publicidad
Diego Fernández de Cevallos manifestó que mantuvo discusiones duras con sus plagiarios relacionadas "con lo ideológico y con el secuestro mismo".

'Jefe Diego' discutió con sus plagiarios

'Jefe Diego' discutió con sus plagiarios

Diego Fernández de Cevallos manifestó que sus secuestradores lo trataron "extraordinariamente bien", pero que mantuvo discusiones duras con ellos.

Diego Fernández de Cevallos manifestó que mantuvo discusiones duras con...
Diego Fernández de Cevallos manifestó que mantuvo discusiones duras con sus plagiarios relacionadas "con lo ideológico y con el secuestro mismo".

Después de su libertad

MÉXICO - El ex candidato a la Presidencia de la República Diego Fernández de Cevallos, liberado el lunes tras siete meses de secuestro, manifestó que sus secuestradores lo trataron "extraordinariamente bien", a pesar de que mantuvo discusiones duras con ellos relacionadas "con lo ideológico y con el secuestro mismo".

"Me trataron extraordinariamente bien, con todo lo que implica de brutalidad el secuestro, con todo lo que implica de atrocidad ese procedimiento siempre fui respetado, siempre fui atendido y desde luego ni ellos dieron un paso atrás en su posición ni yo lo di", reveló.

"Nos confrontamos siempre, con mucha dureza, con rompimientos frecuentes, pero con mucho respeto que desde luego agradezco y reconozco", señaló en entrevista televisiva con el periodista Joaquín López Dóriga.

publicidad

Indicó que hubo discusiones "sobre todo lo que te puedas imaginar, relacionado con lo ideológico y con el secuestro mismo, con mucha dureza, de frente ellos y de frente yo.

“No podían dar la cara, porque sería mi muerte. Pero desde luego fueron personas que se confrontaron con el secuestrado con toda la dureza posible, pero sin faltarnos al respeto", añadió.

Agregó que durante su cautiverio meditó y pensó "fundamentalmente en el futuro, y uno de los temas que para mí será capital, y lo hablé con mis plagiarios, y está el compromiso con ellos de pensar y de luchar por grandes causas que reclama México, como son su pobreza, su injusticia y su impunidad".

"Creo que tenemos que hacer de México un país de leyes, de instituciones, no de secuestradores, no de asesinos, no de abusivos", agregó.

Señalamientos irresponsables

Antes, reveló además que fue dejado en libertad "algunos kilómetros distantes de algún pueblo", desde donde caminó "algunos kilómetros" para "darle gracias a Dios y empezar a ver el amanecer de un nuevo día, que en cierta forma para mí puede ser nuevamente el primer día".

Fernández de Cevallos dijo que una de las causas que motivó su secuestro fue "la irresponsable acusación que se me ha formulado de ser un hombre infinitamente rico, de ser el abogado más rico del mundo y de tener una fortuna incalculable, (pero) eso también se debe de perdonar".

Reacciones a la liberación

En tanto, el presidente de México, Felipe Calderón, se congratuló este lunes por la liberación del ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, tras siete meses de secuestro, y dijo que continuará la pesquisa para capturar a sus plagiarios, suspendida a pedido de la familia.

"La Procuraduría (fiscalía) General de la República continuará con las investigaciones para aprehender a los responsables y llevarlos ante la justicia", dijo el mandatario en un comunicado.

El político de 69 años, apareció ante las cámaras en una de sus viviendas en Ciudad de México, pocas horas después que sus captores lo dejaran en libertad.

Calderón se congratuló en el texto por la puesta en libertad de su compañero de partido, en el conservador Acción Nacional (PAN), y candidato a la presidencia en 1994, además de ex senador y abogado.

Poco después de que Fernández de Cevallos fuera raptado en su hacienda en el centro del país el 15 de mayo, la fiscalía mexicana anunció que suspendía sus investigaciones a petición de la familia, que quería conducir las negociaciones para la liberación.

"En todo momento, las autoridades Federales fueron respetuosas de la decisión de los familiares", señaló Calderón en el comunicado en el que recalcó que durante estos meses siempre se mantuvo "en contacto con los hijos de Diego Fernández, a quienes ofreció su solidaridad y el apoyo necesarios".

publicidad

Sus hermanas lo esperan

Hermanas del excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos esperan la llamada de “El Jefe”, para conocer su estado de salud y cuándo regresará a casa.

Entrevistadas en la entrada de su rancho San Germán, María, Beatriz y Elena se dijeron felices por la liberación de su hermano, de la que les avisaron desde las 3:00 horas del hoy, pero tomaron con reservas la noticia hasta que él se comunicara directamente con alguien familia.

Sin embargo, aún esperan la llamada de Diego Fernández en cualquier momento, porque cambiaron todos sus números telefónicos tras el secuestro que se registró hace siete meses en el rancho La Cabaña, municipio de Pedro Escobedo.

"Está a punto de hablar, porque cambiamos los teléfonos, porque estaba todo intervenido, se va a comunicar, pero no sabemos a qué hora, a la hora que pueda. Sabemos que está bien, que está débil, pero está bien, que está en casa de un amigo", dijeron Beatriz y Elena.

Risas y lágrimas

Sonrientes y a veces entre lágrimas, las hermanadas dieron gracias a todas las personas que las llamaron para felicitarlas y darles la noticia, porque con eso se acaba la pesadilla, aunque "ahora empieza con ustedes, que por qué, qué dijo, qué le pareció" bromearon en referencia a los reporteros.

Los hermanos ya se informaron unos a otros de la liberación y a uno de los hijos de Diego Fernández, pero aún desconocen cuándo pudiera regresar a su casa, aunque confiaron que será el propio Diego quien llame a los medios para dar a conocer todo lo que sucedió o hablar del rescate que se pagó.

publicidad

Sobre la carta que difundieron los secuestradores, donde consideraron que pretenden "culpar" a Diego Fernández de todos los males del país, cuestionaron que si el móvil era dar una lección a la clase política, "nunca lo hubieran soltado".

"Lo que quieran no se va a lograr por medio de guerra, lo que se quiera será por medio de la paz. Si fuera algo en contra de él, si ellos creyeran lo que dicen, que es el culpable de todos los males de la nación, no lo hubieran dejado libre, ya me lo hubieran quemado en leña verde", estimó Beatriz.

Elena recordó que apenas en enero pasado falleció su hermano Hernán, en febrero Álvaro y en poco tiempo secuestraron a Diego, por lo que este fue un año muy difícil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad