publicidad

Reporteros de Ciudad Juárez se quejan de presiones por parte de la policía

Reporteros de Ciudad Juárez se quejan de presiones por parte de la policía

Periodistas de Ciudad Juárez han denunciado que son presionados en su labor de información por policías federales.

Temor entre reporteros

CIUDAD JUÁREZ, México - Periodistas de Ciudad Juárez, la urbe más violenta de México con 1,500 muertos en lo que va de año, han denunciado que son presionados en su labor de información por policías federales que les exigen identificarse.

"Vemos con preocupación que las autoridades federales, en particular el Ejercito mexicano y la Policía Federal, en lugar de dedicarse realmente a una lucha de combate al crimen organizado pierdan su tiempo en fichar" a informadores, dijo hoy a Efe Adrián Ventura, presidente de la Sociedad de Periodistas y Comunicadores de Ciudad Juárez.

Según Ventura, hasta la sede de su organización han llegado varios reporteros para expresar su temor de que las medidas que aplica la Policía Federal puedan derivar en alguna acción contra la integridad de los periodistas.

Varios informadores de Ciudad Juárez consultados por Efe aseguran que cuando cubren un hecho en el que está involucrado el crimen organizado, como el asesinato de personas, agentes federales los intimidan al exigirles identificaciones y datos personales.

Policías encapuchados, con libreta en mano, solicitan uno a uno información confidencial, incluso identificaciones oficiales como la credencial de elector, a los reporteros que cubren los crímenes en esta frontera.

Datos personales

"Me quitaron mi credencial de elector, me preguntaron para qué medio trabajaba y (me dijeron) que si no tenia alguna identificación de prensa que me retirara del lugar", dijo a Efe una reportera de un medio local que por cuestiones de seguridad solicitó el anonimato.

publicidad

"La oficial federal después de regresarme la identificación me dijo que son medidas de seguridad para ellos, ya que existen personas que se hacen pasar por reporteros que van a 'checar' (verificar) si se hizo el 'trabajo' (asesinato)", puntualizó.

"Así como ellos aseguran que hay periodistas falsos, nosotros también hemos publicado delitos cometidos por policías con uniformes falsos", dijo uno de los comunicadores entrevistados.

La actitud de los policías federales ha causado conflictos y enfrentamientos verbales entre agentes y reporteros, lo que hace crecer el temor de los comunicadores.

Actos intimidatorios

La comandancia regional de la Policía Federal se ha negado a dar algún tipo de declaración sobre estas medidas.

En esta urbe varios periodistas han sido asesinados y el más reciente caso tuvo lugar el pasado 13 de noviembre, cuando un hombre armado mató de varios disparos al informador Armando Rodríguez, quien por mas de diez años cubrió la información policial para El Diario de Juárez.

El último hecho que fue calificado como intimidatorio para el ejercicio del periodismo ocurrió esta semana, cuando una decena de agentes federales armados y con pasamontañas acudió a una empresa editora para solicitar un material fotográfico, con el argumento de que habían extraviado el reporte de un hecho violento.

Este acción fue considerada como injustificada por parte de representantes de organizaciones internacionales de la defensa de la libertad de expresión.

"Dentro de este clima que se vive en Ciudad Juárez, este tipo de operativos o de presencia de la Policía Federal, o de cualquier corporación que se presente a las instalaciones de un periódico, indudablemente que genera temor", dijo a la prensa local Balbina Flores, corresponsal en México de la organización Reporteros Sin Fronteras.

Por su parte, Ricardo González, encargado del programa de protección a periodistas de la organización Article 19, dijo a Efe que es grave un hecho así porque es intimidatorio.

Algunos telenoticieros han optado por no enviar a sus reporteros a cubrir ese tipo de notas hasta que existan las condiciones de seguridad para hacerlo.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México dijo en noviembre pasado que desde 2000 han sido asesinados 45 periodistas, por lo que exigió al Estado investigar y castigar a los responsables de los crímenes para poner fin a la impunidad.

Varios de estos reporteros realizaban investigaciones o cubrían informaciones relacionadas con el crimen organizado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad