publicidad

Cristina Kirchner: más respeto

Cristina Kirchner: más respeto

La presidenta llamó a los argentinos a respetar la democracia, e instó a los líderes del campo a participar institucionalmente.

Un gesto inesperado

ARGENTINA- La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, anunció que elevará al Congreso la polémica resolución por la cual se impusieron los gravámenes al sector agrario, para que sea tratado como proyecto de Ley. Lo hizo en un acto de homenaje a los muertos durante el bombardeo militar de civiles congregados en la Plaza de Mayo en 1955, donde trazó un paralelismo entre ese momento y el actual.

"De alli en más, se instaló en la Argentina la prepotencia de aquellos sectores civiles que, incapaces de organizar un proyecto politico que fuera convalidado por el voto popular, utilizaban a las fuerzas armadas para interrumpir los procesos democráticos", dijo en clara alusión a la tensión generada por el paro del campo en este país en respuesta a la medida tributaria.

Masivo "cacerolazo"

El discurso de la mandataria se centró en el eje de defensa de la democracia y las instituciones, pero también en lo que llamó "la construcción de un sistema político donde todos puedan sentirse representados y expresados".

En ese sentido, refiriéndose veladamente a los líderes de los sectores agropecuarios surgidos a raíz del paro, afirmó: "Aquellos ciudadanos que están en desacuerdo (con las políticas públicas implementadas) porque creen afectados sus intereses, pueden recurrir a la justicia. Pero si de verdad quieren cambiar las cosas, pueden organizar un partido político, presentarse a elecciones y ganarlas".

publicidad

Precisamente, haciendo referencia a estos, dijo que su gobierno siempre había estado abierto al diálogo, aunque lo condicionó a que "no se corten más rutas, no se entorpezca la vida de los argentinos, ni se insulte a los funcionarios".

Pero el gesto inesperado fue asegurar que la medida que instaura las retenciones móviles será enviada como proyecto de ley al Congreso de la Nación, para que allí sea tratada.

"Quiero darle más contenido democrático a esa decisión que tomé por las facultades que me concede la ley. Por si no les basta con esta presidenta que hace seis meses obtuvo el 46 por ciento de los votos", indicó.

Repercusiones

El principal vocero del paro del campo, convertido en líder de la protesta, Alfredo DeAngeli, manifestó su acuerdo con la idea de la presidenta de enviar el proyecto al Congreso para que se discuta en ese ámbito.

En declaraciones a medios locales, el dirigente ruralista calificó el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner como "un avance" para destrabar el conflicto, aunque pidió que esa ley fuera tratada en forma "urgente".

De todos modos, D`Angeli, que ya muchos perfilan como un futuro candidato a diputado nacional, advirtió: "Vamos a tener que reunirnos con los legisladores nacionales para ver si representan al pueblo o al Gobierno".

Y no quiso ni oir hablar de levantar el paro: “"Hay que hablar de muchas cosas antes de levantar el paro. Los de las retenciones es un paso, pero falta hablar de leche, carne, yerba”".

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, antes del discurso presidencial, había exigido que el Gobierno convocara al campo con una agenda precisa.

En declaraciones a la cadena de noticias TN, sugirió una pausa de 180 días en la aplicación de las retenciones móviles. "Si nos dan certezas se pueden modificar las cosas hacia adelante", dijo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad