publicidad
Tres mineros fueron dados de alta y regresaron a su casa donde recibieron una calurosa bienvenida por parte de sus familiares y vecinos.

Salieron los primeros tres mineros del hospital

Salieron los primeros tres mineros del hospital

Dan de alta a 3 mineros rescatados de mina en Chile

Tres mineros fueron dados de alta y regresaron a su casa donde recibiero...
Tres mineros fueron dados de alta y regresaron a su casa donde recibieron una calurosa bienvenida por parte de sus familiares y vecinos.

Antes de los previsto

COPIAPO, Chile - Los mineros Edison Peña, Carlos Mamani y Juan Illanes se convirtieron en los primeros en abandonar el hospital, lo hicieron el jueves por la noche, un día después de ser rescatados de la mina chilena San José, mientras la salud de los demás es reportada como buena.

Mira todos los videos del vibrante rescate de los mineros

Los chilenos Peña e Illanes, así como el boliviano Mamani, salieron del hospital regional de Copiapó en diferentes vehículos y fueron trasladados a sus viviendas en esa ciudad, ubicada cerca de la mina y 830 kilómetros al norte de la capital Santiago.

Los tres trabajadores abandonaron el nosocomio a las 22:30 horas locales (01:30 GMT del viernes) y fueron seguidos por decenas de reporteros que los aguardaban desde que el miércoles fueron internados.

publicidad

Illanes fue el tercer minero en ser rescatado, Mamani el número cuatro y Peña el 12, todos en casi

La televisión estatal mostró cuando los tres mineros fueron sacados por una salida lateral del Hospital Regional de Copiapó y subidos a una moderna camioneta blanca.

Los trabajadores integran el grupo de 33 mineros atrapados en la mina San José, 850 kilómetros al norte de Santiago, luego que un derrumbe los sepultó bajo toneladas de rocas dejándolos a 700 metros de profundidad por 70 días.

Un caso de neumonía

Los médicos han expresado admiración por el buen estado de salud exhibido por el grupo, exceptuando uno que padece neumonía por una afección pulmonar anterior, otro con un problema oftalmológico y unos pocos con afecciones bucales.

Entre los mineros que salieron del hospital está Edison Peña, de 34 años, que se distinguió porque pese al sofocante calor en el fondo de la mina corría varios kilómetros a diario.

La televisión estatal mostró la entusiasta recepción que Peña tuvo al llegar a su casa. Decenas de vecinos lo aplaudían y le hicieron difícil el trayecto desde el vehículo hasta la puerta de su hogar.

"No pensaba que iba a pasar todo esto (el derrumbe), ojalá que no vuelvan a pasar estas cosas", fueron las primeras palabras de Peña al llegar a su domicilio.

Corría en la mina

"Yo corría dentro de la mina... quería darle un gran mensaje a todos: si dentro yo puedo, afuera también", afirmó.

Dijo que está tranquilo, pero que durante el encierro "lo pasamos bien mal. Creía que no iba a volver".

El ruidoso recibimiento de sus vecinos "es bien lindo", agregó.

El boliviano Carlos Mamani, el único extranjero del grupo, también fue recibido por una muchedumbre en su humilde casa del barrio Padre Negro, en la periferia de la ciudad. "Estoy feliz, agradecido de toda la gente que está acá", dijo.

Señaló que lo más duro de su permanencia en la mina fue "tanta ansiedad y tanta presión ahí abajo".

Al llegar a su casa agitó una bandera boliviana que un vecino le pasó, y agitó y destapó una botella de champán que salpicó a muchos de los que lo rodeaban, incluida parte de la prensa.

El tercero en regresar a su casa fue Juan Illanes, que tuvo una recepción similar a la de sus compañeros.

"Las horas fueron muy intensas. Ahora quiero comerme una marraqueta (un pan) con un jurel tipo salmón. Uno debe siempre mantener el buen ánimo", expresó.

Como lección por el evitable accidente, el presidente Sebastián Piñera advirtió que en Chile no se permitirá más el "trabajo inhumano".

publicidad

De regreso a casa

Después de permanecer 69 días atrapados en el fondo de la mina en un ambiente de excesivo calor y humedad, los trabajadores por primera vez durmieron en una cama de verdad, con sábanas suaves y un medio climatizado en el Hospital Regional de Copiapó, 800 kilómetros al norte de Santiago.

"Pasaron una buena noche, están felices y no vemos ningún problema desde ese punto de vista (psicológico) y del punto de vista médico", dijo en rueda de prensa el subdirector médico del hospital, Jorge Montes.

Los mineros quedaron atrapados tras un derrumbe ocurrido el 5 de agosto en la mina, 50 kilómetros al este de Copiapó, cuando una roca de centenares de toneladas cayó a una de las galerías, derrumbando varias rampas. Salvaron la vida porque era la hora del almuerzo y estaban en un refugio de rocas, en el fondo. Otros alcanzaron a huir porque conducían vehículos hacia la salida.

Un minero no identificado, pero que al parecer se trata de Mario Gómez, de 63 años, presenta una neumonía que evoluciona bien porque empezó a ser tratado ya en el fondo de la mina. Otros tres fueron sometidos a cirugías dentales y uno tiene una lesión en la córnea.

Los médicos rechazan identificar a los enfermos. La persona que tiene la neumonía tiene un pulmón dañado hace mucho tiempo por silicosis.

Sobre su estado psicológico, el médico dijo que "la tensión psicológica todos los mineros la tienen... todos ellos estuvieron sometidos a alto grado de estrés, la mayoría lo ha soportado en forma realmente notable".

publicidad

"Algunos tienen algún tipo de complicación menor, pero nada de cuidado... nada de qué alarmarse, una cosa absolutamente normal", añadió.

Mina cerrada en el 2007

Las investigaciones preliminares indican que el accidente nunca debió ocurrir porque el mal estado de la mina era conocido, incluso había estado cerrada por las autoridades mineras el 2007, las mismas que permitieron su reapertura al año siguiente.

"Nunca más en nuestro país vamos a permitir que se trabaje en condiciones tan inseguras y tan inhumanas como se trabajaba en la mina San José, y en muchos otros lugares de nuestro país", advirtió Piñera en una rueda de prensa en las afueras del hospital, después de saludar a cada uno de los 33 mineros hospitalizados allí.

El proceso de rescate demoró poco menos de 24 horas y fue visto por millones de personas en todo el mundo, en una transmisión directa que mostró incluso la llegada y salida de la cápsula que sacó a los mineros del fondo de la mina.

El mandatario chileno, Sebastián Piñera dijo que invitó a los mineros a la sede de gobierno, el próximo 25 de octubre, donde jugarán un partido de fútbol: los equipos serán el de los mineros contra los de La Moneda, la sede de gobierno.

"El equipo que gana se queda en La Moneda, el que pierde, vuelve a la mina", dijo Piñera riendo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad