publicidad
Policías mexicanos.

'México no tiene policías confiables': Felipe Calderon

'México no tiene policías confiables': Felipe Calderon

Felipe Calderón, admitió que la depuración de las policías estatales y locales es una tarea apremiante.

Policías mexicanos.
Policías mexicanos.

MÉXICO - El presidente mexicano, Felipe Calderón, admitió que la depuración de las policías estatales y locales es una tarea apremiante pues su país no cuenta con una fuerza policial confiable en todos los estados, como requiere para luchar contra una criminalidad cada vez más violenta.

"Este es un tema vital para la seguridad del país. Seamos francos: no existen cuerpos policiacos confiables en las entidades de la República, no en todas. Ese es el problema de la seguridad en México, esa es la prioridad número uno", manifestó al instar a los gobernadores a acelerar este proceso durante la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

"No podemos dejar al zorro dentro de los corrales de las gallinas", agregó Calderón ante el Consejo, integrado por funcionarios del gobierno, legisladores y representantes de la sociedad civil y ante el cual puso como ejemplo que 150 policías reprobados siguen laborando en unidades antisecuestro.

publicidad

"Mejor una policía chica y confiable que una multitudinaria y criminal", sostuvo el mandatario, que desde diciembre de 2006 estableció una estrategia de lucha antidroga centrada en la persecución militar de los carteles.

A esa estrategia se atribuyen 45 mil muertos, en su mayoría en disputas entre carteles y en las operaciones para perseguirlos, pero también en casos de civiles envueltos en balaceras o asesinados por error por fuerzas del Estado.

Alegando la incapacidad de las policías locales, Calderón ha ordenado el despliegue de al menos 50 mil militares en diferentes regiones, especialmente de la zona fronteriza con Estados Unidos (norte) y de la costa sobre el Pacífico (oeste), para frenar a los carteles de las drogas.

Pero, según organizaciones de derechos humanos, el despliegue militar ha exacerbado la violencia en vez de calmarla y ha multiplicado las denuncias que involucran a la fuerza pública en violaciones a las garantías constitucionales.

"Ruta crítica"

En el seno del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario propuso "y se aprobó por unanimidad- que se celebre una nueva sesión en diciembre para que cada gobierno estatal presente la “ruta crítica” que le permita cumplir la meta de tener instituciones certificadas.

El Ejecutivo federal pidió también que la Secretaría Técnica del Consejo presente una propuesta que permita adaptar el grado de control de confianza, de acuerdo con el nivel de responsabilidad del elemento a evaluar.

En el salón Tesorería del Palacio Nacional el gobernador de Chihuahua, César Duarte, fue el primero en abordar el tema, al pedir que se analice “replantear” los métodos para la aplicación de exámenes de control de confianza en las instituciones de seguridad.

El mandatario de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, se pronunció a su vez por no modificar los plazos establecidos en un acuerdo para que en mayo de 2012 estén evaluados los mandos altos y medios, y lo que la ley señala que en enero de 2013 deberán haber pasado esos controles todo el personal de los cuerpos policiacos.

“A lo mejor no vamos a poder cumplir, pero que se vea el tamaño del esfuerzo”, afirmó Osuna Millán.

En su oportunidad el gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Fernández, se quejó de que los candidatos a poligrafistas que han enviado para evaluar son rechazados y en los estados no hay personal para aplicar ese examen en las corporaciones.

En una primera participación el mandatario mexiquense, Eruviel Ávila, pidió "reconsiderar la fecha" y analizar el caso de cada entidad, pues dijo que según un análisis de la Secretaría de Seguridad Pública se llevaría 12 años la certificación de las instituciones policiacas.

Sin embargo en una intervención posterior, el gobernador del Estado de México señaló que esa entidad cumplirá con el mandato de la Ley de Seguridad Pública de tener policías confiables para enero de 2013.

publicidad

El jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, dijo que su gobierno ha evaluado a 12 mil elementos de un total de 42 mil, al tiempo que planteó llegar a mayo con el mayor porcentaje posible de aplicación de exámenes de control de confianza en los mandos altos y medios.

En su turno el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, pidió hacer un esfuerzo para simplificar los trámites en este proceso, pues “de otra manera yo no sé cuánto tiempo nos va a llevar”; mientras que el jalisciense Emilio González Márquez aseveró que la aplicación del polígrafo se ha convertido en un “cuello de botella” en este proceso.

'Para llegar a la meta'

Ante esta controversia, el presidente Calderón propuso "y se aprobó- celebrar una reunión en diciembre en la que se pueda presentar la información homologada con los criterios técnicos estadísticos.

Asimismo planteó que cada entidad federativa presente un calendario programático o “ruta crítica” que le permita cumplir con el mandato establecido en la ley de contar con la totalidad de los elementos evaluados en enero de 2013.

De esta manera cada quien presentará los pasos que tiene que dar para llegar a la meta y reconoció que hay estados que necesitan ampliar marginalmente sus capacidades, por lo cual “se tendrá que reclutar poligrafistas”.

“La verdad es que incluso tendrán que multiplicar las capacidades, es decir crear réplicas de Centros de Control de Confianza, para lo cual implicará hacer un diseño de dónde se van a tener los profesionistas, de dónde pueden salir, quién los puede capacitar”, advirtió.

publicidad

El presidente Calderón consideró también válido incorporar la posibilidad de que terceros, por ejemplo empresas especializadas, realicen las pruebas de control de confianza en otras dependencias o en otros estados.

Indicó que el estudio que realizará la Secretaría Técnica permitirá que haya un régimen o requisitos de control de confianza acordes con el nivel de responsabilidad de cada servidor público.

“Evidentemente quien tenga el mando requiere el máximo rigor de control de confianza y quien tiene un puesto operativo de cero responsabilidad o muy poca, tendrá mucho menos. Pero eso más vale definirlo técnicamente y que la Secretaría haga un estudio cuidadoso de qué es lo que conviene a estos propósitos”, concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad