publicidad
El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton, unos 95 kilómetros (60 millas) al sureste de Raleigh.

Procesan a custodios por fuga de 153 reos

Procesan a custodios por fuga de 153 reos

Un juez inició un proceso penal a 41 custodios penitenciarios por la reciente fuga de 153 reos de la prisión de Nuevo Laredo.

El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton,...
El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton, unos 95 kilómetros (60 millas) al sureste de Raleigh.

Agentes facilitaron la huida

CIUDAD DE MÉXICO - Un juez inició un proceso penal a 41 custodios penitenciarios por la reciente fuga de 153 reos de la prisión estatal de la ciudad norteña de Nuevo Laredo, en el mayor escape de presos en la historia reciente de México.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado que los 41 enfrentan cargos por el delito de evasión de presos, que las leyes federales castigan con una pena de prisión de hasta 20 años.

La fuga ocurrió el 17 de diciembre en Nuevo Laredo, localidad fronteriza con Estados Unidos. Originalmente se informó que escaparon 141 presos, aunque posteriormente se precisó que fueron 153.

"Los inculpados, empleados del Centro de Ejecución de Sanciones de Nuevo Laredo, enfrentarán cargos por el delito referido derivado de la fuga de 153 internos el pasado 17 de diciembre", agregó la PGR.

publicidad

Tras la detención de los sospechosos, la PGR informó que las investigaciones señalan que los custodios facilitaron la huida de los reos al abrirles el portón del penal de Nuevo Laredo, una localidad fronteriza con Estados Unidos en el estado nororiental de Tamaulipas.

La mayoría de los presos que escaparon enfrentaban procesos o habían sido sentenciados por delitos estatales como robos y agresiones, aunque poco más de 50 habían sido detenidos por crímenes federales como tráfico de drogas y posesión de armas.

Hasta el momento no se ha logrado capturar a ninguno de los presos que huyeron del centro penitenciario; mientras el director del penal, Efraín Hernández Llamas, quien no se presentó a trabajar luego de la fuga, sigue en calidad de desaparecido.

Los tentáculos del narcotráfico

Tamaulipas, uno de los estados más afectados por la violencia del narcotráfico, ha enfrentado en los últimos años diversos problemas con las prisiones, que autoridades locales han vinculado con la dificultad para manejar a reos procesados por delitos federales.

En septiembre se había registrado la anterior mayor fuga de una prisión, también en Tamaulipas, cuando escaparon 85 reos del penal de la ciudad fronteriza de Reynosa.

En marzo hubo otra fuga de otra prisión de Tamaulipas, en la también ciudad fronteriza de Matamoros. Entonces escaparon 41 presos.

Según las autoridades federales, ciertas fugas se explican porque los carteles de las drogas buscan recuperar algunos de sus miembros, ante las dificultades para encontrar nuevos reclutas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad