publicidad
Elecciones legislativas en México

Votaciones en México con ausentismo

Votaciones en México con ausentismo

Poca fe en los políticos actuales y desencanto por las promesas no cumplidas es lo que reina en el ambiente este 5 de julio.

Elecciones legislativas en México
Elecciones legislativas en México

Poca fe

CIUDAD DE MÉXICO – Poca fe en los políticos actuales y desencanto por las promesas no cumplidas es lo que reina en el ambiente este 5 de julio, día en el que los mexicanos votan para renovar 500 escaños de la Cámara de Diputados, seis gobernadores y  565 alcaldes.

Recibe Noticias de México en tu móvil

Las casillas si bien no tienen poca afluencia tampoco presentan filas de personas que tengan la intención de votar. Por las calles de la capital mexicana el día transcurre tranquilo, sin arrebatos ni actos de violencia entre partidistas.

Algunos se han encargado de hacer campaña en contra de las votaciones desde cualquier trinchera. Mensajes como "Nadie quiere votar, el pueblo ya no cree un carajo" se leen en Internet.

publicidad

"Está muy feo el desanimo de la gente. Se siente el abandono. Si no votas es como dejar que te frieguen pero a la vez eso es ilusorio. La realidad es que nadie sabe por quién votas y les vale hasta que ganan o pierden. Aunque votes por el  que gane, ¿qué le vas a decir?. Yo voté por ti y te exijo que no haya inseguridad en mi colonia...Hay  una perdida de fe, total", aseguró Isaac López, de 35 años.

Para otros más que el desencanto, tienen desinterés absoluto sobre la política de su país.

"Creo que ya ni sirve mi credencia de elector, entonces pues  ni voy a votar. La verdad no me interesa quien gane o pierda, yo vivo mi vida y punto", expresó Antonio Reséndiz de 28 años.

Más de 77 millones de mexicanos registrados en el padrón electoral están convocados para participar en una jornada electoral en la que también se elegirán seis de 31 gobernadores y centenas de alcaldías y legisladores locales, en un país sumido en una recesión económica y con varias zonas afectadas por la violencia del narcotráfico.

La moda del voto anulado

Los últimos sondeos señalaron que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó el país por siete décadas hasta el 2000 cuando por primera vez llegó la oposición al poder de la mano del PAN, obtendría la mayoría de la votación a la cámara baja y el mayor número de legisladores federales.

La elección nacional también ocurre en medio de un inusual movimiento social nacional que ha llamado a acudir a las urnas pero sólo para anular el voto como muestra de descontento ante una clase política que a juicio de algunos sólo vela por intereses de grupo y no de los ciudadanos que la eligen.

"Siempre he votado por el PAN, pero esta vez he anulado mi voto, porque ahora los partidos no funcionan", comentó después de votar en la capital mexicana Marta Tamayo, de 43 años y quien trabaja en un área de recursos humanos.

El respaldo

Aunque no se espera que el porcentaje de votos anulados supere al que recibirán los principales partidos (en una encuesta de junio se dijo que alcanzaría hasta 15%, pero las de la última semana reflejaron que no superaría el 5%), autoridades e institutos políticos le han prestado atención por tratarse de un movimiento que consciente e intencionalmente ha sido respaldado por intelectuales, líderes de opinión y ciudadanos en general.

La campaña tuvo tanto impacto que en el último par de semanas el mensaje de la mayoría de los actores políticos, incluido el presidente, fue llamar a la ciudadanía a no anular su voto y ser parte de los electores que decidirán la nueva conformación de la nueva Cámara de Diputados, actualmente con mayoría relativa del PAN.

"Invitamos a los ciudadanos a participar, a no perder la oportunidad de votar", dijo el domingo el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, al arranque de los comicios que a su juicio son "una oportunidad más de revocar o convalidar la actuación del sistema político mexicano y de sus representantes.

publicidad

Sin esperanzas de cambio

La jornada electoral se desarrolla con poca afluencia, algunas casilla lucen vacías otras con dos o cuatro personas que acudieron a votar pero que no muestran interés ni esperanzas de que su sufragio vaya a cambiar el rumbo de la política mexicana.

"Yo voté solamente porque no había gente, porque la verdad ni toman en cuanta los votos, ya no les creemos nada a los políticos, además solamente se gastan el dinero de las campañas y eso sí hacen muchas promesas que nunca cumplen", comentó molesto el señor Omar Rodriguez.

"Eso es muy cierto, aquí solamente conocemos a los políticos cuando vienen a prometernos cosas, a dar 'regalitos' y eso una miseria de cosas, porque después se olvidan de mejorar la colonia. Yo vote, pero tampoco creo que esto vaya a cambiar, por el contrario", expresó la señora Teresa Negrete.

Los que sí creen

Sin embargo no todo es negro, hay quienes defienden su derecho de votar.

"Mi voto es una pequeña aportación que ayuda a definir el rumbo del país, cada voto cuenta y es importante por que es decisivo, pero más allá del voto y anular o abstenerse, todos debemos dar lo mejor de nosotros para cambiar al país", comentó a Univision.com Álvaro Espíritu Santo, de 25 años.

Para Raymundo Flores, es importante alzar la voz con el voto.

publicidad

"Es mi obligación sino después cómo voy a reclamar por algo que no me parece. No se trata nada más de quejarse y de no hacer nada para cambiarlo. Además las elecciones nos están costando a todos los mexicanos", dijo en entrevista.

Mientras que Jorge Ibarra, joven de 30 años dijo criticó la campaña del voto nulo, destacó que es importante hacer valer los derechos de cada mexicano y no se puede exigir a los diputadoas nada si no se vota.

"Estamos acostumbrados a quejarnos, pero hay mucha gente que no vota y luego dice que nunca les hacen caso, pero cómo quieren cambiar las cosas si no acuden a las urnas cuando tenemos la oportunidad de contribuir con nuestro granito de arena".

A pesar de que se ha mostrado poco interés en las casillas, las autoridades electorales confían que esa tendencia se revierta más tarde, como ha sucedido en los anteriores comicios en el país, cuando la gente acude a emitir su voto hasta una horas antes del cierre de casillas (18:00 hrs).

En el Distrito Federal además de votar por Diputados federales, también se renovará el Congreso local y jefes delegacionales.

En la conformación actual de la cámara baja, el PAN tiene la mayoría relativa con 206 de los 500 asientos. Le siguen el partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD) con 126, y el PRI con 106.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad