publicidad

Raúl quiere eliminar doble mon

Raúl quiere eliminar doble mon

El presidente de Cuba dijo que el acmbio sería poco a poco, para lograr que el salario de los cubanos "valga".

Cuatro o cinco años

LA HABANA - El presidente de Cuba, Raúl Castro, dijo que "hay que eliminar la doble moneda", aunque "poco a poco", y lograr que el salario de los cubanos "valga" pero "por lo que se produzca".

"Hay que irla eliminando poco a poco, cuatro o cinco años tal vez sería una audacia decir que se pueda lograr, y que el salario valga, pero tiene que valer por lo que se produzca. Yo debo ganar por lo que yo produzca y que igualdad no es igualitarismo", afirmó el presidente.

En Cuba circulan dos monedas, el peso cubano y el peso convertible (equivalente a 24 pesos cubanos al cambio oficial y a $1.08).

El salario mensual promedio en Cuba es de 408 pesos, equivalentes a unos $17.

Raúl Castro, quien dio las declaraciones durante un recorrido por la provincia occidental de Pinar del Río, recordó que ya había hablado "de salario y trabajo que no alcanza".

"Yo lo dije públicamente en la Asamblea (Parlamento), que hay que eliminar la doble moneda, que no puede ser de hoy para mañana sino es el caos", insistió.

"Hace falta que las personas sientan la necesidad de trabajar", manifestó el gobernante cubano, ante un grupo de vecinos de la localidad de La Palma, una de las más castigadas por el reciente azote de los huracanes "Gustav" y "Ike" en un período de solo diez días.

Habló de Ike y Gustav

publicidad

El presidente cubano recalcó que "igualdad es oportunidad de derechos iguales para todos".

"Tú trabajas más que yo y te sacrificas más que yo y tienes que recibir más que yo", dijo.

El presidente puso en marcha este año una reforma laboral que prevé el pago de salarios por resultados, lo que supone dejar atrás el concepto de "igualitarismo", de pagar a todos por igual.

El devastador paso de "Gustav" y "Ike", del este al oeste de Cuba, según cálculos preliminares oficiales, dejo más de medio millón de casas afectadas o destruidas, cientos de miles de hectáreas de cultivo arrasadas, severos daños en las infraestructuras y pérdidas por valor de más de $5 millones.

En Pinar del Río dijo que las autoridades van a "hacer un análisis profundo de todo lo que aconteció en el país para que toda experiencia por mínima que sea, en Guantánamo o Baracoa (provincias orientales) sea aprovechada".

"Que no se pierda ninguna experiencia porque a veces se obtienen experiencias, se divulgan, pero no llegan", dijo.

Durante su recorrido que también incluyó a la Isla de la Juventud, en el occidente de Cuba y también fuertemente golpeada por los huracanes, el presidente pidió "optimismo, fe y esperanza" a los pobladores y que "no pierdan el ánimo".


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad