publicidad

Sandoval Iñíguez deja arquidiócesis de Guadalajara tras 17 años

Sandoval Iñíguez deja arquidiócesis de Guadalajara tras 17 años

El cardenal Juan Sandoval Iñiguez dejó su puesto de arzobispo de Guadalajara, tras 17 años de una gestión episcopal de luces y sombras.

Su carrera eclesiástica

CIUDAD DE VATICANO - El cardenal Juan Sandoval Iñiguez dejó su puesto de arzobispo de Guadalajara, una de las demarcaciones eclesiásticas con mayor tradición en México, tras 17 años de una gestión episcopal de luces y sombras.

Este día el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia a esa arquidiócesis y nombró en su lugar al cardenal José Francisco Robles Ortega, hasta ahora arzobispo de Monterrey.

Nacido el 28 de marzo de 1933 en la localidad mexicana de Yahualica, en el estado de Jalisco, Sandoval Iñiguez ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara el 11 de Noviembre de 1945 y fue enviado a Roma a continuar sus estudios en 1952.

En la Pontificia Universidad Gregoriana obtuvo la licenciatura en filosofía y el doctorado en teología dogmática. En la misma capital italiana recibió la ordenación sacerdotal (1957) y regresó a su país cuatro años después para ser director espiritual del seminario donde estudió.

Fue rector de esa casa de estudios entre 1980 y 1988, hasta que Juan Pablo II lo designó como obispo coadjutor de Ciudad Juárez, diócesis de la cual se convirtió en pastor titular el 11 de junio de 1992.

Suplió a Posadas Ocampo

En abril de 1994 recibió la designación de arzobispo de Guadalajara para suplir al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado el 24 de mayo de 1993. El 30 de octubre de 1994 fue elevado a la dignidad de cardenal de la Iglesia católica.

publicidad

Durante su ministerio episcopal ha insistido en el esclarecimiento del homicidio de su predecesor, al cual considera un “crimen de Estado” donde habrían estado involucrados personajes de la política.

En varias ocasiones ha padecido enfermedades que lo han tenido al borde de la muerte, como el dengue en 2009 o la paratifoidea y una trombosis en la pierna, que lo obligaron a una larga convalecencia en este 2011 por la cual adelgazó 17 kilos.

En 1999 debió ser internado de urgencia en el Hospital Santa Margarita por un fuerte dolor estomacal que obligó a extirparle parte del intestino, situación de salud que él mismo consideró como consecuencia de un envenenamiento.

Vida polémica

Afrontó algunas denuncias, entre ellas una acusación por supuesto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito presentada en 2003 por el ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jorge Carpizo Mc Gregor, y de la cual fue exonerado.

En 2010 el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubón, lo denunció por declaraciones en las que le acusó de haber “maiceado” a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que avalasen las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

En 2008 también se vio involucrado en una controversia por la donación de 90 millones de pesos que el Gobierno del Estado de Jalisco otorgó a la arquidiócesis para la construcción del Santuario de los Mártires, un templo dedicado a los santos y beatos de la persecución religiosa en México.

Durante el ministerio de Sandoval Iñiguez se tuvo un crecimiento en el número de vocaciones sacerdotales, al grado que el Seminario de Guadalajara cuenta actualmente con mil 387 seminaristas, la matrícula más alta en 30 años.

José Francisco Robles lo sustituye

En un comunicado refirió que el Cardenal José Francisco Robles Ortega, hasta hoy arzobispo de Monterrey, nació en el municipio de Mascota, Jalisco, el 2 de marzo de 1949.

El nuevo arzobispo de Guadalajara se hará cargo de una demarcación eclesiástica de 20 mil 827 kilómetros cuadrados, siete millones 158 mil habitantes de los cuales seis millones 452 mil se declaran católicos.

Como parte de su formación, realizó sus estudios sacerdotales en el Seminario Menor en Autlán de Navarro, Jalisco, en el Seminario de Guadalajara y en el Seminario de Zamora.

Se ordenó sacerdote el 20 de julio de 1976 en la Diócesis de Autlán. Posteriormente, completó sus estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma.

Asimismo, fue párroco en el Santuario de Guadalupe de Autlán y rector del Seminario de la misma diócesis; el 30 de abril de 1991 el Papa Juan Pablo II lo designó Obispo Auxiliar de Toluca, siendo consagrado el 5 de junio de ese mismo año, por el Obispo de Toluca, Alfredo Torres Romero.

A la muerte de Monseñor Alfredo Torres Romero, José Francisco Robles Ortega asumió el título de Obispo de Toluca, a partir del 15 de junio de 1996, donde permaneció hasta el 25 de enero de 2003, cuando el Sumo Pontífice, Juan Pablo II, lo designó arzobispo de Monterrey.

publicidad

El 17 de octubre de 2007 se anunció su cardenalato, en el Consistorio que ocurrió el 24 de noviembre de ese mismo año. En el Consistorio recibió el Capelo Cardenalicio de manos del Papa Benedicto XVI, y el título de cardenal presbítero de S. Maria della Presentazione.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad