupos afines el principal responsable de una ola de unos 400 atentados que en los últimos años ha matado a más de 3,450 personas en todo el país.

La Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) efectúa en la zona frecuentes bombardeos con aviones teleguiados, que han matado a varios combatientes islamistas paquistaníes y afganos y a mandos de la red de Osama bin Laden, aunque también a numerosos civiles, según el ejército de Pakistán.

Uno de los peores

The Associated Press reportó que el ataque del viernes es uno de los más graves del año en Pakistán, y pareció un indicio de que, a pesar de las ofensivas militares, los insurgentes mantienen su fuerza en el cordón de distritos tribales de la frontera con Afganistán.

Agregó que los atacantes suicidas fueron dos.

Estados Unidos ha elogiado a Pakistán por atacar a los extremistas que usan esta región como base para agredir a las fuerzas occidentales al otro lado de la frontera. Sin embargo, el Talibán ha respondido con frecuencia en territorio paquistaní.

Detalles del ataque

Una de las explosiones pareció relativamente pequeña pero la otra fue enorme, dijo el administrador en jefe de Mohmand, Amjad Alí Khan, que agregó que había más de 60 muertos y más de 100 heridos.

Rasul Khan, que estaba en su oficina en ese momento, salió ileso y relató que entre 70 y 80 tiendas de la zona resultaron dañadas o destruidas por la fuerte explosión.

Una cárcel cercana también sufrió daños y unos 28 criminales comunes se habrían escapado, agregó.

Imágenes de televisión mostraban a decenas de hombres que buscaban a sobrevivientes entre montañas de ladrillos y lodo.

"Luego de la explosión, vi destrucción, vi cuerpos por todos lados, vi a los heridos que clamaban por ayuda", dijo el funcionario de seguridad Esa Khan a The Associated Press en la ciudad de Peshawar, la principal del noroeste, adonde llegó con algunos de los heridos.

publicidad

Relato de un testigo

Abdul Wadud, de 19 años, estaba sentado en un vehículo en la zona cuando sucedió el ataque.

"Sólo oí una explosión ensordecedora y me desmayé", dijo, mientras le curaban heridas en la cabeza y los brazos. "Me encontré en una cama de hospital al abrir los ojos. Creo que los que planearon o realizaron el ataque no son humanos".

Mohmand es una de varias regiones tribales de Pakistán donde el gobierno tiene poca influencia y donde se cree que se refugian el Talibán y al-Qaida. El Ejército paquistaní realizó varias operaciones en Mohmand pero no pudo expulsar a los insurgentes.

La información proveniente de esa región es difícil de confirmar de manera independiente porque el acceso está severamente restringido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad