publicidad
Omar Chehade (derecha), junto al primer mandatario, Ollanta Humala y la vicepresidenta Marisol Espinoza.

Vicepresidente peruano pidió licencia al cargo, pero se niega a renunciar

Vicepresidente peruano pidió licencia al cargo, pero se niega a renunciar

Omar Chehade, vicepresidente de Perú, pidió licencia al cargo para ser investigado por el Congreso.

Omar Chehade (derecha), junto al primer mandatario, Ollanta Humala y la...
Omar Chehade (derecha), junto al primer mandatario, Ollanta Humala y la vicepresidenta Marisol Espinoza.

En un comunicado recurrió a la presunción de inocencia

LIMA- El segundo vicepresidente de Perú, Omar Chehade, pidió licencia al cargo, pero no renunció, tal como se lo había aconsejado el mandatario Ollanta Humala.

En su primer pronunciamiento desde que Humala le pidió la renuncia, Chehade emitió un comunicado en el que remarcó que recurre a la presunción de inocencia en la investigación que le sigue el Congreso y la Fiscalía por varios delitos vinculados con un presunto tráfico de influencias.

Chehade señaló que ha tomado la decisión de "no ejercer las funciones" de su cargo mientras se realizan esas investigaciones.

Confía en su inocencia

"No ejerceré las funciones de segundo Vicepresidente de la República quedando expedito el camino para que las asuma, como legalmente corresponde, el presidente del Congreso en mi lugar", indicó.

publicidad

Añadió, sin embargo, que "no es pertinente formular renuncia a tal investidura dado que soy inocente de los cargos atribuidos".

Invocó, asimismo, "a la opinión pública a respetar el principio constitucional de presunción de inocencia que me reconoce el ordenamiento jurídico nacional".

Al concluir, Chehade señaló que confía en que su inocencia "será confirmada" a pesar "del linchamiento político" del que, aseguró, ha sido víctima.

Acusó, además, a "algunos sectores", a los que no identificó, de intentar "demoler" su imagen pública y dijo que tiene una "prestigiosa trayectoria de lucha contra la corrupción", en referencia a su antiguo cargo como procurador del Estado.

Humala influyó en la decisión

El vicepresidente emitió el comunicado dos días después de que Humala le aconsejara "dar un paso al costado" para permitir las investigaciones en su contra y dejar de afectar al Gobierno.

En sus declaraciones, Humala remarcó que la renuncia era una decisión que "debe nacer" de Chehade y recordó que él ha defendido la presunción de inocencia en este caso y la necesidad de allanarse a las comisiones investigadoras.

"No vamos a blindar ni apoyar a la persona, vamos apoyar a la verdad, y se lo he hecho saber al presidente de la Comisión de Ética del Congreso", enfatizó.

El jefe de Estado garantizó que "no habrá ningún intento de presión" e informó que ordenó al Ministerio del Interior entregar los informes sobre la participación de los generales de la policía implicados en la denuncia.

Será investigado por tráfico de influencias

Según una investigación periodística, Chehade se reunió el mes pasado con varios jefes de la policía para coordinar el desalojo de los trabajadores de la empresa azucarera Andahuasi, que la administran por orden judicial, para entregar la compañía al grupo empresarial Wong, uno de los accionistas en conflicto.

Al respecto, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Parlamento aprobó abrir una investigación contra Chehade por una supuesta infracción constitucional y la presunta comisión de los delitos de patrocinio ilegal, cohecho activo genérico y tráfico de influencias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad