publicidad

La OEA condenó el estado de sitio en Honduras y reiteró la vía del diálogo

La OEA condenó el estado de sitio en Honduras y reiteró la vía del diálogo

Países de la OEA condenaron giro que dio la crisis en Honduras, pero EU responsabilizó a Zelaya por agravar la crisis.

Situación "grave"

WASHINGTON - Países de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenaron el lunes el nuevo giro que dio la crisis en Honduras con la suspensión de garantías individuales y la negativa a dejar entrar a una misión de representantes del organismo, al tiempo que la entidad llamó a persistir hasta alcanzar una solución pacífica.

Pero no todos opinaron lo mismo. Estados Unidos acusó el lunes al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, de agravar la crisis tras su regreso la semana pasada y le demandó que deje de "hacer alegatos sancionales".

Recibe noticias de Honduras en tu móvilEl secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, advirtió que con la restricción de derechos civiles por 45 días, el gobierno de facto estableció "una especie de estado de excepción", lo cual agrava la situación en Honduras."Naturalmente las posibilidades de una normalización de la situación dentro de Honduras, de una normalización con miras al restablecimiento de la constitucionalidad, por lo tanto a tener elecciones democráticas en el mes de noviembre, es un camino completamente contrario el que se ha elegido el día de ayer (domingo)", advirtió Insulza.

El diplomático, sin embargo, estimó: "Esto no debe llevarnos a cambiar de rumbo, sino a persistir en la noción de que es necesario y posible alcanzar una solución pacífica al conflicto que se vive en ese país". Sesión extraordinaria

publicidad

Al inicio de una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para abordar la nueva situación de Honduras, Insulza relató que funcionarios del gobierno de facto impidieron la entrada de una delegación del organismo hemisférico que prepararía una próxima visita de cancilleres.

Dijo que salvo un representante de la OEA, otros cuatro funcionarios del organismo "fueron conducidos a un avión para ser deportados".

Sin embargo, Insulza dijo que más grave que esa expulsión es la suspensión de garantías individuales

¿Cree posible una vía negociada en Honduras para solucionar la crisis política que se inició el 28 de junio? Comente aquí.

Temores en aumento

El representante de Brasil ante la OEA, Ruy Casaes, dijo que las nuevas acciones muestran que el gobierno de facto no está dispuesto a dialogar y consideró que la situación ha alcanzado tal punto que hoy existe una "amenaza" a la paz internacional.

"La comunidad internacional debe responder de manera inequívoca, de manera cortante", dijo el representante brasileño.

A su vez, el embajador de México ante la OEA, Gustavo Albin, expresó su "profunda preocupación" por los nuevos acontecimientos en Honduras, que "agudizan la crispación y polarización" en esa nación centroamericana, e hizo un llamado a la calma y la prudencia.

Para el representante panameño, Guillermo Cochez, la nueva situación refleja "simplemente que el gobierno de facto está desesperado" y condenó que asuma una "conducta propia de gorilas que creíamos ya estaban en proceso de desaparecer por completo".

Periodistas golpeados

Mientras tanto, el embajador de Guatemala ante la OEA, Jorge Skinner, afirmó que las últimas medidas adoptadas por el gobierno de facto de Roberto Micheletti muestran su actitud "totalitaria y despótica".

Tras considerar que ahora la situación "es insostenible e inaceptable", el representante guatemalteco denunció que militares hondureños detuvieron y golpearon a dos periodistas guatemaltecos en Tegucigalpa, por lo que demandó la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Dijo que los periodistas Alberto Cardona y Rony Sánchez, de Guatevisión, fueron golpeados y sometidos a "vejámenes" y que se desconocía su paradero.

Zelaya: "Represión brutal"

Mientras en Washington la OEA debate la situación en Honduras, en la embajada de Brasil en Tegucigalpa el depuesto presidente Manuel Zelaya denunció el lunes que ese país hay una brutal represión, horas después que el gobierno de facto suspendiera algunas libertades civiles y allanara una radio y una estación de televisión.

publicidad

Dijo que la policía "asaltó" la madrugada del lunes dos medios afines, Radio Globo y canal 36 de televisión, y arrestó a su personal.

El ministro de facto de Información René Zepeda aseguró a The Associated Press que nadie ha sido arrestado y que "esos medios fueron sacados temporalmente del aire por hacer llamados al desorden".

El funcionario no dijo en cuanto tiempo normalizarán sus operaciones.

Zelaya dijo a la AP en declaraciones telefónicas que "hay una represión brutal contra el pueblo".

Agregó que "el golpe de Estado trajo épocas negras para los derechos humanos y las libertades públicas". Añadió que el presiente de facto Micheletti "se atrevió a suprimir y controlar absolutamente los derechos constitucionales, pero el pueblo es valiente y resistirá".

Culpa de Zelaya

Mientras unos condenaron en duros términos la suspensión de garantías constitucionales en Honduras, el gobierno de Washington acusó el lunes al depuesto presidente de ese país centroamericano, Manuel Zelaya, de agravar la crisis institucional tras su regreso, y le demandó que deje de

"hacer alegatos sancionales".

La reprimenda estadounidense ante el Consejo Permanente de la OEA contrastó con la mayoritaria condena expresada por los países miembros contra las recientes medidas adoptadas por el gobierno de facto hondureño.

publicidad

Lewis Amselem, representante interino de Estados Unidos ante la OEA dijo que el regreso de Zelaya a Honduras "no ha servido" a los esfuerzos diplomáticos para resolver la crisis derivada tras el golpe del 28 de junio que lo depuso del poder.

"Fue irresponsable"

"El regreso no sirvió. Fue irresponsable" dijo Amselem, quien hizo extensiva esta actitud a los países que permitieron la semana pasada el retorno de Zelaya, actualmente refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

"Zelaya y aquellos que facilitaron su regreso son responsables por las acciones de sus seguidores", dijo el diplomático, quien evitó cualquier alusión a la investidura del ex mandatario.

Con ello, el gobierno del presidente Barack Obama decidió romper con la unidad mostrada este lunes por la mayoría de los países de la OEA durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente.

Respuesta inmediata

El regaño a Zelaya fue revirado de modo directo por el embajador de Nicaragua, Deniss Ronaldo Moncada, que acusó al gobierno de Estados Unidos de actuar "con una doble cara" ante la crisis hondureña.

"Si Estados Unidos quiere ser consecuente y congruente con el apoyo que deben expresar a Honduras, vamos a esperar que no continúe su injerencia en Honduras", acusó el diplomático nicaragüense.

Por su parte, el embajador de Bolivia José E. Pinello, sin aludir de modo directo a Amselem, dijo que con las nuevas acciones "quienes ven en Zelaya al culpable de esta situación, a estas alturas ya se han quedado sin argumentos".

publicidad

Propuso además buscar una reunión con el representante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, por considerar que es evidente que "les falta información de lo que está pasando en Honduras".

Estado de sitio

Micheletti suspendió el domingo por 45 días libertades individuales cruciales y garantías contenidas en la Constitución y que permiten a las autoridades prohibir cualquier reunión pública, arrestar a la gente sin necesidad de una orden judicial y cerrar temporalmente los medios noticiosos que alteren "la paz y el orden".

Incrementó así las disposiciones de emergencia que impone desde hace más de tres meses, cuando los militares derrocaron a Zelaya el 28 de junio y lo enviaron al exilio a Costa Rica.

El gobierno interino señaló en un comunicado que se impusieron las medidas ante "llamados públicos a la insurrección del señor Manuel Zelaya y para evitar afectar a las grandes mayorías de la población que no están comprometidas con los grupos de manifestantes violentos afines al ex presidente".

Las disposiciones deberán ser ratificadas esta semana por el Congreso para que continúen en vigencia.

Ofensiva final

Frente a las medidas, el líder del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado, Carlos Eduardo Reina, anunció una ofensiva final para derrocar a Micheletti.

publicidad

El activista no dio detalles de la iniciativa para recuperar el poder.

"Este régimen nos robó la paz. Por eso iniciamos hoy la ofensiva final para devolverle a Honduras su presidente legítimo", dijo Reina a la AP, quien acompaña a Zelaya dentro de la embajada brasileña. Aseguró desconocer el "régimen usurpador" de Micheletti y que "ignoraremos todas las medidas que impongan los golpistas".

Los zelayistas continuaban el lunes con manifestaciones callejeras por 93 días de oposición.

Rumbo a la capital

El sacerdote católico salvadoreño Andrés Tamayo, activista del movimiento de Zelaya que también está con su líder en la sede diplomática, anunció a la AP que "los campesinos de todas partes del país se dirigen a Tegucigalpa para concentrarse aquí y lograr la caída de Micheletti". Las autoridades no confirmaron de inmediato esa situación.

Anunció que la esperanza para solucionar la crisis en Honduras es que el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegue a esta capital con el presidente Oscar Arias, quien media en el conflicto hondureño.

El régimen interino sin embargo no permitió el domingo el ingreso a esta capital de un grupo de empleados de la OEA que venía a preparar el arribo de una misión de cancilleres latinoamericanos para impulsar gestiones pacificadoras.

publicidad

Brasil descartó tropas

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, descartó el lunes el envío de tropas para proteger su embajada en Tegucigalpa, cercada por militares hondureños desde que el presidente depuesto de ese país, Manuel Zelaya, está en la delegación diplomática como "huésped oficial".

"Eso no es posible. No podemos entrar con fuerzas en un país extranjero a no ser que declaremos guerra, lo que es inviable. La solución es exclusivamente diplomática", afirmó Jobim en declaraciones a periodistas en Río de Janeiro.

"No hay la menor posibilidad de pensar en movimientos armados. Apenas damos protección a nuestras embajadas en dos países en el mundo (Sudán y Congo), en donde hay autorización de los Gobiernos locales debido a la inestabilidad política", agregó el ministro.

El plazo de Micheletti

El ministro fue interrogado sobre la seguridad de la sede diplomática, tras el anuncio hecho el domingo por el Gobierno de facto hondureño de que la embajada de Brasil podrá perder su estatus diplomático en diez días.

Según el canciller del Gobierno de facto, Carlos López, ese es el plazo para que Brasil aclare si Zelaya está alojado en la embajada en la condición de asilado o de refugiado político, o para que lo entregue a la justicia hondureña.

publicidad

De acuerdo con Jobim, cualquier posición con respecto a Honduras es de responsabilidad del Ministerio de Relaciones Exteriores y no del Ministerio de Defensa.

Posible expulsión

El ministro agregó que Brasil no tiene cómo impedir que Honduras expulse a sus diplomáticos en ese país, aunque aclaró que espera que no sea por la fuerza.

"Evidentemente que los hondureños tendrán la lucidez de determinar la salida de los brasileños de allá (de la embajada)", agregó el ministro, al descartar que el Gobierno de facto dificulte esa salida o intente forzarla.

El domingo el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ya había advertido de que "no acepta ultimátum de un Gobierno golpista" al referirse al plazo dado por la Administración de Roberto Micheletti para que Brasil defina el estatus de Zelaya.

Según Lula, si "(los golpistas) entran a la fuerza (en la embajada de Brasil), violarían todas las normas internacionales".

Zelaya, depuesto hoy hace tres meses en un golpe de Estado, volvió el lunes de la semana pasada a Tegucigalpa y desde entonces se encuentra en la embajada de Brasil en la capital hondureña.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad