publicidad

Ra'ul Castro advirtió que el 2009 será un año de "incertidumbre" para Cuba

Ra'ul Castro advirtió que el 2009 será un año de "incertidumbre" para Cuba

El presidente de Cuba advirtió que el sector estatal deberá ajustarse el cinturón y que el 2009 será de "mucha incertidumbre".

Año de huracanes

LA HABANA - El presidente de Cuba, Raúl Castro, se despidió este domingo del año en que asumió la jefatura del Estado con el anuncio de que el sector estatal deberá ajustarse el cinturón, que los servicios gratuitos no indispensables están en peligro y que el 2009 será de "mucha incertidumbre".

Vestido de guayabera blanca y sentado al lado del sillón vacío que solía ocupar su hermano, el ex presidente Fidel Castro, el general Castro asistió a la presentación de los balances y pronósticos de la economía cubana, muy golpeada por el paso de tres huracanes por la isla en los últimos meses.

"Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades", dijo el presidente ante los parlamentarios, al demandar más producción, el ajuste de los gastos y "optimizar" las relaciones comerciales internacionales.

"La prioridad de otros asuntos nos impidió la conclusión de los estudios y presentar a esta Asamblea la nueva composición del Gobierno", dijo, al anunciar que se trabaja en la creación de una Contraloría que supervise la actividad de los organismos del Estado.

Año de incertidumbre

El gobernante se refería a su discurso de asunción presidencial en febrero pasado, cuando anunció una reducción de los organismos del Estado para "hacer más eficiente la gestión" del Gobierno y buscar "una estructura más compacta y funcional" para los requerimientos de la isla.

publicidad

"El año próximo es de mucha incertidumbre en la economía mundial y debemos estar preparados para enfrentar ese serio reto que ya nos viene afectando de manera apreciable", dijo.

"Nadie, ni un individuo, ni un país, puede darse el lujo de gastar indefinidamente más de lo que recibe por la venta de sus producciones o por los servicios que presta", afirmó.

Menos de lo esperado

Previamente, Raúl Castro y sus ministros escucharon el informe del titular de Economía, José Luis Rodríguez, quien pronosticó un crecimiento del PIB del seis por ciento para el 2009, tras acabar el presente ejercicio en el 4,3 por ciento.

A pesar de que la cifra no alcanzó el 8 por ciento previsto, en el que es el segundo incumplimiento consecutivo de los objetivos de la economía insular, Rodríguez calificó el balance de este año de "discreto resultado positivo".

"Se avecinan tiempos de duro esfuerzo y de combate sin tregua frente a las dificultades, empezando por nuestras propias insuficiencias y errores", sentenció Rodríguez, al adelantar que habrá que reducir el gasto para adecuarlo a los ingresos y se aplazarán "inversiones y otros gastos no imprescindibles".

Escasez de divisas

Además, Rodríguez indicó que harán faltas recursos adicionales para satisfacer las "necesidades de importación y el pago de los compromisos financieros internacionales", algo que representa ya el 8 por ciento del PIB.

Tras cifrar las pérdidas de los huracanes en $9,722 millones -según Rodríguez, equivalente al 20 por ciento del PIB- y 530,758 las viviendas afectadas total o parcialmente, el ministro afirmó que "constituye una necesidad insoslayable" fortalecer la disciplina financiera y planificar de acuerdo a los recursos disponibles.

Además, subrayó la necesidad de resolver los problemas de la doble moneda y de la gestión en el aparato estatal.

Aumento de precios

La intervención de Rodríguez fue seguida del anuncio de la ministra de Finanzas y Precios, Georgina Barreiro, de que el próximo año el déficit fiscal ascenderá al 5,6 por ciento del PIB, 1,1 puntos por debajo del registrado en 2008.

Los legisladores aprobaron hoy la reforma de la ley de Seguridad Social, presentada por Raúl Castro en julio pasado y que como principal novedad contempla el aumento en cinco años de la edad mínima de jubilación.

Raúl Castro dijo para cerrar la sesión del Legislativo que los cubanos se deben felicitar a pocos días para que se celebre, el 1 de enero, el 50 aniversario del triunfo del alzamiento revolucionario contra Fulgencio Batista.

En primer lugar, señaló el presidente, al comandante en jefe de la revolución, Fidel Castro, "quien nos ha ido conduciendo ayer, hoy y siempre de victoria en victoria".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad