publicidad

¿Es un fotomontaje la fotografía de Fidel Castro y Cristina Kirchner en Cuba?

¿Es un fotomontaje la fotografía de Fidel Castro y Cristina Kirchner en Cuba?

Algunos periodistas argentinos y venezolanos dudan de la originalidad de la imagen de los líderes de Cuba y Argentina.

¿La verdadera historia?

MIAMI – Las dudas sobre la originalidad de la fotografía en la que apareció Fidel Castro con Cristina Fernández de Kirchner durante su reciente visita a Cuba se acrecientan y hay quienes se atreven a afirmar que se trata de un fotomontaje, y que si bien la cara es la del líder cubano, el cuerpo corresponde al de un nieto.

Nelson Bocaranda Sardi, periodista, investigador y comentarista de la televisión venezolana contó "la verdadera historia de la fotografía" de Castro con la presidenta argentina, basado -según él- en informaciones obtenidas desde La Habana.

En su programa 'Runrunes', Bocaranda Sardi aseguró que un funcionario de la Cancillería argentina se confesó indignado diciendo en privado: "Una cosa es inventar un encuentro entre mandatarios, pero otra diferente es falsificar una fotografía como lo han hecho".

El periodista investigador de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas explicó que todo comenzó cuando el presidente venezolano Hugo Chávez hizo unos comentarios en tonos de elegía sobre Castro: "...El Fidel aquel que recorría las calles y pueblos de madrugada (...) con su uniforme y abrazando a la gente, no volverá, quedará en el recuerdo...".

Esas declaraciones, sumadas a la larga ausencia de Castro y de sus habituales 'Reflexiones' en el periódico Granma (no escribía desde el 18 de noviembre) encendieron las alarmas.

publicidad

Según Bocaranda Sardi, quien a su vez alude a un análisis de la fotografía hecho por el periódico Tribuna de Periodistas de Argentina donde se afirma que es un fotomontaje, las declaraciones de Chávez causaron gran malestar entre la dirigencia cubana, en especial el presidente Raúl Castro, pues tal información –la aparente muerte de Fidel- era secreta y ni siquiera en la isla estaban preparados para manejarla en público.

Enmienda y desenlace

Ante las quejas, Chávez habría tratado de enmendar su imprudencia diciendo que Fidel estaba vivo y que le había escrito una carta. Adicionalmente, el mandatario venezolano habría acordado con Cristina Kirchner para que ésta se prestara –de acuerdo con las fuentes cubanas del periodista- para hacer una "entrevista fotográfica con Fidel" en su viaje a La Habana.

Bocaranda reafirma que la fotografía que difundió el canal de televisión argentino C5N es un fotomontaje.

"El nieto del Presidente y jefe de su guardia personal, Raúl Eduardo Castro, con altura similar a su tío Fidel, se puso un mono de gimnasia, de color distinto a los anteriores, y posó con la argentina", escribió el periodista en una columna publicada por el diario El Universal de Caracas y, añade: "Gracias a la tecnología del Photoshop le pegaron la cara y una mano de Fidel, tomada en una foto meses atrás".

Bocaranda Sardi se pregunta: "¿Si era tan sencillo el acto por qué no ingresó el fotógrafo de la delegación argentina? ¿Si la foto era digital por qué no se la entregaron de inmediato a los argentinos en vez de tener que viajar a Caracas el vicecanciller cubano Alejandro González Galeano y, en medio de una cena de Fernández con Chávez, darle la foto 'que Fidel quería que usted tuviera en sus manos' para ser entregada a la prensa desde Buenos Aires?".

Incógnitas despejadas

El periodista remite de nuevo al diario Tribuna de Periodistas argentino en el que quedan "despejadas" las incógnitas y cita: "Diferencias de tamaño de los dos personajes y de los pixelados de las caras y el menor deterioro de Castro en comparación con las últimas fotos "verdaderas". Y añade que la foto no ha sido publicada en Granma, considerado el diario oficial de Castro y la revolución.

Fotomontaje o realidad, esas son las primeras fotografías conocidas de Fidel Castro desde el 18 de noviembre. Luego de su publicación, el mandatario habría escrito –si no se trata de un montaje- al menos dos columnas de Reflexiones incluso evocando su muerte.

"Yo estoy bien, pero insisto, ninguno de los dirigentes debe sentirse comprometido por mis eventuales Reflexiones, mi gravedad o mi muerte", subrayó en su editorial Fidel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad