publicidad
La erupción del vocán Cordón Caulle comenzó poco después de las 15:30 horas del sábado 4 de junio. La nube volcánica se elevó por sobre los 10 kilómetros.

Nube volcánica sumió a Bariloche en la oscuridad total

Nube volcánica sumió a Bariloche en la oscuridad total

Sin agua, completamente a oscuras y golpeados por una severa tormenta de rayos y truenos que duró varias horas vivieron los habitantes de Bariloche, sur de argentina, la tarde del sábado.

La erupción del vocán Cordón Caulle comenzó poco después de las 15:30 ho...
La erupción del vocán Cordón Caulle comenzó poco después de las 15:30 horas del sábado 4 de junio. La nube volcánica se elevó por sobre los 10 kilómetros.

Nube de gases tóxicos pudo haber matado todo a su paso, aseguró experto

Sin agua, completamente a oscuras y golpeados por una severa tormenta de rayos y truenos que duró varias horas vivieron los habitantes de Bariloche, sur de Argentina, la tarde del sábado. Parecía un escenario del fin del mundo, contó a Univision.com Natalia Chantada. “La ciudad se oscureció de golpe. Y nadie nos avisó de la emergencia”.

La repentina oscuridad sobre el sur argentino fue causada por la erupción del volcán Cordón Caulle, en el lado chileno de la Cordillera de los Andes. La explosión del coloso causó una nube de cenizas que se elevó hasta unos 10 kilómetros de altura y los vientos la empujaron hacia el este, donde se ubica el centro turístico de Bariloche.

publicidad

El Cordón Caulle está ubicado a unos 1,000 kilómetros al sur de Santiago y a unos 4 mil metros al norte del volcán Puyehue, en la región de Los Lagos. La última erupción data del mes de mayo de 1960, poco después del maremoto de Valdivia, de 9.5 grados, el sismo de mayor intensidad registrado en la historia.

Tormenta de miedo

“Comenzó poco después de las 15:30 horas. Mi esposo creyó que estaba nevando. Pero cuando salió afuera vio que eran cenizas. El cielo comenzó a ponerse negro, hasta que todo se puso oscuro”, relató Chantada.

Gigantescas nubes provenientes de la Cordillera de Los Andes comenzaron a chocar con las nubes que prevenían del Océano Atlántico. “Comenzaron los truenos, primero espaciados, pero luego la tormenta se volvió terrible. Cientos de rayos iluminaban la ciudad que entonces estaba a oscuras. No había electricidad ni agua potable”.

Chantada explicó que uno de los momentos más dramáticos ocurrió al principio. “Todo se puso oscuro de golpe. La noche cayó como un velo negro y espeso. La tierra y las paredes de la casa vibraban por la fuerza de los truenos. Esa oscuridad duró toda la noche, hasta como las 09:30 de la mañana del domingo, cuando por fin vinos salir el sol”.

A la pregunta si fueron advertidos por las autoridades poco antes del fenómeno, Chantada dijo que “no. Nadie dijo nada. No pensaron que iba a ser tan dantesco. En 2008 hubo otra erupción en Chile, en el volcán Chaitén, y llegó el humo hasta acá, pero nunca como esta vez. Quizás tomaron eso como referencia. Nadie previó nada. Pero bueno, ya estamos acostumbrados a que nunca nos avisen. Pero ya tenemos luz y agua potable. Las cosas poco a poco se están normalizando”.

Asesino silencioso

El lunes las autoridades chilenas habían advertido una alta concentración de gases, incluido azufre, en las cercanías del volcán. Más de 6 mil personas habían sido evacuadas en un radio de unos 15 kilómetros del Cordón Caulle.

Juan Andrés Varas, gobernador de la región de Los Ríos "donde se ubica el coloso-, dijo que el martes que una nube de gas venenoso y mortal avanzó hacia el valle Riñinahue, cuya población mayoritariamente fue evacuada el domingo y el lunes, de acuerdo con reportes de The Associated Press.

El edil agregó que frente a la nube "no tenemos ninguna defensa, no sirve correr, no sirve refugiarse en las casas", y añadió que se trataba de "un gas venenoso mezclado con cenizas y con humo que, directamente, mata todo".

Las apocalípticas declaraciones de Varas fueron suavizadas por Enrique Valdivieso, director nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín) de Chile. La nube “no debería ser una preocupación ni (causar) alarma pública", declaró.

Nunca lo supieron

Chantada nunca se enteró de las advertencias lanzadas en Chile. Reiteró que el sábado “estábamos bastante asustados” cuando Bariloche se oscureció de pronto como a las 3.30 de la tarde. “Sólo pidieron que no saliéramos a la calle. Y que guardáramos a las mascotas”.

publicidad

Cuatro días después, sonríe y dice: “Lo importante es que la familia sepa que estamos bien. Por ahora el aeropuerto está cerrado. Pero hay pueblos como Villa Angostura, que tienen más de 30 centímetros de cenizas. Ellos si están en problemas y los equipos de asistencia fueron para allá, para asistir a la gente”.

Las escuelas de Bariloche seguían cerradas el miércoles. “Quizás abran mañana”, dijo Chantada. “Y para mañana está anunciada nieve. Ahora se pondrá todo blanco”, concluyó.

La erupción del Cordón Caulle paralizó decenas de vuelos en Chile, Argentina, Brasil y Uruguay. Recién el miércoles comenzaron a restablecerse algunos servicios.

San carlos de Bariloche está ubicado en la provincia de Río Negro, sur de Argentina. Su principal actividad es el turismo. Posee un centro de esquí reconocido mundialmente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad