publicidad

Colom vetó ley sobre pena de muerte

Colom vetó ley sobre pena de muerte

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, vetó a la ley que recientemente restituyó la aplicación de la pena de muerte.

Colom anunció en rueda de prensa su decisión por considerar

inconstitucional la ley y explicó que la devolvió al Congreso para

un nuevo análisis.

El pasado 12 de febrero, el Parlamento guatemalteco le restituyó

al presidente la facultad de perdonar la vida o confirmar la pena

capital a los reos condenados, que había quedado en suspenso en

2000.

"Mal haría yo en sancionar una ley que tiene

inconstitucionalidades", declaró el mandatario al señalar que se

hizo un "un profundo análisis" del tema con expertos del Gobierno y

embajadores.

Según Colom, las contradicciones que tiene la norma legal se

refieren al derecho a la vida del reo, la retroactividad de la ley y

los compromisos que tiene Guatemala como parte de la Convención

Americana de Derechos Humanas.

El mandatario manifestó que, si bien la mayoría de la población

está a favor de la pena capital, lo hace por desesperación debido a

publicidad

los altos niveles de violencia.

Sin embargo, aseguró que la aplicación de la pena de muerte no es

un mecanismo disuasivo para frenar la violencia y de ejemplo citó el

caso del ahorcamiento de Sadam Hussein, pues dijo, en Irak continúan

los hechos violentos.

El jefe de Estado luego de vetar la ley, convocó a una mesa de

trabajo para analizar el tema de la pena de muerte y dijo que espera

que el Congreso consulte a la Corte de Constitucionalidad (CC), la

máxima instancia jurídica del país, las contradicciones que tiene la

normativa.

Agregó que todos los condenados a muerte "son criminales y

veremos en que termina la consulta que haga el Congreso".

Colom expresó que la decisión que adoptó hoy puede tener un costo

político, pero destacó que Guatemala no se puede aislar del resto de

países del mundo que van en la vía de abolir la pena capital.

La ley fue vetada, reiteró, para "evitar repercusiones

internacionales y se hizo en beneficio del país".

En la actualidad un total de 41 presos están condenados a morir

mediante la aplicación de una inyección letal en Guatemala.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad