publicidad

Revuelo por presunta aparición

Revuelo por presunta aparición

Los residentes del poblado de El Tepetate, en México, aseguran que la aparición de la Virgen de Guadalupe llegó para sacarles de la pobreza.

Curiosidad por la Guadalupana

EL TEPETATE, México - La supuesta aparición de la Virgen de Guadalupe en la entrada de la mina El Tepetate, un lugar que ha sufrido el paso del tiempo y el descuido, ha revolucionado este olvidado pueblo en el Municipio Huxquilucan en México. Las cámaras de Aquí y Ahora fue hasta el lugar de los hechos para ser testigo de lo que los muchos dicen es la fiel imagen de la Virgen María.

Son miles los creyentes que a diario se dan cita ahí, para tan sólo ver la presunta imagen de la Virgen, que según la Iglesia Católica fue formada por la filtración de aguas negras producto de la fuga de un drenaje.

Desde el pasado 18 de enero de 2005, la voz se ha corrido por los alrededores y los curiosos suman miles, algunos visitan el lugar no sólo para admirar a la Guadalupana, sino para hacerle ofrendas o pedirle milagros.

"La gente empezó a llegar aquí el día 19 de enero pero no se le dio importancia", relató Marcelino Jiménez, un habitante del lugar.

La mina de El Tepetate, donde supuestamente apareció la Virgen, está ubicada en el ejido San Bartolito, y ha estado abandonada desde hace 12 años, cuando terminó la extracción.

Para la sorpresa de Jiménez, lo que había era centenares de personas orando y colocando veladoras al pie de la montaña.

"Se ve sencillamente la pura silueta", reveló Jiménez. En tanto, la devoción crece cada día y se habla de ponerle un altar a la Virgen, a la cual la voz popular ya le atribuye algunos milagros, iniciados con su descubrimiento.

publicidad

"Pues yo vengo porque soy católica más que nada... Y desde el momento que me dijeron que la Virgen había aparecido, yo quise venir a ver", comentó Doña Alejandra, que quiso ser testigo de la supuesta aparición mariana.

Vendedores buscan provecho

Como era de esperarse, los vendedores ambulantes no tardaron en venir. En esa propiedad privada, a los peatones se les da libre acceso, pero a los automóviles se les cobra para entrar. También, por el equivalente a un dólar, los feligreses se pueden llevar una foto de la imagen.

Según Jiménez, entre los curiosos han visitado al menos tres sacerdotes. "[Los sacerdotes dicen] que no pueden hacer ninguna misa porque no tiene nada en especial que sea la auténtica aparición de la Virgen", agregó.

La Iglesia Católica ha dicho que la imagen es una mancha de humedad, causada por el tubo de drenaje de una casa que se encuentra sobre la montaña. Esta explicación no convence a muchos de los creyentes que visitan el lugar.

Aunque no ha visto la imagen de Huxquilucan, el sacerdote Rogelio Alcántara ha estudiado otras supuestas apariciones de la Virgen María.

"Hay que distinguir en lo que es una aparición milagrosa y lo que es el hallazgo de una imagen", opinó el padre Alcántara.

Elementos para un milagro

De acuerdo con Alcántara, para que una aparición sea considerada "milagrosa" tiene que necesariamente reunir cuatro elementos:

  • El primer criterio para ver si ha habido una aparición milagrosa o no, en este caso la Virgen, es que se manifieste como una persona y haya un encuentro personal, es decir un encuentro de personas.

    Ejemplo de esto es el supuesto encuentro que sucedió entre la Virgen de Guadalupe y Juan Diego en el año 1531.

  • Un segundo criterio es que durante en este encuentro, se escuche un mensaje de la Virgen y que esté acorde con toda la Revelación Divina, que no trata de modificarla, no quitarle nada, no ponerle nada, agregó el prelado.

  • El tercer criterio se trata de que una persona vidente escuche a la Virgen.

  • El cuarto y último tiene que ver con la aprobación de la Iglesia, algo que ocurre si un comité de sacerdotes y obispos comprueba que el fenómeno es una auténtica aparición.

Es por estas razones que Alcántara cree que el fenómeno en la montaña de Huxquilucan es simplemente una imagen creada por la naturaleza.

"Las imágenes de este género son una proyección de las imágenes tan queridas que hay dentro de nosotros y que nosotros mismos las proyectamos para ver allí aquello que nos es muy querido", comentó al respecto.

La silueta en la montaña es sólo una de las supuestas apariciones de la Virgen de Guadalupe que se han reportado en los últimos años en México. La más famosa fue la denominada Virgen del metro, que apareció en una estación de trenes del Distrito Federal en 1997.

publicidad

El padre Alcántara fue el encargado de estudiar la imagen en esa ocasión, y llegó a la conclusión de que ésta, al igual que la imagen de la montaña, fue causada por una filtración de agua. Aun así, los fieles colocaron en un altar afuera de la estación del metro.

A partir de entonces, se han reportado diversas figuras de la Virgen en pétalos de rosas, en el cristal de un refrigerador comercial, en la corteza de un árbol, en la ventana de una casa, y en una piedra de construcción, en varias zonas de México.

Ivan Martínez, un historiador e investigador del Museo de la Basílica de Guadalupe, dice que la Basílica recibe por lo menos dos reportes de apariciones cada mes.

"Si esto sirve para que la gente se sienta bien, para que la gente crea en algo, la jerarquía eclesiástica la acepta, no la desecha pero tampoco la tacha de mentira porque al final de cuentas la fe de las personas es lo que las sostiene", expresó Martínez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad