publicidad
El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda.

Revelan supuesto audio de Abarca el día que fueron atacados los estudiantes

Revelan supuesto audio de Abarca el día que fueron atacados los estudiantes

José Luis Abarca mandó un audio por WhatsApp en donde asegura que la noche del 26 de septiembre no ocurrió ningún incidente, según Punto de Partida.

El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángel...
El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda.

En un supuesto audio José Luis Abarca niega que, aquella noche negra del 26 de septiembre, un fuerte incidente estuviera pasando. Estas fueron sus palabras sobre la masacre de Iguala el día en el que ocurrió una de las peores tragedias contra estudiantes y que hoy está lastimando a México. Ese día, un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron perseguidos y baleados por integrantes de la Policía Municipal de Iguala. El saldo fue de seis muertos, 25 heridos y 43 estudiantes desaparecidos.

publicidad

José Luis Abarca solía grabar su voz para emitir mensajes. Y pareciera que lo mismo hizo esa madrugada que atacaron a los normalistas. Antes de dormir, cuenta el reportero de Punto de Partida, el ahora exalcalde tomó su celular, grabó un mensaje de voz y se lo envió a una persona allegada que preguntaba por los enfrentamientos.

"Ya está haciendo el recorrido final el comisario Felipe Flores. Acabo de hablar con él. Él me informa que el último reporte que tiene es que aquí en la ciudad no hay absolutamente nada", se le escucha decir en el supuesto audio revelado en el programa Punto de Partida.

Univision estuvo en el lugar donde presuntamente asesinaron a los 43 estudiantes de Iguala Univision

Abarca habría mandado el audio por celular vía WhatsApp a las 12:59 de la madrugada del 27 de septiembre, tan solo unos minutos después del ataque contra los estudiantes de Ayotzinapa.

Luego, según la supuesta grabación, insiste en hablar sobre Felipe Flores, encargado de la Policía de Iguala.

"Me vuelven a reportar que fue en las inmediaciones de Santa Teresa pero que aquí en Iguala nada. Él ya mandó checar para ver si esa información es verídica", volvió a decir.

La última vez que se le vio al exsecretario de Iguala fue la tarde del sábado 27 de septiembre. Estaba en las oficinas de la Policía Municipal cuando las fuerzas del Estado desarmaron y retuvieron a los policías de Iguala, según el reporte de Punto de Partida. La veracidad de esta grabación no ha sido confirmada por las autoridades.

Ese día fueron arrestados los 22 policías municipales acusados de participar en la desaparición de los 43 estudiantes. Felipe Flores no fue detenio y a partir de ese momento se dio a la fuga. Una semana después se pidió oficialmente su detención.

Las protestas por los 43 jóvenes que desaparecieron el 26 de septiembre en Iguala a manos de policías y que presuntamente fueron asesinados por miembros del cártel Guerreros Unidos se expandieron el martes al estado de Michoacán, donde un grupo de estudiantes también atacaron edificios oficiales y sedes de partidos políticos.

Padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero están desesperados Univision

Pese al recrudecimiento de la violencia, siguen predominando las manifestaciones pacíficas como la de la noche del martes, en la que mexicanos de diversas ciudades se unieron con velas en mano para decir "Basta de destruir" al país, en una iniciativa ciudadana bajo el nombre de "11.11 luz para México".

Por otro lado, el fiscal general, Jesús Murillo, se reunió en el helipuerto de Chilpancingo con los familiares de los 43 estudiantes para informarles sobre los avances en la investigación, después de la reunión realizada el viernes pasado en la misma terminal aérea.

Al cabo de la reunión, el vocero de los familiares, Felipe de la Cruz, dijo a medios locales que habían reprochado las declaraciones del gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, en el sentido de que los estudiantes de Ayotzinapa habían pasado de víctimas a victimarios por los actos de violencia durante las protestas.

publicidad

Los padres dijeron que continuarán sus propias manifestaciones pacíficas para presionar al Gobierno federal a que dé resultado en las pesquisas, y se deslindaron de los maestros de la CETEG y sus acciones violentas.

El viernes pasado, Murillo anunció a los familiares que tres miembros del cártel Guerreros Unidos detenidos confesaron que habían asesinado y quemado a más de 40 personas que dijeron ser estudiantes.

El presidente de México promete justicia por el caso Iguala Univision

Los familiares de los 43 estudiantes aseguran que mientras "no haya pruebas" seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos "vivos".

Precisamente el martes se pronunció por primera vez el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que realiza un peritaje independiente a solicitud de los familiares, y explicó que los restos humanos analizados hasta ahora no son de los jóvenes.

El EAAF indicó en un comunicado que ha intervenido en la exhumación y, en algunos casos, en el análisis de los restos hallados en las zonas de Cerro Viejo y La Parota, en el municipio de Iguala, así como en el basurero y la orilla del río San Juan, en el vecino municipio de Cocula.

"En síntesis, hasta el momento, no ha habido identificaciones entre los restos recuperados en las tres localidades mencionadas y los 43 normalistas", señaló.

publicidad

De los 39 cuerpos encontrados en las fosas de Iguala, aún faltan los resultados de las pruebas genéticas de seis, que estarán "a la brevedad", y de nueve más por realizar, mientras los restos hallados en el río y en el basurero serán analizados en un laboratorio de Austria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad