publicidad
El presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

A su regreso a México, Peña Nieto rechazó la violencia y no descarta el uso de la fuerza

A su regreso a México, Peña Nieto rechazó la violencia y no descarta el uso de la fuerza

El mandatario dijo comprender el dolor de la sociedad; luego advirtió que está facultado para usar la fuerza.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto.
El presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

De regreso a México tras su cuestionada gira por Asia, el presidente Enrique Peña Nieto rechazó el sábado los actos violentos en protestas por la desaparición de 43 estudiantes y, aunque prometió agotar el diálogo, advirtió que el uso de la fuerza puede ser el "último recurso".

publicidad

Recién aterrizado en la Ciudad de México, el presidente mexicano convocó la noche del sábado a una rueda de prensa en la que volvió a justificar su "corta" gira de seis días a China y Australia para asistir a las cumbres de la APEC y del G20 en medio de la furia y la conmoción en México por la desaparición y posible masacre de los estudiantes, informa la Agencia France Press.

Al resaltar que "dos de cada tres pesos de riqueza" en México dependen de su comercio exterior, Peña Nieto aseguró que desde el extranjero estuvo "muy atento" a los acontecimientos relacionados con ese dramático evento, que ha provocado la mayor crisis de su gobierno desde que asumió el poder en diciembre de 2012.

"Yo he de entender el dolor que ha causado a toda la sociedad mexicana (...) pero también tengo muy en claro que esto de ninguna manera puede convocar a la violencia", señaló el mandatario, entendiendo que las manifestaciones se radicalizaran desde que el pasado día 7 la fiscalía general revelara una posible masacre de los chicos confesada por tres presuntos sicarios detenidos.

De hecho, Peña Nieto -que acortó su viaje dos veces- partió a China poco después de que un grupo de manifestantes encapuchados trataran de quemar la puerta del emblemático palacio de gobierno en la plaza del Zócalo capitalina.

Manifestantes indignados por Ayotzinapa prenden fuego a la puerta de Palacio Nacional Univision

Las quemas y ataques de edificios oficiales se han reproducido esta semana también en otras partes del país, especialmente en la región de Guerrero (sur), donde se produjo el ataque de policías y narcos a los chicos la noche del 26 de septiembre que precedió a su desaparición.

"No dejaremos de agotar toda instancia de diálogo, de acercamiento y de apertura para evitar el uso de la fuerza para restablecer el orden. Es el último recurso, pero el Estado legítimamente está en facultad de hacer uso del mismo cuando se ha agotado cualquier otro mecanismo para restablecer el orden", manifestó el presidente.

Peña Nieto también hizo referencia a la polémica por la lujosa mansión que su esposa y exestrella de telenovelas compró en 2012 a una empresa vinculada con un consorcio nominado para construir el primer tren de alta velocidad de México y que el propio presidente revocó en medio de denuncias de la oposición por falta de transparencia.

Los detalles sobre la mansión "son aseveraciones imprecisas y carentes de sustento" que el vocero de la Presidencia aclarará esta próxima semana, dijo.

Nuevo escándalo sacude a Peña Nieto Univision

Los reproches contra Peña Nieto

Peña Nieto asumió la presidencia en 2012 con el compromiso de reducir la violencia disparada desde que su antecesor Felipe Calderón desplegó en 2006 al Ejército contra el narcotráfico ante la corrupción y debilidad de las policías, recordó la AFP en otro parte informativo.

Peña Nieto asegura que los homicidios vienen bajando sensiblemente en el país. Pero el crimen de Iguala, con policías aliándose con un cártel narcotraficante para acribillar a estudiantes, ha escandalizado incluso fuera de las fronteras del país y puesto en duda la capacidad de las autoridades.

"No se ve claro cómo se puede resolver esta situación. El Estado no tiene los instrumentos adecuados, están todos podridos por la corrupción, por la ineficacia", expone Crespo, académico del prestigioso Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

publicidad

Los críticos de Peña Nieto le reprochan haber mantenido la estrategia militar de Calderón, una falta de compromiso contra la impunidad de la inmensa mayoría de los crímenes y poca sensibilidad con las víctimas.

"Peña Nieto no hizo grandes cambios pero tampoco hay mucho margen de maniobra. ¿Abandonar la guerra contra el narcotráfico y dejar que los narcotraficantes hagan todo lo que quieran sólo para cambiar de estrategia? Eso no es viable", matiza Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El viaje de Peña Nieto de esta semana a las cumbres de la APEC en China y del G20 en Australia indignó a buena parte de los mexicanos y en particular a los padres de los 43 estudiantes, que claman que siguen vivos y critican al gobierno por no conseguir ninguna prueba de su paradero en 50 días.

Durante su visita de Estado a China, un ojeroso Peña Nieto expresó a reporteros sentirse "afligido" y "preocupado" por los padres de los jóvenes y las crecientes protestas en Guerrero.

Tras haber sido elogiado en el exterior por su paquete de ambiciosas reformas económicas, el crimen de Iguala "ha afectado a la imagen internacional de Peña Nieto, que era bastante buena; y a su imagen interna, que no era muy buena pero ahora está peor", señala Crespo.

Piden juicio político para Peña por caso Ayotzinapa Univision

La clase política, afectada

El crimen de los desaparecidos no sólo golpea a Peña Nieto. El Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), tuvo que pedir perdón en Iguala por haber postulado a José Luis Abarca a la alcaldía, a pesar de haber sido investigado por nexos con el crimen organizado.

Hoy, Abarca está además acusado de haber ordenado a sus policías que atacaran a los estudiantes, quienes fueron entregados después a sicarios del cártel Guerreros Unidos que supuestamente los asesinaron e incineraron.

Analistas tampoco creen que el Partido Acción Nacional (PAN, conservador) pueda beneficiarse de esta crisis por la violencia del gobierno Calderón.

"No hay partido al que se pudiera acercar la ciudadanía en este momento. Es una especie de despertar ciudadano sin conexión política", señala Benítez Manaut.

publicidad

Los expertos dudan de que nuevos partidos como Morena, del dos veces candidato presidencial por el PRD, Andrés Manuel López Obrador, logren canalizar la indignación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad