publicidad
Científicos y expertos de diferentes nacionalidades, y representantes de la UE y la ONU llamaron a reforzar las acciones para prevenir desastres naturales en el Caribe.

Piden que Haití sirva de ejemplo

Piden que Haití sirva de ejemplo

Científicos y expertos de diferentes nacionalidades llaman a reforzar las acciones para prevenir desastres naturales en el Caribe.

Científicos y expertos de diferentes nacionalidades, y representantes de...
Científicos y expertos de diferentes nacionalidades, y representantes de la UE y la ONU llamaron a reforzar las acciones para prevenir desastres naturales en el Caribe.

Más acciones que prevengan desastres

Científicos y expertos de diferentes nacionalidades, y representantes de la UE y la ONU llamaron a reforzar las acciones para prevenir desastres naturales en el Caribe, en especial en zonas como Haití que aún no se recupera del potente terremoto que golpeó parte de su territorio en 2010.

¿Cómo podría el Caribe y Centroamérica reducir este tipo de riesgos? Opina en nuestros Foros.

En la apertura del encuentro "Experiencias y Desafíos para la Reducción del Riesgo Sísmico en el Caribe" organizado por el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO), los expertos incidieron en que la "amenaza terrible" del riesgo sísmico en la zona debe abordarse también desde el componente humano.

publicidad

La representante de la Unión Europea (UE) en el país, Irene Horejs, reconoció que el Caribe, donde "la naturaleza es a la vez tan seductora como peligrosa" dijo, "combina características que lo hacen muy vulnerable" a los desastres naturales, .

No obstante, afirmó que la naturaleza y la geología son solo una parte del fenómeno, pero "los otros componentes son humanos, quizás más complejos, pero se pueden identificar y se pueden trabajar".

"Tienen que ver con la densidad y ubicación de la población, con las normas de construcción, con sistemas de alertas, investigación y pronósticos, preparación y formación de la gente, con las comunidades de técnicos, de funcionarios, de los Estados, y la capacidad de reacción, planificación y prevención", observó.

Aunque Irene Horejs reconoció los esfuerzos que se han hecho en el área para mitigar los desastres, admitió, que "queda mucho por hacer" en esta materia.

Una terrible amenaza

"Nadie que haya vivido de cerca o de lejos el desastre que fue el terremoto de Haití en 2010 necesita ser convencido de la amenaza terrible que representa un alto nivel de riesgo sísmico en una área" como en Caribe, agregó.

Para la representante residente de la ONU, Valerie Julliand, "evitar los desastres no es cuestión de largo o corto plazo, es un trabajo que se hace día a día".

Y aseguró que hay países que han "demostrado que con un trabajo asiduo, continuo, es posible evitar los desastres" al comparar el impacto del terremoto de 8,8 grados que sacudió a Chile en febrero de 2010, que dejó medio millar de víctimas, y el de 7 grados ocurrido en enero de ese mismo año en Haití, donde murieron, según cifras oficiales, 300.000 personas.

"Para evitar los desastres se requiere una acción a corto, mediano y largo plazo y los esfuerzos de todos", apuntó Julliand en la apertura del evento que se extenderá hasta el viernes.

En tanto, el jefe de la Oficina de ECHO para el Caribe, Jocelyn Lance, reconoció en declaraciones a Efe, que "el terremoto de Haití ha despertado a muchos políticos que se han dado cuenta que, efectivamente, estamos en una zona donde de un día para el otro se pueden caer muchos esfuerzos".

Compartir experiencias locales

Esta cita, según los organizadores, pretende compartir experiencias en distintos países que ayuden a una mejor preparación en la zona, donde todos los países que la integran, con excepción de Bahamas y Guyana, se encuentran cerca de los límites de dos importantes placas tectónicas: la de Norteamérica y la del Caribe.

El evento contará con el simulador de sismos CAOS, de la Red Sísmica de Puerto Rico, que, según informó la UE, ofrecerá a los participantes la oportunidad de recrear la sensación de un sismo.

publicidad

Además, los participantes compartirán experiencias locales como el mapa de la vulnerabilidad social y estructural en comunidades de San Pedro de Macorís (este dominicano) y Barahona (suroeste) o la microzonificación de Santiago (norte).

Está prevista, también, la participación de un especialista en Haití que informará de las lecciones aprendidas de la respuesta al devastador terremoto que afectó su país.

Según datos de la UE, durante los últimos 18 años en la región, 1.5 millones de personas se han visto afectadas por sequías y un millón por inundaciones.

Asimismo, las tormentas han afectado a más de 12 millones de personas, e islas como La Española, que comparten la República Dominicana y Haití, han sufrido terremotos, y otras, como Monserrat, Granada y Santa Lucía se encuentran expuestas a erupciones volcánicas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad