publicidad

Hallaron 9 decapitados en el estado de Guerrero

Hallaron 9 decapitados en el estado de Guerrero

Junto a las cabezas se halló una amenaza escrita de narcotraficantes donde advierten que las ejecuciones no se detendrán.

Todos hombres

ACAPULCO – Doce hombres fueron decapitados en Chilpancingo, estado mexicano de Guerrero, y sus cabezas y cuerpos fueron hallados la madrugada del domingo en lugares distintos, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Algunas de las víctimas eran soldados del Ejército mexicano.

En lo que va del año ya se llevan registrados más de 5,300 asesinatos relacionados con la narcoviolencia.Entre las 3 AM y las 4 AM del domingo se localizaron “nueve cabezas dentro de bolsas de plástico, y unas tres horas después se encontraron los cuerpos en lugares distintos. Todas las víctimas son de sexo masculino", indicó un reporte policial de la SSP.Un oficial, que pidió no ser identificado, dijo a la AFP vía telefónica que a un lado de las cabezas se localizó un mensaje con una amenaza escrita en una cartulina, aparentemente relacionado con el tráfico de drogas.

"Esto le va a pasar a todos los guachos (sureños) por pasados de v… Esta es una de cal por las que van de arena. Por cada elemento que nos maten, les vamos a matar a diez. H… de su p… madre. Atentamente: Ya saben quien", decía el mensaje, según el oficial.

Miles de muertos

A su vez, el secretario de Seguridad Pública estatal, Juan Salinas Altés, dijo que nueve cadáveres acéfalos fueron descubiertos en un bulevar importante de la capital estatal, Chilpancingo, a unos cientos de metros del sitio donde el gobernador estatal participó más tarde en una tradicional celebración religiosa, realizada en medio de estrictas medidas de seguridad.

publicidad

México es azotado por una creciente ola de actos violentos, en su mayoría atribuidos al narcotráfico.

Las autoridades estiman que más de 5,300 personas han muerto en hechos violentos relacionados con la delincuencia organizada en lo que va de 2008.

Violencia sin fin

Los carteles mexicanos de la droga han recurrido con cada vez más frecuencia a la decapitación de sus víctimas, incluidos narcotraficantes rivales, policías o soldados.

El 28 de agosto, una decena de cadáveres sin cabeza se encontró en las cercanías de Mérida, capital del estado oriental de Yucatán.

Salinas Altés añadió que los expertos aún trataban de identificar los cadáveres, pero informó que un número aún indeterminado de los muertos eran soldados.

Cerca del lugar del hallazgo se ubica una base del Ejército.

"Algunos de los victimados fueron identificados como efectivos del ejército mexicano, pero apenas se están realizando las diligencias y peritajes y todavía no tenemos precisión del número de soldados asesinados", afirmó.

Otros tres cuerpos

Las autoridades locales informaron que tres cadáveres más, también decapitados, fueron encontrados el domingo, en una aldea a las afueras de Chilpancingo.

Otras dos cabezas cercenadas se hallaron en el mismo bulevar de Chilpancingo, el 7 de diciembre, junto con un mensaje que decía: "Según militares andan combatiendo a la delincuencia y resultan ser secuestradores. Esto les va a pasar (altisonancia)".

Los cuerpos ya fueron enviados al servicio médico forense y hasta el momento se desconoce la identidad de las víctimas.

Guerrero es uno de los estados donde los carteles del Golfo y el de Sinaloa, aliado con las organizaciones criminales locales, libran una lucha de territorios y en los últimos dos años se han registrado al menos tres episodios de decapitaciones, incluidas las de dos policías federales.

El gobierno federal mexicano mantiene un operativo con más de 36,000 hombres, en su mayoría militares, para combatir al narcotráfico en distintos puntos de México, donde la violencia ligada al crimen organizado ha dejado más de 5,300 muertes violentas en lo que va del año.

Los cuerpos ya fueron enviados al servicio médico forense y hasta el momento se desconoce la identidad de las víctimas.

Zonas en disputa

Guerrero es uno de los estados donde los carteles del Golfo y el de Sinaloa, aliado con las organizaciones criminales locales, libran una lucha de territorios.

En los últimos dos años se han registrado al menos tres episodios de decapitaciones, incluidas las de dos policías federales.

El gobierno federal mexicano mantiene un operativo con más de 36 mil hombres, en su mayoría militares, para combatir al narcotráfico en distintos puntos de México.

Guerra sin cuartel

Numerosos policías y soldados han muerto desde finales de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles del narcotráfico.

publicidad

Aunque las bandas criminales trataron otrora de evitar los enfrentamientos con el ejército, ahora atacan abierta y frecuentemente a los soldados.

En mayo de 2007, un grupo armado vinculado con una organización narcotraficante mató a cinco soldados en una emboscada en el estado de Michoacán, que colinda con Guerrero.

El domingo, la policía federal informó que había detenido a tres presuntos sicarios de un cartel narcotraficante en la ciudad de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos. Los sospechosos tenían presuntamente seis fusiles de asalto y unas 3,500 municiones en la vivienda donde se realizó la captura.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad