publicidad
Esta es una apuesta para el desarrollo de Haití.

Regreso de Aristide tensa comicios en Haití

Regreso de Aristide tensa comicios en Haití

El posible regreso del ex presidente Jean Bertrand Aristide a pocos días de las elecciones del domingo en Haití sumó confusión y mayor incertidumbre a unos comicios ya cargados de alto voltaje político y con sospechas de supuestos boicots en marcha.

Esta es una apuesta para el desarrollo de Haití.
Esta es una apuesta para el desarrollo de Haití.

¿Boicot para los comicios?

PUERTO PRÍNCIPE, Haití - El posible regreso del ex presidente Jean Bertrand Aristide a pocos días de las elecciones del domingo en Haití sumó confusión y mayor incertidumbre a unos comicios ya cargados de alto voltaje político y con sospechas de supuestos boicots en marcha.

Aristide está listo para partir de Sudáfrica hacia Puerto Príncipe, según informó un funcionario sudafricano que pidió el anonimato. "El presidente debe tomar el avión el jueves en la tarde", declaró la fuente.

"Bienvenido Presidente Aristide", preanuncia un pasacalles que colocaron sus seguidores en la esquina de la casa del ex mandatario, en el centro de la capital haitiana.

publicidad

A unas cuadras del palacio presidencial, completamente derrumbado por el terremoto de 2010, el frente de la residencia tiene un enorme portón de hierro que mantiene cerrado el predio de grandes jardines y arboledas, donde se espera se instale el ex presidente.

El regreso de Aristide, un ex sacerdote que mantiene un amplio apoyo entre los más pobres de Haití, es considerado por muchos como una forma de boicot a los comicios, promovido desde el propio gobierno.

"El gobierno de (René) Preval está intentando que las elecciones no se realicen", dijo un reconocido empresario haitiano que pidió reserva de su identidad.

"Quieren que venga Aristide y estuvieron a punto de hacer una maniobra para detener a Duvalier y llevarlo a la cárcel, pero no lo han hecho", agregó el hombre de negocios, que dirige una compañía internacional en el puerto de la capital haitiana y tiene fuertes lazos políticos con el gobierno y la oposición.

El representante legal de Aristide en Estados Unidos, el abogado de Miami Ira Kurzban, sumó confusión a la situación y dijo  que no estaba seguro que el jueves sea el día del regreso del ex presidente haitiano tras siete años de exilio en Sudáfrica. "No puedo confirmarlo", respondió.

Estados Unidos pidió a Aristide que postergue su regreso para evitar una situación que puede ser "desestabilizadora", y los observadores internacionales advierten sobre el escenario riesgoso de agitación política que puede gestarse en plena batalla electoral.

Temen consecuencias

Si se concreta el retorno de Aristide, sería el segundo ex presidente haitiano que reaparece en plena convulsión política luego que el ex dictador Jean-Claude 'Baby Doc' Duvalier regresó al país el 16 de enero tras 25 años de exilio en Francia.

Duvalier fue denunciado por crímenes contra la humanidad y procesado por la justicia haitiana por malversación de fondos, corrupción y asociación para delinquir, pero está libre.

Entre tanto, las elecciones intentan seguir su curso y captar la atención de los votantes haitianos, que sólo en un 20 por ciento participaron de una primera vuelta en noviembre cargada de violencia y acusaciones de fraude.

Michel "Sweet Micky" Martelly, un popular cantante de 50 años, es favorito, pero con una estrecha ventaja en los sondeos para ganar la presidencia sobre la ex primera dama Mirlande Manigat, de 70 años.

El nuevo presidente deberá hacer frente a la titánica tarea de reconstruir el país tras el sismo que hizo añicos la capital y dejó 220.000 muertos.

Gigantescos basurales humeantes, montañas de escombros y campamentos con cientos de miles de desplazados del terremoto esperan soluciones urgentes tras las elecciones, aunque el proceso a la votación no se ve claro.

En las colinas de Puerto Príncipe los artesanos haitianos venden cuadros muy coloridos en los que muestran una ciudad en plenitud que ya no existe. Con campos sembrados, gente trabajando y un monumental palacio de gobierno que no se derrumbó. También se ofrecen retratos de los dos líderes que no participan en las elecciones pero que les imprimen incertidumbre: Duvalier y Aristide.

publicidad

Confusas elecciones

Puerto Príncipe sigue inundado de carpas plásticas donde se refugiaron cientos de miles de haitianos que perdieron sus casas en el terremoto de 2010, y nadie sabe si las confusas elecciones a las que se encamina el país ayudarán a resolver esta urgencia.

A poco más de un año del sismo hay campamentos rodeados de basura y escombros por todas partes. Frente al aeropuerto, en las colinas que trepan hacia los barrios altos, en los alrededores del derrumbado Palacio de Gobierno.

"Necesitamos que haya elecciones porque el país está parado hasta que llegue un nuevo gobierno", se queja Franc Miot, un haitiano que trabaja como contratista para las organizaciones internacionales de ayuda.

"Resolver la situación de los campamentos es muy difícil, hace falta decisión política" según Miot. "La gente no quiere irse porque es allí donde reciben ayuda todos los días. Muchos tienen comida, agua y luz como nunca antes", explicó.

Las elecciones presidenciales del domingo están bajo una fuerte incertidumbre y tensión política ante el posible regreso el jueves del ex presidente Jean Bertrand Aristide al país tras siete años de exilio en Sudáfrica.

Directivos de las ONG que trabajan en Puerto Príncipe se reunieron en las últimas horas para analizar la situación y coordinar acciones en común.

publicidad

"A todos nos preocupa que las elecciones puedan convertirse en otro problema más que en una solución", dijo Shanti Matiste, una haitiana que trabaja con la Cruz Roja local.

El país que colapsó

En el tenso avance hacia los comicios del domingo, la capital de Haití colapsó. Trasladarse de un punto a otro es todo una odisea, entre caminos destruidos, personas que deambulan por las calles y motociclistas que trabajan como taxis e increíblemente llevan hasta cuatro personas juntas.

Unas 600.000 personas que salieron de Puerto Príncipe después del terremoto y fueron ubicadas en lugares fuera de la ciudad han regresado en su mayor parte, afirman las organizaciones humanitarias.

"Vuelven porque el dinero y las mejores posibilidades de subsistir están en la ciudad", dijo Anne Hastings, directora de la organización internacional Fonkose, que ayuda a poner en marcha pequeños emprendimientos, a la AFP.

"La prioridad es sacar todos los escombros y la basura que hay en Puerto Príncipe para poder resolver otros graves problemas, pero es muy difícil avanzar en la actual situación", explicó.

Según la ONU, el terromoto de enero de 2010 dejó a 1,3 millones de haitianos sin hogar y más de 800.000 personas aún viven en campamentos instalados en las calles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad