publicidad
En Ecuador la Semana Santa se festeja con música y se disfruta con una copiosa comida familiar.

Semana Santa, entre la fe y el turismo

Semana Santa, entre la fe y el turismo

La Semana Mayor se vive intensamente con tradiciones religiosas arraigadas a lo largo de los años en la región.

En Ecuador la Semana Santa se festeja con música y se disfruta con una c...
En Ecuador la Semana Santa se festeja con música y se disfruta con una copiosa comida familiar.

Pese a que la Semana Mayor es una festividad de carácter estrictamente religioso, por esta época del año los hoteles y playas suelen registrar mayor ocupación que iglesias y catedrales.

En Colombia, el calendario estipula como asueto el Jueves y Viernes Santo, además del lunes 24, y los colegios no dictarán clases durante la Semana Santa.

Esto ayuda a que familias enteras salgan de vacaciones, por lo que se espera que 1.1 millones de vehículos estén este año en las carreteras, que serán custodiadas por la fuerza pública para prevenir los secuestros masivos que la guerrilla efectuaba, y que 200 mil turistas extranjeros visiten el país.

Las autoridades mexicanas esperan, entretanto, que el 25.2 por ciento de sus casi 105 millones de habitantes viaje principalmente a Acapulco, Cancún, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puerto Vallarta y Veracruz.

publicidad

Unos 7,850 agentes de las policiales federales, 3,700 patrullas y cinco helicópteros vigilarán y apoyarán a los turistas durante sus desplazamientos.

Seguridad y asueto

Medidas similares se tomarán en República Dominicana, donde, además, las autoridades prohibieron el uso de 132 playas y balnearios por motivos de seguridad.

En Brasil, que tiene el mayor número de católicos del mundo, la Semana Santa se reduce al Viernes Santo, cuando 50 mil fieles son esperados en la Basílica de Nuestra Señora Aparecida, situada a 167 kilómetros de Sao Paulo.

El número de fieles que acudirá a Aparecida, el mayor santuario mariano del mundo, y otros sitios de peregrinación es mínimo comparado con los millones de almas que abarrotarán las playas situadas a lo largo de los casi 8 mil kilómetros del litoral atlántico brasileño.

En Argentina se prevé que 2,4 millones de personas se trasladen a centros turísticos, en especial a Mar del Plata y otros balnearios sobre el océano Atlántico, y las sierras de la provincia de Córdoba.

Este país sufre una alta tasa de muertos en accidentes de tránsito, por lo que el Gobierno anunció que redoblará los controles en Semana Santa.

En Chile, los viajeros se dirigirán a Argentina y el litoral central del país en sus últimas vacaciones del año.

En Uruguay, que denomina oficialmente estos días "Semana de Turismo", se prevé que unos 135 mil pasajeros se movilicen entre este viernes y el Domingo de Ramos hacia las playas de Maldonado, donde está Punta del Este, al litoral del río Uruguay, límite con Argentina, y la frontera norte con Brasil.

Playas y nevados

A su vez, la variada topografía peruana ofrecerá a los turistas dos escenarios opuestos: las playas del sur de Lima que pueden albergar un millón de bañistas en los festivos del jueves y viernes o los nevados de la ciudad norteña de Huaraz.

Bolivia vestirá sus iglesias para esta celebración, y desde el lunes los templos de La Paz serán adornados con el color morado, cambiarán al rojo el jueves y estarán de blanco a partir del sábado.

La Semana Santa en Ecuador se vive intensamente con tradiciones religiosas fuertemente arraigadas a lo largo de los años. Es una celebración en la que se viven diversas costumbres ligadas a la fe, se la festeja con música y se la disfruta con una copiosa comida familiar.

El jueves y el viernes se espera que la capital paraguaya, Asunción, quede vacía por la estampida de viajeros.

No obstante, la actividad turística puede ser afectada por la recomendación de las autoridades paraguayas de que la gente no inmunizada contra la fiebre amarilla, que ha causado ocho muertos en lo que va de año, se abstenga de viajar.

Unos 14 millones de venezolanos saldrán en estas festividades, que comenzaron ayer. El Gobierno decretó la "ley seca" entre el 14 y el 22 de marzo.

Los países centroamericanos están preparados para la movilización de unos ocho millones de personas que buscan descansar, aunque la religiosidad también atraerá multitudes.

publicidad

Se espera que más de 1.5 millones de feligreses visiten la ciudad colonial guatemalteca de Antigua, al tiempo que procesiones a granel se verán en la ex capital hondureña de Comayagua y en Tegucigalpa.

En Nicaragua, el Viernes Santo se hará una procesión para venerar la imagen de la Sangre de Cristo, que llegó al país desde Guatemala hace 370 años.

Puerto Rico se dividirá igualmente entre la fe y la diversión: Mientras poblaciones como Cabo Rojo esperan a entre 150 mil y 200 mil turistas, San Juan conmemorará el Vía Crucis, que celebra desde 1521 con procesiones que imitan las de Sevilla, España.

Cuba y EU en lo suyo

Estados Unidos y Cuba, países opuestos en lo político, se acercan en su actitud frente a la Semana Santa: no será algo fundamental para ninguno.

No todos los 60 millones de católicos de EU podrán salir en esta época ya que la celebración es de orden federal y no nacional, en tanto que en Cuba ningún día será feriado.

No obstante, los hispanos del norte de Texas continúan celebrando con mucha fe la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo para lo cual se preparan con antelación.

Luego del Miércoles de Ceniza, cuando a los fieles católicos se les marca una cruz de ceniza en la frente, empieza la Cuaresma, tiempo dedicado para la preparación espiritual que se conoce como Pascua de Resurrección.

publicidad

Según Esteban Jasso, párroco de la Iglesia de Todos los Santos en Fort Worth (Texas), todas las parroquias se han venido preparando con "ejercicios y actividades", con "devoción y dedicación" pero sobre todo con "amor" desde que empezó la Cuaresma para vivir con gran fervor la Semana Santa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad