publicidad

Ya son nueve los capturados por el asesinato de Rosenberg en Guatemala

Ya son nueve los capturados por el asesinato de Rosenberg en Guatemala

Ya son 9 los detenidos por el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, quien en un video culpó de su muerte a Álvaro Colom.

Investigación especial

GUATEMALA - Las fuerzas de seguridad de Guatemala capturaron a otros dos hombres presuntamente implicados en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg -- quien antes de ser asesinado el 10 de mayo dejó un video acusando al presidente Alvaro Colom--, con lo que suman nueve los detenidos por ese hecho, informaron fuentes oficiales..

Recibe noticias de Guatemala en tu móvil

"El resultado no es producto de la imaginación, ni de filtraciones, ni de testigos, porque no tenemos un solo testigo, pero es incontestable porque está acompañado de una prueba científica abrumadora y tenemos a los autores materiales del asesinato", dijo el viernes en una rueda de prensa el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el español Carlos Castresana.

Dijo que no informarán sobre el posible móvil del crimen o presuntos autores intelectuales para no entorpecer las investigaciones.

La CICIG, un grupo de investigadores patrocinados por Naciones Unidas, tiene como misión investigar la presencia de bandas del crimen organizado en los aparatos de justicia de Guatemala. También ha sido autorizada por el gobierno guatemalteco para abrir procesos penales.

Colom dijo, "el ministro de gobernación me informó que se trata de una banda bien articulada que operaba desde hace tiempo... estoy seguro que el Ministerio Público y CICIG van a llegar hasta el final".

publicidad

Policías involucrados

Entre los detenidos hay cinco policías, entre ellos Mario Luis "Cochita" Paz Mejía, Samuel Girón, José Armando Ruano, Lucas Santiago y Balmoré Guzmán. Además están el ex policía William Santos Divas, quien era el jefe del grupo de supuestos sicarios a quien responsabilizan del crimen y el ex militar Edwin López.

Horas más tarde, las autoridades capturaron a Alberto Estuardo Santos Divas y Carlos Aragón Cardona, los dos presuntos miembros de la banda que faltaban por capturar.

Castresana dijo que Paz y los dos ex uniformados participaron directamente en el asesinato.

Según Castresana, los detenidos forman parte del "nivel de autoría material". Además hay otros dos grupos, uno intermedio que habría actuado como enlace entre los detenidos y los autores intelectuales.

Fuertes operativos

Dijo también que esperan completar la investigación y detener a la totalidad de responsables. Añadió que tienen informes de inteligencia que los nueve detenidos planificaban otros dos asesinatos en los próximos días.

Para la captura, las autoridades realizaron 14 allanamientos en los que participaron más de 260 personas, entre ellos 13 investigadores internacionales, 31 de la fiscalía especial de la CICIG, 13 investigadores del Ministerio Público, 85 miembros de la policía y 100 soldados.

Castresana añadió que para dar con los responsables partieron de una filmación de una cámara de seguridad en la que aparece el vehículo en que viajaban los asesinos. Tras hallar dicho automóvil, del que no tenían la matrícula pero cuyas características les ayudaron a ubicarlo, pudieron desenmarañar el crimen.

Señaló que de los allanamientos hechos el viernes, en los que decomisaron armas y teléfonos celulares, "saldrán los hilos de los que podremos tirar" para encontrar a quienes ordenaron el crimen. Sin embargo, no aportaron datos sobre quienes podrían ser estos.

Misteriosa muerte

Rosenberg, un prominente abogado con vínculos a la poderosa clase económica de Guatemala, fue ejecutado mientras paseaba en bicicleta cerca de su casa en un barrio residencial de la capital.

Asesinado a tiros el pasado 10 de mayo en un barrio residencial del sur de la capital guatemalteca, Rosenberg responsabilizó en un vídeo grabado dos días antes de su muerte al presidente Álvaro Colom y a su esposa, Sandra Torres.

En la grabación también señalaba como responsables al secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos y a un grupo de empresarios y banqueros cercano al Gobierno.

Esos señalamientos desataron una de las más graves crisis políticas que ha vivido Guatemala, y suscitó la polarización de la sociedad entre quienes exigían la renuncia de Colom para que fuera llevado ante la Justicia y los que lo apoyaban y confiaban en su inocencia.

publicidad

El Gobierno negó las acusaciones y aseguró que todo se trataba de una conspiración en su contra, orquestada por grupos interesados en desestabilizar el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad