publicidad

Restos de jóvenes arribaron

Restos de jóvenes arribaron

Los restos mortales de tres de los cuatro mexicanos que murieron en Ecuador en un ataque a las FARC, llegaron ayer a México.

'Condena enérgica'

MÉXICO - Los restos de tres de los cuatro mexicanos fallecidos en un campamento de las FARC en Ecuador bombardeado por tropas colombianas el 1 de marzo llegaron ayer a México acompañados de sus familiares, quienes exigieron a su Gobierno una condena al ataque.

Marcelo Franco, padre del estudiante Fernando Franco Delgado, uno de los muertos, aseguró que el presidente de México, Felipe Calderón, actuó de acuerdo a intereses ajenos a los de su país en la crisis desatada a raíz de la incursión colombiana en suelo ecuatoriano.

"El Gobierno de Calderón siempre ha respondido a los intereses de la gente como (el presidente colombiano Álvaro) Uribe. Y esta es una muestra más de su maldito servilismo de Estados Unidos", dijo Franco rodeado por decenas de simpatizantes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El padre de la víctima y los parientes de otras llegaron a la capital mexicana procedentes de Ecuador en un vuelo comercial de Avianca que hizo una escala en Bogotá.

Además de las cenizas de Franco Delgado llegaron las de Juan González del Castillo y Verónica Natalia Velázquez, todos ellos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Marcelo Franco reiteró que las autoridades mexicanas les habían dejado "solos" en la crisis y que les escamotearan "una condena enérgica" al operativo lanzado contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en suelo ecuatoriano, en el que murió el número dos de esa guerrilla, alias "Raúl Reyes".

publicidad

"Para nosotros (nuestros hijos) no han muerto. Vamos a ir a (la Facultad de) Filosofía y Letras (donde varios estudiaban) y a cualquier instancia de Gobierno para defender que nuestros hijos se encontraban ahí para hacer una investigación e insistir en que no son guerrilleros", agregó.

'Crimen de Estado'

Por su parte, Álvaro González, padre del difunto Juan González, anunció que la próxima semana encabezarán varias movilizaciones para exigir que se aclare "este crimen de Estado", que no quede impune y que se encarcele "a todos los responsables".

Indicó que las protestas se realizarán ante la Secretaría de Relaciones Exteriores y en las facultades de Filosofía y Letras y de Ciencias Políticas de la UNAM, donde están programados homenajes póstumos a los cuatro mexicanos.

Después de su llegada a la capital mexicana, los familiares de los jóvenes se trasladaron a una funeraria de la ciudad.

Hoy está previsto el arribo de las cenizas de Soren Ulises Ángeles Avilés, el último de los fallecidos identificados hasta ahora.

La universitaria Lucía Andrea Morett, la quinta mexicana que estaba en el campamento rebelde, sobrevivió al ataque y se recupera aún de sus heridas en compañía de sus padres en un hospital militar de Quito.

México ha deplorado el ataque del Ejército de Colombia contra el campamento de las FARC en territorio ecuatoriano y señalado que esperará a que concluyan las indagaciones sobre el caso antes de determinar qué medidas se deben adoptar.

Calderón aprovechó su presencia en la Cumbre del Grupo de Río celebrada en República Dominicana el pasado 7 de marzo para pedir a Ecuador y Colombia "todo el apoyo para el esclarecimiento pleno de los hechos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad