publicidad
El disidente cubano Guillermo Fariñas.

'Los Castro son muy comunistas, pero viven como capitalistas'

'Los Castro son muy comunistas, pero viven como capitalistas'

El disidente cubano Guillermo Fariñas criticó el estilo de vida de Fidel y Raúl Castro, que calificó de capitalista.

El disidente cubano Guillermo Fariñas.
El disidente cubano Guillermo Fariñas.

Disidente Guillermo Fariñas criticó estilo de vida

LIMA - El disidente cubano Guillermo Fariñas criticó el estilo de vida de Fidel y Raúl Castro, que calificó de capitalista, y señaló que ambos buscan que Cuba adopte progresivamente esta corriente económica por pragmatismo y ansias de poder.

"Tienen propiedades en España, Argentina y Chile, negocios con Bacardí y en la industria del vino. Tienen mucho que perder. Son muy comunistas, pero viven como capitalistas", afirmó Fariñas durante una entrevista que publica hoy el diario peruano El Comercio.

Según el psicólogo de 49 años, los hermanos Castro han desplazado su ideología comunista por el pragmatismo y por las ansias de poder, aunque quieren quedar ante la historia "como que nunca se vendieron al capitalismo".

publicidad

"Desde hace un año se han realizado una serie de maniobras de corte neoliberal dentro del Gobierno cubano, pese a que durante 40 años se habló mal de este sistema", expresó.

Fariñas afirmó que la insatisfacción del pueblo cubano es grande ante estas medidas y que el Gobierno está preparando "un aterrizaje" al capitalismo que no les conlleve un costo político.

"Los que están ahora con el poder comunista terminarán siendo los capitalistas de la era post- Castro", opinó.

Las revueltas en el mundo árabe

Para Fariñas, las revueltas en el mundo árabe de este año, que produjeron la caída de líderes instaurados en el poder durante décadas, han marcado a los Castro y también a los opositores.

"Ellos están tratando de que no ocurra lo de Libia, que por el aferramiento de la familia (de Muamar) Gadafi lo perdieron todo, incluso sus vidas. A ellos ya no les importa tanto su futuro, sino el de sus hijos, nietos y bisnietos", manifestó.

El disidente reconoció que no es fácil ser opositor en su país y dijo que los que existen no están divididos sino "atomizados", ya sea por las maniobras del Gobierno o por los rasgos de personalidad de los líderes.

"Aquí, en Cuba, te inculcan el miedo desde que naces, por eso no se puede ser opositor de un solo golpe. Uno va aprendiendo a perder el miedo poco a poco", precisó.

Fariñas, quien adquirió reconocimiento internacional por sus prolongadas huelgas de hambre que lo llevaron al borde de la muerte, dijo que padece secuelas de esas medidas de protesta, como "una trombosis muy peligrosa" y serios problemas en los huesos.

"Las huelgas de hambre me han causado un desgaste óseo que me causa mucho dolor en las articulaciones, pero creo que lo principal es el espíritu", aseguró.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad