publicidad

Familias de secuestrados por FARC claman por canje

Familias de secuestrados por FARC claman por canje

Para las familias de los 20 secuestrados por las FARC, la angustia de ver a sus familiares no tiene término aún.

Familias de secuestrados por FARC claman por canje 0090239ef2f5467f97e22...

Una angustia sin fin

BOGOTÁ - Para las familias de al menos 20 uniformados aún en poder de las FARC la pregunta es muy sencilla.

"¿Cuándo le tocará al mío... será el que sigue?" en quedar en libertad, dijo Margarita Hernández, hermana del mayor del policía Elkin Hernández, de 32 años, y quien fue secuestrado el 14 de octubre de 1998 por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Esa es la angustia... es que mediante un acuerdo humanitario tenemos la posibilidad de tenerlos a todos" de regreso del cautiverio, agregó la hermana del oficial en entrevista telefónica.

Las FARC han dicho que las liberaciones de Josué Daniel Calvo, con 11 meses de retención, y del sargento viceprimero del ejército Pablo Emilio Moncayo, rehén por 12 años, fueron las últimas que realicen de forma unilateral.

publicidad

El resto de los uniformados cautivos quedarán libres pactando con las autoridades un canje que excarcele a guerrilleros a cambio de los militares y policías secuestrados.

A pesar del largo aislamiento, Moncayo tiene "una situación de salud actual, gracias a Dios, muy buena", dijo la doctora Nohora Rodríguez, directora del Hospital Militar Central, en Bogotá, donde el liberado se sometió a pruebas desde el martes en la noche tras su liberación. Rodríguez agregó que Moncayo deberá someterse a otros análisis de rutina.

La declaración rebelde sobre el fin de entregas unilaterales cayó como un balde de agua fría sobre las familias, que aunque han reclamado al gobierno desde hace años negociar ese canje, mantenían sus esperanzas en entregas como las realizadas en 2008 y 2009 de al menos una decena de uniformados y políticos.

Intercambio es posible

El gobierno del presidente Alvaro Uribe ha mantenido que el intercambio es posible si los rebeldes excarcelados dejan las filas de las FARC y se comprometen a no volver a delinquir.

Los parientes de los aún cautivos aseguraron que las liberaciones de Calvo y Moncayo las "recibimos...con mucha alegría porque ya son unas personas a las que sentimos también como de la familia, pero al mismo tiempo, con una nostalgia que nos embargó muy terrible", indicó Carmenza Gómez, madre del capitán de la policía William Donato, de 41 años, y en poder de los rebeldes desde 3 de marzo del 1998.

La felicidad es por saber que Moncayo y Calvo "salieron pero los que quedan en la selva, ¿esperamos para saber qué van a hacer?", añadió Gómez.

"Si no hay el intercambio humanitario, entonces, ¿qué van a hacer con ellos?... Llevamos 12 años que no nos hemos podido dar esa felicidad que se dio Calvo y Moncayo" con nuestros hijos, dijo. "Pero no pierdo la esperanza nuevamente de tenerlo entre mis brazos", indicó.

Esperan por los restos

Otros familiares apenas esperan a que se concrete una última entrega: la de los restos óseos del mayor Julián Guevara, un oficial de la policía que falleció en la selva en enero de 2006, tras más de siete años de secuestro.

Adolfo Beteta, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), confirmó telefónicamente que el jueves una misión humanitaria recogerá los restos de Guevara en un punto del sur del país y se los entregará de forma reservada a su madre, Emperatriz Castro de Guevara. Esos restos, han dicho voceros del gobierno, serán sometidos a pruebas de ADN para su plena identificación.

El comandante de las Fuerzas Armadas, general Freddy Padilla de León, dijo a periodistas en una ceremonia militar que serán suspendidas las operaciones militares en un área donde serán entregados a una comisión del CICR los restos de Guevara.

publicidad

ONU pide libertad

El Sistema de las Naciones Unidas en Colombia celebró la liberación de dos militares secuestrados por las FARC e hizo un llamado a esa guerrilla para que libere "de manera inmediata y sin condiciones" a todos sus rehenes.

"La ONU hace un nuevo llamado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que entregue los restos del mayor Julián Guevara y libere, de manera inmediata y sin condiciones, a todos los soldados y policías que desde hace varios años siguen retenidos", señaló un comunicado de la ONU.

Este miércoles se confirmó que los restos del mayor de policía, muerto en cuativerio, serán entregados mañana a la misma comisión que viajó a las selvas de Colombia para recibir este martes al sargento Pablo Emilio Moncayo, que lleva 12 años cautivo, y el domingo pasado al soldado Josué Daniel Calvo, que estuvo en poder de las FARC once meses.

"Ratificamos que la privación de la libertad sistemática y prolongada de militares y civiles y los tratos inhumanos o degradantes a los que son sometidos, constituyen un crimen de guerra, y podrían constituir también un crimen de lesa humanidad según el Derecho Internacional Humanitario", subrayó la ONU.

El mensaje también agregó que las FARC deben liberar a todas las personas secuestradas como paso "indispensable" para avanzar hacia condiciones de reconciliación y paz entre todos los colombianos.

publicidad

El gubernamental Fondo Nacional para la Defensa de la Libertad Personal (Fondelibertad) informó a Efe que tras la liberación de Moncayo, hay 48 personas privadas de la libertad en manos de las FARC, de las cuales una veintena se consideran "canjeables" por rebeldes presos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad