publicidad
Unos 400 mil migrantes centroamericanos llegan a México cada año en su camino hacia el Norte. Apenas llegan a Oaxaca, buscan el tren La Bestia.

Activistas realizan Vía Crucis del Migrante en México

Activistas realizan Vía Crucis del Migrante en México

Inmigrantes realizan Vía Crucis en México

Unos 400 mil migrantes centroamericanos llegan a México cada año en su c...
Unos 400 mil migrantes centroamericanos llegan a México cada año en su camino hacia el Norte. Apenas llegan a Oaxaca, buscan el tren La Bestia.

Cansados de la violencia

ARRIAGA, México - Unos 20 activistas mexicanos continuaron el "Viacrucis del Migrante" iniciado el miércoles en la frontera de Guatemala con México, para recorrer jueves y viernes parte de la ruta que siguen los migrantes, en un símil de la procesión de Cristo, realizado en Semana Santa.

"No es sólo una protesta, es que los migrantes también ya estamos hasta la madre (hartos) de la persecución, de tanta violencia, de actos de barbarie como la matanza de San Fernando en Tamaulipas, y los nuevos descubrimientos que involucran a más migrantes", declaró a la AFP el activista Rubén Figueroa.

"Todos somos migrantes", gritaron los activistas al llegar a cada caseta de inspección, donde agentes permitieron el paso de los cerca de 40 migrantes que se sumaron a la caravana en el camino.

publicidad

La peregrinación inició el miércoles en Tecun Uman, Guatemala, pueblo ubicado a la orilla del río Suchiate, que manifestantes atravesaron en balsas, para seguir a Tapachula, Chiapas (sureste de México), donde realizaron una manifestación frente al centro de reclusión migratoria más grande del país.

En otro punto del recorrido, los migrantes se manifestaron contra la tortura, violaciones, secuestros y asaltos por parte de la delincuencia organizada.

Unos 400.000 extranjeros indocumentados llegan cada año a México para tratar de cruzar la frontera con Estados Unidos, en medio de cada vez más peligros provocados por las organizaciones criminales mexicanas, que los secuestran y muchas veces los matan.

La peor expresión de la violencia contra migrantes se ha registrado en San Fernando, un pueblo del noreste de México, ubicado a 160 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, donde desde el primero de abril se han localizado 145 cadáveres enterrados en fosas clandestinas.

Al menos un guatemalteco ha sido identificado entre ellos.

En ese lugar fueron asesinados también 72 migrantes de Centro y Suramérica en agosto pasado.

La marcha reiniciará el jueves en Arriaga, Chiapas, donde sale el tren de carga en el que los migrantes viajan de manera clandestina a través del territorio mexicano para llegar a la frontera norte.

La manifestación concluirá en el refugio de migrantes del padre Alejandro Solalinde, un férreo defensor de los migrantes en Ixtepec, Oaxaca, estado vecino de Chiapas en el sur de México.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad