publicidad

Estados Unidos facilita la adopción de niños huérfanos de Haití

Estados Unidos facilita la adopción de niños huérfanos de Haití

Estados Unidos anunció este lunes que aligerará los procesos de adopción para los huérfanos de Haití.

Miles de huérfanos

PUERTO PRINCIPE -  Estados Unidos anunció el lunes que aligerará los procesos de adopción para los huérfanos de Haití, aunque la medida comprenderá inicialmente sólo los casos de niños que hubieran iniciado los trámites para ser trasladados hacia otros países antes del devastador sismo del martes.

Para ayudar a través de Univision y la Cruz Roja llama al 1-800-842-2200.La secretaria de Estado, Janet Napolitano, subrayó que Washington tomó la medida ante la magnitud del sismo, que afectó a miles de niños huérfanos en proceso de adopción.

"Estamos autorizando (...) que los huérfanos que sean elegibles para adopción en Estados Unidos, reciban los cuidados que necesitan aquí," dijo Napolitano, degún reporto la AFP.El terremoto dejó decenas de miles de huérfanos, dicen las organizaciones de ayuda: son tantos que nadie se arriesga a dar una cifra. No obstante, según Unicef, cerca de dos millones de niños fueron directa o indirectamente afectados por el sismo en Haití. En medio de la destrucción generalizada y el caos creciente, se entiende que haya muchos niños abandonados. "Por ahora están en las calles", dijo a la AP Elizabeth Rodgers, de la organización británica SOS Children. "Sin duda, la mayoría de ellos están a la intemperie". Reunificación familiar

publicidad

Napolitano subrayó que la "prioridad" de Estados Unidos es lograr la "reunificación familiar en Haití". Por ello, Napolitano aclaró que Estados Unidos no abrirá sus puertas a todos los huérfanos.Por el contrario, la medida se refiere a "aquellos legalmente confirmados como huérfanos para ser adoptados en otros países por el gobierno de Haití y que estuvieran en el proceso de ser adoptados por familias estadounidenses".

También comprende a los casos de niños que hayan sido previamente identificados como elegibles para ser adoptados en otros países y sean candidatos "para ser adoptados por familias estadounidenses".

Abundan los abandonados

Antes del mortífero terremoto del martes pasado, abundaban los huérfanos en Haití, uno de los países más pobres del mundo: en sus asilos y hogares para huérfanos vivían 380 mil niños, según el sitio de internet del Fondo de la ONU para la Infancia.

Algunos habían perdido a sus padres en desastres anteriores, como las cuatro tormentas tropicales o huracanes que mataron a 800 personas en 2008, los mortíferos meteoros de 2004 y 2005 y las tremendas inundaciones que se producen cada dos años desde 2000.

Otros quedaron abandonados en las interminables luchas políticas, que impulsaron a miles a pedir asilo en Estados Unidos -sin sus hijos- o por padres demasiado pobres para cuidarlos.

Los grupos internacionales de ayuda intentan acelerar los procesos de adopción que ya estaban en curso o mediante personal que podría evacuar a miles a Estados Unidos u otros países.

Permiso especial

El vocero del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, Sean Smith, dijo el lunes que los huérfanos que ya tienen un familiar en Estados Unidos recibirían permiso especial para permanecer allí.

Por otra parte, la Iglesia Católica de Miami propone una política similar al llamado Operativo Pedro Pan de 1960, que permitió trasladar a 14.000 niños de Cuba a Estados Unidos. Bajo el nuevo plan, llamado "Pierre Pan", huérfanos haitianos serían alojados en asilos y luego entregados a familias adoptivas.

Mientras tanto, el jefe de misiones humanitarias de la ONU, John Holmes, anunció el envío de una misión para proteger a los niños, huérfanos o no, del tráfico, el secuestro y el abuso sexual.

Llegan niños a EU

Un avión con 53 huérfanos haitianos aterrizó el martes en el aeropuerto internacional de Pittsburgh.

Socorristas, algunos de ellos cargando niños en sus brazos, bajaron del avión y abordaron autobuses. Otros niños bajaron por sus propios medios.

Todos iban al hospital de niños de Pittsburgh para recibir atención médica y luego ir a asilos donde permanecerán hasta que finalicen los trámites de adopción.

publicidad

El gobernador de Pensilvania, Ed Rendell, y otros funcionarios escoltaron a los niños haitianos, que pasaron varios días sin agua ni alimentos debido al terremoto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad