publicidad

Saqueos e incendios en Concepción

Saqueos e incendios en Concepción

Grupos de vándalos incendiaron un centro comercial y saquearon el cuartel de bomberos de Concepción, donde impera el caos.

Toque de queda

CONCEPCION , Chile - Grupos de vándalos incendiaron un centro comercial y saquearon el cuartel de bomberos de Concepción, ciudad donde faltan agua, alimentos y combustibles, en una caótica situación derivada del terremoto de Chile que forzó a la presidenta chilena Michelle Bachelet a movilizar 14 mil militares.

Siga aquí en vivo los sucesos en Chile

El estado de convulsión social en Concepción, la segunda ciudad de la austral nación sudamericana con medio millón de habitantes, persuadió además a Bachelet a ampliar de 9 a 12 las horas en que rige el toque de queda.

El estado de excepción fue declarado un día después del terremoto que mató al menos a 723 personas y dañó 1.5 millón de edificios, con dos millones de damnificados sobre un total de 16 millones de chilenos.

"Cuando contemos con todos los efectivos en Biobío (Concepción) y el Maule, van a estar mañana (martes) con 7 mil efectivos", dijo Bachelet, al anunciar urgentes medidas de ayuda para la región donde arreciaron los pillajes, a unos 500 km al sur de Santiago, cerca del epicentro del terremoto.

Del incendio -provocado por vándalos, según las autoridades- en pleno centro de Concepción de una multitienda y un supermercado anexo, emergió una persona envuelta en llamas rescatada por los bomberos.

Una nube negra cubría el cielo de Concepción a causa del incendio, cuando decenas de infantes de marina intentan retomar el control de la situación y se apostaban fuertemente armados en las esquinas, en una acción que no se veía desde que en 1990 se acabó la dictadura del general Augusto Pinochet.

publicidad

En una derivación del sismo de magnitud 8.8, uno de los más fuertes que se recuerden, sobrevino el desabastecimiento y los disturbios, cuyo agravamiento obligaron a extender el toque de queda desde las ocho de la noche a las ocho de la mañana.

Rapiña

"Aquí están saqueando incluso hasta los cuarteles de bomberos", denunció el comandante de Bomberos de Concepción, Jaime Jara.

Jara señaló que "andaban dos buses con delincuentes arriba saqueando las casas; yo despaché a bomberos a los cuarteles, estamos dejando de atender las emergencias por un momento para ver primero nuestra seguridad".

Hambrientos y sedientos

La convulsión distrajo la atención de la opinión pública de la tarea de rescatistas y equipos de voluntarios que están intentando restablecer los servicios básicos.

Hambrientos y sedientos, millares de chilenos esperaban auxilio, que en el plano internacional implica el envío de hospitales de campaña, puentes portátiles, teléfonos satelitales e insumos medicinales, informó el Gobierno.

"Está lleno. Tienen agua, alimentos, pañales, leche. No dejan entrar. Hay carabineros", decía un hombre frente a un supermercado de Concepción, saqueado en busca de provisiones.

Carmen Norín, un ama de casa de 42 años, dijo que "lo ideal sería que lo entregaran o lo vendieran al menos", mientras un carabinero resguarda la entrada que tiene los vidrios rotos.

El Gobierno anunció el envío de 240 mil partidas de alimentos hacia la conmocionada región y dijo que se preparaba ampliar la ayuda a 600 mil oraciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad