publicidad

Aerolínea ofreció viaje gratis a Gran Bretaña al Papa Benedicto XVI

Aerolínea ofreció viaje gratis a Gran Bretaña al Papa Benedicto XVI

La compañía de bajo precio, EasyJet, aprovechó una incipiente polémica sobre el elevado costo de la visita.

Todavía no tiene fecha

LONDRES - La compañía de bajo precio, EasyJet, aprovechó este miércoles una incipiente polémica sobre el elevado costo de una próxima visita del Papa al Reino Unido para hacerse un poco de publicidad ofreciéndole transporte gratuito "a fin de contribuir a reducir los gastos del viaje".

Benedicto XVI confirmó el lunes su primera visita al Reino Unido, sin precisar fecha, en un discurso ante una delegación de obispos británicos durante el cual criticó también un proyecto de ley actualmente en discusión en el parlamento para proteger a los homosexuales de la discriminación.

Sus declaraciones suscitaron polémica y una organización laica National Secular Society (NSS) se quejó de "la factura de unos $20 millones" que deberá pagar el contribuyente por esta visita.

EasyJet aprovechó la ocasión para ofrecerle al Papa "la experiencia totalmente nueva de un viaje a bajo precio", que en su caso sería gratuito.

Además, podrá disfrutar sin ningún cargo, de un embarque prioritario, lo que le permitirá "ser de los primeros en subir al avión y poder elegir su asiento".

Esperan una respuesta

La compañía menciona de pasada que el precio de sus vuelos entre el Reino Unido y Roma es "considerablemente más barato que el de las compañías tradicionales que el Papa elige normalmente". "Estamos seguros de que cuando haya probado EasyJet, Su Santidad nunca volverá a elegir otra compañía".

publicidad

EasyJet dijo este miércoles que esperaba una respuesta del Vaticano a esta invitación.

Otra compañía de bajo precio, Ryanair, transportó realmente a la reina Sofía de España en un vuelo entre Santander (norte de España) a Londres en mayo pasado, pero luego utilizó su imagen sin autorización en una campaña publicitaria que "sorprendió" y "disgustó" a la Casa Real.

Anuncian protestas

Los secularistas británicos anunciaron que protestarán por la visita, este año, del Papa al Reino Unido, después de que Benedicto XVI instase ayer a los obispos católicos a hacer campaña con "celo misionero" contra el proyecto de ley de igualdad presentado al Parlamento por el Gobierno británico.

Los comentarios del Papa, que los medios británicos interpretan como un ataque directo al Gobierno laborista, causaron indignación entre los grupos de homosexuales y de laicistas, que han llamado a manifestarse contra la visita, prevista para septiembre.

En su carta a los treinta y cinco obispos católicos de Inglaterra y Gales, Benedicto XVI criticó en público por primera vez las nuevas leyes británicas contra la discriminación por motivos sexuales al señalar que "imponen limitaciones injustas a la libertad de las comunidades religiosas de proceder según sus creencias".

Ataque frontal

Los comentarios del Papa se han visto en Reino Unido como un claro ataque al proyecto de ley de igualdad, que consolida y trata de ampliar lo logrado en los cuarenta últimos años en esa materia al prohibir a empresas, instituciones o agencias del tipo que sea discriminar contra un empleado simplemente por sus inclinaciones sexuales.

Las iglesias y las organizaciones religiosas no están, sin embargo, hasta ahora obligadas a cumplir esas leyes, exención que el Papa ha animado a sus obispos a defender.

El arzobispo de Westminster y primado católico, Vincent Nichols, sumó su voz a las críticas del Papa al tachar de "injusto" el proyecto de ley de igualdad.

Los temores de Roma

La Iglesia teme que, de aprobarse en el Parlamento, la ley de igualdad, aquellas de sus escuelas e instituciones que se negasen a emplear a homosexuales podrían ser procesadas por discriminación laboral.

Los obispos anglicanos, que ocupan escaños en la Cámara de los Lores, contribuyeron a la derrota, la semana pasada, en esa cámara del proyecto de ley, que debía aclarar qué empleos son o no religiosos y a cuáles debía aplicarse la nueva legislación.

El grupo de defensa de los derechos de los homosexuales Stonewall criticó al Papa y dijo que la ley de igualdad debe aplicarse a todos.

Jonathan Finney, portavoz para asuntos parlamentarios de ese grupo, declaró a la BBC que "no se puede denegar el acceso a unos servicios o a un trabajo a las personas sólo por su condición de homosexuales".

publicidad

Clima electoral

Según comenta hoy el diario The Times, el ataque del Papa puede influir en las próximas elecciones generales británicas, previstas para el 6 de mayo, y anticipa lo que figurará en el próximo manifiesto de los propios obispos ingleses.

Las palabras de Benedicto XVI, agrega el periódico, reflejan la irritación de la jerarquía católica, que comparte también la anglicana, por lo que los cristianos interpretan como un intento del Gobierno laborista de marginar a la religión de la vida pública.

Según The Times, el enfrentamiento con los laboristas puede subir de tono si, como algunos sugieren en Roma, el Papa eleva este año al arzobispo Nichols al colegio cardenalicio, a quien se considera muy alineado con el conservadurismo del actual Pontífice.

Tras escuchar las palabras de Benedicto XVI, Nichols se comprometió a seguir combatiendo el proyecto de ley de igualdad cuando vuelva a la Cámara de los Comunes: "La batalla continúa", declaró el arzobispo a The Times.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad