publicidad

Isabel Miranda de Wallace criticó penas para secuestradores

Isabel Miranda de Wallace criticó penas para secuestradores

La señora Isabel Miranda de Wallace exigió la pena máxima para las personas involucradas en el secuestro de su hijo.

"Mínima y rídicula"

MEXICO - La señora Isabel Miranda de Wallace exigió la pena máxima para las personas involucradas en el secuestro de su hijo, Hugo Alberto Wallace, ya que consideró que la sentencia que se les impuso no refleja la gravedad de su crimen.

En rueda de prensa, calificó como "blandengue" la sentencia impuesta por el juez 16 de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, Augusto Octavio Mejía Ojeda.

En este sentido, reclamó al juez quien a pesar de que sustenta y reconoce la culpabilidad de todos los secuestradores les regala a cada uno de ellos una pena, que a su juicio es mínima y ridícula.

En la conferencia realizada en un hotel de la Ciudad de México, puntualizó: "si a usted le faltan tamaños juez, le presto mis enaguas, pero que no le tiemble la mano para hacer justicia".

Los responsables

Por el secuestro de Hugo Alberto Wallace fueron sentenciados Juana Hilda González Lomelí, a 28 años de prisión, y César Freyre Morales a 47 años, y la señora Isabel Miranda reclama para ellos la pena máxima que alcanzaría 96 años de cárcel.

González Lomelí y Freyre Morales se encontraban acusados de secuestro agravado, delincuencia organizada, posesión de arma de fuego y portación de cartuchos.

Para Tony y Alberto Castillo Cruz, quienes fueron condenados a 30 años y nueve meses de cárcel, la pena máxima por su delito alcanzaría hasta 86 años, ya que no se les acusa de posesión de arma de fuego.

publicidad

La señora Wallace señaló que el líder de la banda, César Freyre Morales, debía haber sido condenado a 96 años, muy por encima de los 47 que le impuso el juez penal.

Consideró que a otra implicada, Juana Hilda González Lomelí, le corresponderían 96 años en lugar de 28, y a los hermanos Antonio y Alberto Castillo Cruz, condenados a 30 años 9 meses cada uno, 86 años de cárcel.

Miranda de Wallace refirió que el caso de Brenda Quevedo Cruz continúa en proceso, en tanto que Jacobo Tagle Dobin se encuentra prófugo en Israel.

La también presidenta de la organización no gubernamental Alto al Secuestro expresó su "indignación, impotencia, desacuerdo" ante el fallo.

"Entre hermandades de los policías judiciales, ineptitudes de los jueces, y complacencias, resulta que los mexicanos nunca tenemos justicia", agregó.

Arremetió contra juez

Adelantó que al término de la conferencia se dirigirá a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuraduría General de la República para solicitar que se le inicie una averiguación al juez Mejía Ojeda.

También pedirá al Juzgado de Alzada en la segunda instancia y al presidente de la Suprema corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia, su intervención para corregir la sentencia dictada por el juzgado 16.

Añadió que ya se presentó la apelación a la sentencia y están en vías de presentar los agravios que es todo lo que el juez no tomó en cuenta y volverlo a poner ante el Juez de Segunda Instancia para que pueda valorar lo que hizo el anterior impartidor de justicia.

Con estos elementos, observó, el Juez de Segunda instancia podría emitir sentencia definitiva en Segunda Instancia o bien, la regresaría al juzgado para que la corrija.

Petición a Israel

La señora Wallace demandó al Gobierno de Israel la entrega de Jacobo Tagle Dobin, a quien responsabiliza de liderar la banda que secuestró a su hijo en el 2005.

"La súplica es que no defiendan a un delincuente y que realmente hagan entrega al Gobierno de México de Jacobo Tagle Dobin", dijo en declaraciones a la emisora MVS la también destacada activista antisecuestros.

Miranda tiene "la certeza" de que el sujeto está en Israel por testimonios de algunos conocidos que lo han visto, por lo que reiteró su llamamiento para que sea entregado a México.

"De verdad, yo tengo mucho respeto para la gente trabajadora, como son ellos, de empuje. No entiendo por qué han tenido protegido a un delincuente que mató y secuestró", agregó.

La banda a la que supuestamente pertenecía Tagle Dobin secuestró a Wallace Miranda, por quien recibió un botín de 950,000 dólares, pese a lo cual la víctima nunca fue liberada y presuntamente murió de un infarto en cautiverio, según la Fiscalía.

publicidad

La organización la encabezaba César Freyre, señala Isabel Miranda, cuyo ímpetu y activismo guió a las autoridades mexicanas hacia varios de los culpables aunque otros siguen libres.

Según Miranda, Jacobo Tagle fue el encargado de "los 'levantes' (secuestros)", de "negociar y cuidar muchas veces a los secuestrados"

Isabel Miranda recordó que "por parte de México ya se hizo la petición formal" a Israel para que sea detenido Tagle Dobin y entregado a México en relación con unos hechos que el pasado 24 de diciembre se tradujeron en cuatro sentencias consideradas insuficientes por la activista.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad