publicidad
Arrestan a ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca

El alcalde de Iguala, cada vez más acorralado

El alcalde de Iguala, cada vez más acorralado

José Luis Abarca está cada vez más complicado tras la masacre que cometieron policías municipales contra estudiantes de Ayotzinapa.

Arrestan a ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca
Arrestan a ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca

Por María Arce, enviada especial a Iguala

El cerco parece cerrarse sobre el alcalde de Iguala. José Luis Abarca está cada vez más complicado tras la masacre que cometieron policías municipales contra estudiantes de la escuela de Ayotzinapa en su municipio. Aunque pidió licencia casi al instante “para facilitar las investigaciones” del crimen ocurrido el 26 de septiembre pasado, el funcionario no se ha presentado a las autoridades y desde entonces se encuentra prófugo.

Ayer, la Procuraduría General del Estado de Guerrero, donde se encuentra Iguala, anunció que comenzó a investigarse oficialmente al alcalde, acusado “por omisión” de los delitos de homicidio, lesiones y desapariciones forzadas.

El Congreso de Guerrero, por su parte, y tras el pedido de la Procuraduría General, inició el proceso para quitarle los fueros al alcalde y pueda ser investigado y detenido por las autoridades.

publicidad

El fiscal Iñaki Blanco hizo el pedido ante el Congreso para que Abarca “esté en condiciones de responder a los señalamientos existentes en su contra como probable responsable  en la comisión de diversos ilícitos, entre otros, homicidio, lesiones y desaparición forzada”.

“El hoy alcalde con licencia fue omiso en tomar los cuidados o recaudos necesarios para para preservar la integridad de los estudiantes de la Normal Rural, lo cual se tradujo en la comisión de múltiples conductas ilícitas”, dijo el fiscal en su informe sobre los 43 estudiantes desaparecidos que dejó la masacre.

“La Fiscalía General del Estado  estima que se encuentra debidamente acreditado que teniendo la calidad de garante, el señor Abarca Velázquez fue omiso en su deber, dejando a merced de elementos de Seguridad Pública a las hoy víctimas, pues ello trajo como resultado 6 homicidios, 25 lesionados y 43 estudiantes en calidad de desaparecidos “, agregó.

El proceso de desafuero del alcalde puede demorar 10 días, según establece el procedimiento legislativo. Tras completar el proceso, las autoridades tienen luz verde para detenerlo. Omar Flores Majul, presidente de la comisión instructora del desafuero aclaró: “No me puedo saltar el marco normativo ni violentar el marco constitucional”.

Abarca sabía que irían tras él. Al día siguiente de la masacre, según trascendió hoy, presentó un recurso de amparo para impedir cualquier “orden de localización, búsqueda, presentación y la pretendida detención y su ejecución”.

Según Milenio Televisión, la presentación se hizo el 27 de septiembre pasado, un día después de la masacre.

Aunque fuentes citadas por el diario El Sol de Chilpancingo aseguran que el amparo quedó asentado el 6 de octubre. Y que el juzgado 1 en Material Penal  del Distrito Federal  lo concedió pero de forma provisional junto con una fianza de 35 mil pesos, unos 2,900 dólares.

El diputado del Partido Movimiento Ciudadano Emilio Ortega, aliado del PRI, sostuvo que hay elementos suficientes para solicitar también la inhabilitación de Abarca.

La fiscalía general llevó a cabo allanamientos en una vivienda del alcalde, pero no se conocen más detalles.

El Congreso también puso en marcha una comisión especial de investigaciones multipartidaria para controlar los avances del caso y a las diferentes autoridades que intervienen.

La diputada Lizbeth Rosas Montero dijo que la masacre en Iguala “evidencia severos problemas estructurales en el país, en donde un Estado de derecho y los sistemas sociales se encuentran depredados por esta actividad criminal que vemos todos los días”.

Familiares detenidos

Ayer, también fue detenido el cuñado del alcalde, Salomón Pineda Villa, hermano de María de los Ángeles Pineda Villa, señalado como uno de los responsables de la masacre. Es hermano también de Mario Pineda Villa y José Alberto Pineda Villa, operadores del cartel de los Beltrán Leyva. Ambos aparecieron muertos en 2009.

publicidad

A pesar de los vínculos con este grupo, el fiscal Blanco dijo que la esposa del alcalde no está siendo investigada. “Nadie ha acudido a la procuraduría a hacer denuncias” en su contra, explicó.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación De Guerrero (CETEG), que está en paro indefinido hasta que aparezcan los estudiantes, pidió que se enjuicie al alcalde, sumándose así al pedido de los estudiantes de Ayotzinapa que desde el primer momento señalaron al primer edil como corresponsable de la masacre. Incluso, algunos alumnos sostienen que es el autor intelectual del ataque.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en una solicitada, expresó hoy su “consternación  y repudio ante hechos que solo pueden explicarse  a partir de un vacío de autoridad, de la complicidad desde el poder municipal con el crimen organizado y la descomposición del tejido social”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad