publicidad

Cae funcionario estatal tras escándalo sobre cuotas de autopista

Cae funcionario estatal tras escándalo sobre cuotas de autopista

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, informó que ha aceptado la renuncia del secretario estatal de Comunicaciones, Apolinar Mena.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, informó que ha aceptado la renuncia del secretario estatal de Comunicaciones, Apolinar Mena, involucrado en el escándalo por presuntos sobreprecios en las cuotas de peaje de una autopista.

Ávila indicó que como resultado parcial de la investigación del caso, "la Secretaría de la Contraloría determinó que en lo que refiere al secretario de Comunicaciones, Apolinar Mena Vargas, no se observaron diversos principios establecidos en la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de México".

El gobernador había anunciado el pasado 8 de mayo una auditoría al contrato con la empresa OHL México para la construcción y operación del Viaducto Bicentenario, dos días después de que la difusión de unas grabaciones de conversaciones telefónicas revelara presuntas irregularidades.

Este domingo, Ávila indicó a la prensa que como resultado de las infracciones descubiertas, la Contraloría estatal impuso una multa de 12,592 dólares (189.000 pesos) a Mena con base en la mencionada Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Informó además haber aceptado "la renuncia al cargo de secretario de Comunicaciones del maestro Apolinar Mena Vargas", y anunció que mañana nombrará a un encargado de despacho para dar continuidad a los trabajos de la dependencia.

publicidad

El pasado 6 de mayo fueron desveladas unas grabaciones de conversaciones telefónicas de representantes de la empresa, filial de la española OHL, colgadas en YouTube y retomadas por diversos medios de comunicación.

Según los audios, un incremento del peaje del Viaducto Bicentenario es supuestamente usado por la firma para cobrarse por adelantado la construcción de las siguientes fases de la autopista, que aún no han sido iniciadas.

Asimismo, las grabaciones revelan que un directivo de OHL México, Pablo Wallentin, ofreció a Apolinar Mena pagarle unas vacaciones familiares en la Riviera Maya en supuesta retribución por habérsele permitido a la empresa aumentar las tarifas de la autopista.

Un día después Mena aseguró que había rechazado el ofrecimiento. "Recurrí al señor Pablo Wallentin como directivo de OHL para que me apoyara en que el hotel Fairmont, que es propiedad de esa misma empresa, no me obligara a contratar un paquete de estancia por más días de los que yo necesitaba", declaró a la prensa.

OHL México anunció el 11 de mayo que "derivado de las grabaciones ilegales difundidas en los medios", el Consejo de Administración de la empresa aceptó la "renuncia voluntaria" de Wallentin.

La empresa indicó en un comunicado que la dimisión fue presentada por Wallentin "a fin de no entorpecer las investigaciones y/o dañar más la imagen de la Sociedad".

Altos ejecutivos de la compañía han negado tajantemente cualquier irregularidad, atribuido la divulgación de las grabaciones al espionaje industrial y advertido de que buscarán reparaciones por los daños derivados del escándalo.

OHL México es uno de los principales operadores en el sector privado de concesiones en infraestructura de transporte en México y líder de su sector en el área metropolitana de Ciudad de México por número de concesiones asignadas y kilómetros administrados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad